Uso adecuado de antibióticos mejora con educación
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

BOGOTÁ D. C., 30 de agosto de 2019 — Agencia de Noticias UN-

Estos fueron los resultados obtenidos por el doctor David Ernesto Salcedo Torres, especialista en Medicina Interna de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), quien evaluó el aporte de estas estrategias educativas para conseguir una apropiada prescripción de los antibióticos, ya que dependiendo del uso de estos medicamentos se puede disminuir la aparición de microorganismos resistentes, mejorar el pronóstico de los pacientes y disminuir la probabilidad de presentar efectos adversos.

Este año el doctor Salcedo realizó un estudio de tipo “antes y después”, en el que se incluyeron 231 pacientes mayores de 18 años, hospitalizados, y quienes recibían tratamiento antibiótico parenteral –administrado por vía intravenosa– para infección urinaria. Estos se analizaron en tres periodos, así: 103 antes de la intervención educativa (febrero y marzo), 41 cuando se inició la intervención (abril), y 87 después de la intervención (mayo y junio).

En ellos se evaluaron los efectos de dicha intervención, la cual estuvo dirigida al personal prescriptor o involucrado directamente en la prescripción, incluyendo médicos hospitalarios y residentes de los servicios de medicina interna. Con ellos se realizaron grupos focales con el objetivo de brindarles información relevante y actualizada desde el punto de vista terapéutico y socializar recomendaciones respecto al tratamiento para infección de vías urinarias complicada y no complicada, basados en problemas o casos clínicos.

El proceso se basó en material educativo que fue revisado y avalado por el grupo del “Programa de uso optimizado de antibióticos” del Hospital Universitario Nacional (HUN) y en la Guía institucional de práctica clínica para el tratamiento de infección de vías urinarias, una adaptación de la guía EAU Guidelines on Urological Infections de la asociación Europea de Urología de 2018.

Formulación compleja

“La formulación de antibióticos no es algo sencillo, se deben tener en cuenta muchos factores, como la edad del paciente, su función renal, si presenta disfunción hepática, y evaluar el riesgo de gérmenes resistentes, entre otros. Es una decisión compleja que, a pesar de la formación médica que se pueda recibir a lo largo de la universidad, e incluso en el posgrado, se debe estar reforzando”, comenta el investigador.

Los resultados de la evaluación del antes y el después de las intervenciones educativas evidenciaron que gracias a ellas se aumentó el porcentaje de cumplimiento a la Guía institucional y se disminuyó el consumo de antibióticos evaluados, como meropenem, quinolonas, penicilinas y cefalosporinas.

Por ejemplo, “antes” de la intervención educativa se documentó un cumplimiento de la Guía del 58,82 % en el área de Hospitalización y del 55,55 % en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y “después”, del 67,60 % en Hospitalización y del 68,75 % en UCI.

Así mismo, el consumo promedio de todos los antibióticos observados en el periodo “antes” fue de 5,34 dosis diarias definidas (DDD) en el área de Hospitalización y de 19,72 en la UCI, y “después” de 5,27 DDD en el área de Hospitalización y de 14,33 en la UCI .

“Desde el inicio vimos que cada mes disminuían progresivamente las dosis diarias definidas y notamos que esto no era porque se dejara de formular el medicamento a los pacientes, sino porque se cambió la forma de hacerlo, siendo más selectivos en el uso de otros antibióticos”, asegura el doctor Salcedo.

Dentro de sus resultados observó una reducción en el consumo de antibióticos carbapenémicos, los cuales son antimicrobianos de amplio espectro, que combaten muchos gérmenes –usualmente resistentes– y que desde la práctica clínica se intentan reservar para casos que realmente lo ameriten, con el fin de reducir la probabilidad de que aparezcan gérmenes resistentes a estos.

Sin embargo los resultados del estudio no fueron estadísticamente significativos, lo cual puede estar relacionado con el tiempo de observación y el tamaño de la muestra, por lo que se recomienda ampliar estudios con un mayor número de participantes.

A pesar de esto, al comparar los resultados con los de estudios similares realizados en EE. UU. y Europa, en los que existe evidencia fuerte a favor de los programas educativos para promover el uso racional de antibióticos, estos concuerdan con la tendencia positiva.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1290 invitados y ningún miembro en línea