Soledad en Los Pinos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


El sábado pasado ante el Consejo Nacional del Partido Acción Nacional, el Presidente Felipe Calderón asumió su papel de “líder moral” del panismo, y fue así como les pidió a sus partidarios buscar el mejor candidato para las elecciones del 2012, sea o no sea militante del blanquiazul. Sus palabras literales fueron: “Desde ahora sugiero respetuosamente que nos aboquemos todos a ver en cada distrito electoral, en cada estado, en cada puesto de elección popular, quién, verdaderamente, militante o no, puede responder a ese atributo de ser la o el mejor, porque lo que está en juego es nada menos que el futuro del país, y no sólo el futuro del gobierno de Acción Nacional”.

A estas declaraciones se le pueden dar varias lecturas. Que el PAN se ha quedado sin candidatos. Que sus posibles candidatos no son  electoralmente competitivos. Que la caballada del PAN esta flaca y desesperadamente buscan una última oportunidad en la sociedad civil. O que, es la línea a las bases y a sus dirigentes para desbancar a los panistas de cepa y así justificar una posible alianza  electoral que pueda vencer al PRI en el 2012.

Estas declaraciones se entenderían también como el establecimiento de una “sana distancia” entre el Presidente de la República y su partido, a la que inmediatamente respondió el dirigente del PAN, Gustavo Madero quién -cual vocero de Vicente Fox- comentó: “él (Calderón) se refería a candidatos de elección popular”, haciendo referencia a diputados federales, pero no se refería al candidato para la elección presidencial, donde aseguró hay por lo menos diez militantes panistas los cuales muestran gran liderazgo nacional y pueden representar al partido Acción Nacional en las urnas para el próximo año.

Esta declaración marcaría el destino de Felipe Calderón en el cierre de su sexenio y podría convertirlo en el “gran solitario de Palacio Nacional”, pues por un lado excluye al PAN en la decisión del candidato presidencial y por otro, envía a la “guerra sin fusil” a sus colaboradores leales del gabinete a buscar la candidatura del PAN, distrayéndolos de sus funciones públicas, ya de por sí cuestionadas, por el bajo rendimiento de su gobierno en el aspecto social, económico y político. A todo esto se suma ésta declaración pública  de Calderón donde les da la espalda al PAN y sus aspirantes al hablar de un posible candidato que no sea militante de su partido.

Gustavo Madero al tratar de corregir las declaraciones del Presidente de la República haciendo alusión a que se refería a candidatos de la sociedad civil, también se olvida al igual que el Presidente que ésta (la sociedad civil) ha sido la más afectada por la “guerra contra el narcotráfico” y la crisis económica en la que sigue sumido el país.

Lo que verdaderamente está en juego en este momento es el destino de Acción Nacional y del Presidente Calderón, lo cual se decidirá en gran parte con la elección del candidato presidencial, ya que de haber una una alianza electoral entre el PAN y el PRD, ésta sólo favorecería a Marcelo Ebrard, pero paradójicamente, también abriría la posibilidad de que el PRI regrese a Los Pinos en el 2012  -si mantiene la unidad en la elección de su candidato-, ya que el factor López Obrador, uniría a la izquierda nacional afectando y desestabilizando la posible alianza entre el PAN y el PRD.

rene sanchez juarez*Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más artículos de René Sánchez Juárez:
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1962 invitados y ningún miembro en línea