Una victoria para la derecha chilena (Artículo)
Minuto a Minuto

08 de mayo de 2023

Este fin de semana, los chilenos nuevamente participan en las urnas para seleccionar a un Consejo de 50 miembros, el cual será el encargado de redactar o hacer las modificaciones a la propuesta de constitución chilena, ya que actualmente sigue vigente la de 1980 la cual fue instaurada todavía por el dictador militar Augusto Pinochet.

El Consejo Constitucional tendrá a partir del 7 de junio para hacer las modificaciones correspondientes para que en diciembre nuevamente los ciudadanos a través de un plebiscito voten a favor o en contra de la propuesta de constitución para su promulgación.

Debemos recordar que el año pasado los chilenos ya votaron en contra de la propuesta que se les presentó, misma que había sido calificada como una de las más progresistas en el mundo por expertos constitucionalistas; sin embargo, los chilenos con un 62% votaron por el no, incluso a solo meses de haber votado por un presidente de izquierda, que no había ganado desde que asesinaron a Salvador Allende un 11 de septiembre de 1973.

Ese referéndum fue tomado como la primera derrota de Gabriel Boric, y que hoy enfrentaría una nueva batalla, ya que la selección de los 50 miembros a diferencia del año pasado, solo se conformará con listas que los partidos políticos presenten, sin presencia indígena o fuerzas independientes, por ejemplo. Con este nuevo modelo, los partidos de derecha podrían vetar propuestas que vayan en contra de lo establecido por el modelo neoliberal que ha persistido en Chile desde los años 90.

Todo indica que los pronósticos se cumplirán y con un conteo del 60% la ultraderecha se apodera de la ventaja, el Partido Republicano liderado por José Antonio Kast, partidario de la actual Carta Magna y excandidato a la presidencia logra el 35.8% y con ello controlar el Consejo Constitucional. En segundo lugar, quedó la Unidad Para Chile con el 27.6% integrada por la mayoría de los partidos que integran la coalición oficialista. La tercera posición fue para la derecha tradicional, aglutinada en Chile Seguro con un 21.5% quienes podrían sumarse a Kast para vetar cualquier propuesta o incluso mandar a la congeladora a la propuesta de nueva constitución.

Este segundo intento por modificar la Carta Magna podría quedar a la deriva y no por falta de acuerdos ya que la primera propuesta recogía todas las inquietudes, pero al tener una fuerte conciencia social, ecológica y de igualdad de género no fue aceptada por la mayoría de los ciudadanos.

El presidente Boric declaró “Como país tenemos una oportunidad histórica para reconciliarnos después de las fracturas que hemos vivido y avanzar hacia un país desarrollado e inclusivo, donde todos quepamos” pero de poco ha servido.

En Chile respetarán la decisión de la mayoría, sobre todo cuando es a través de un ejercicio de la democracia participativa como es el referéndum y el gobierno de Boric deberá trabajar por llevar a la práctica los ideales de izquierda.

René Sánchez Juárez (@rene_froc) es politólogo,sindicalista y catedrático de la BUAP.