La Guerra del Fútbol
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Jorge A. Rodríguez y Morgado

Estoy arrepentido del 99% de todo lo que hice en mi vida,

pero el 1% que es el fútbol salva el resto.

Diego Armando Maradona

El día de hoy, 14 de julio, se cumplen 50 años del conflicto surgido entre dos países centro americanos que los llevó a una conflagración denominada la Guerra del Fútbol. Este hecho fue un enfrentamiento armado ocurrido del 14 al 18 de julio de 1969 entre las repúblicas de El Salvador y Honduras, en el cual El Salvador gana militarmente, pero no políticamente. Esta guerra fue conocida a nivel internacional como Guerra de las Cien Horas y en El Salvador como Guerra de Legítima Defensa. Este conflicto dejó miles de personas muertas y muchas más desplazadas.

A pesar de que las causas principales fueron la reforma agraria que afectaba a campesinos inmigrantes salvadoreños, las políticas migratorias y el excedente de mano de obra, fue el fútbol el detonante. Todo ello aunado a que la prensa de ambos países había calentado los ánimos durante los meses anteriores.

Era el 27 de junio de 1969 y tras 90 minutos de juego en el estadio Azteca de la Ciudad de México, el partido iba 2-2. Era el tercer encuentro entre Honduras y El Salvador en menos de tres semanas, ambas selecciones se disputaban un lugar para el Mundial de México 70, la tensión era grande ya que ninguna de las dos selecciones había estado jamás en una Copa del Mundo.

El primer partido, el 8 de junio de 1969, Honduras había ganado por 1-0 en Tegucigalpa. Tras ese resultado una aficionada salvadoreña se suicidó a sus apenas 18 años disparándose en el corazón. La prensa en ambas naciones seguía agitando el cóctel que estaría a punto de estallar.

El 15 de junio, en el segundo encuentro, el Salvador había vencido en el partido de vuelta por 3-0 y de local. Brotes de violencia se habían reportado en ambos partidos. Debido a esto, el empate en el Estadio Azteca obligaba a jugar dos tiempos extra. Y en el minuto 11 del primer período suplementario, un delantero salvadoreño marcó el gol de la victoria. Honduras aprovechó la derrota para expulsar del país a cientos de miles de inmigrantes salvadoreños, más de 12,000 salvadoreños habían dejado Honduras debido a "una persecución proveniente de un partido entre ambas selecciones", por lo cual los dos países acabaron declarándose la Guerra.

El Salvador tenía una población cercana a los 3 millones de habitantes en 1969. La mayor parte del país estaba controlada por terratenientes ricos que habían dejado poco espacio para los campesinos. Honduras, aunque también estaba dominado por una elite similar, tiene cinco veces el tamaño de su vecino y en ese momento apenas contaba con 2.3 millones de habitantes.

Debido a lo anterior, durante gran parte del siglo XX, miles de salvadoreños se habían mudado a Honduras con la idea de aprovechar esa tierra disponible y también para trabajar en compañías estadounidenses que operaban en el país. Cerca de 300,000 salvadoreños estaban viviendo en Honduras en el momento en que comenzó el conflicto.

Esa elite salvadoreña había promovido la migración masiva, para así aliviar la presión sobre la posesión de la tierra y los llamados para hacer una redistribución. Pero a su vez, los migrantes habían creado un gran resentimiento entre los campesinos hondureños, que a su vez libraban una batalla simultánea por el suelo contra los terratenientes de su país

"El fútbol ayudó a enardecer aún más los ánimos de nacionalismo y de histeria pseudopatriótica, tan necesarios para desencadenar la guerra y fortalecer así el poder de las oligarquías en los dos países". El conflicto armado empezó diecisiete días después del partido en México, durante los cuatro días que duró el conflicto murieron al menos cinco mil personas y otras veinte mil resultaron heridas.

Se relató la contienda como algo absurdo en donde "Los dos ejércitos usaban el mismo tipo de uniforme, llevaban idénticas armas y hablaban la misma lengua" añadiendo que era un conflicto fratricida entre dos países vecinos que habían convivido durante décadas y cuyos oligarcas y medios de comunicación revolvieron la opinión pública y se sirvieron del fútbol para defender sus intereses.

Es así, amable lector, como el deporte fue utilizado como instrumento para manipular a la población, encubriendo objetivos políticos con fines obviamente extra futbolísticos, tal y como ocurrió en las Olimpiadas de Berlín en 1936, el mundial de Italia en 1934 o el mundial de Argentina en 1978.

Twitter @jarymorgado

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

conoSER; www.sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 855 invitados y ningún miembro en línea