Convertir en realidad lo inimaginado
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Jorge A. Rodríguez y Morgado

“A gusto con la vida”

Nuevo slogan mundial de Nestle

¿Conoce o ha oído hablar, amable lector, de Nescafé; Nesquik; Gerber; Perrier; S. Pellegrino; NAN; La Lechera; Carnation; Milo; Crunch; Crema de Leche; Nido; Maggi; Nestea; Grupo Modelo; Agua Pureza Vital; Fitness; Yogurt Nestlé; Coffe Mate; Colgate-Palmolive; Triangulo; Purina; Dog Chow; Carnation; Svelty; L'Oréal? Seguramente que sí, ya que estos productos son de uso común en nuestra sociedad mexicana.

Estos nombres son solo una pequeña muestra de las más de 200 marcas con las que cuenta la mayor empresa de alimentos del mundo: la Compañía Nestlé. Actualmente la empresa Nestlé cuenta con una influencia de ventas de 43% en América; 28% en Europa y 29% en Asia, Oceanía y África. Su sede principal se encuentra en Vevey, Vaud, Suiza. La gama de productos incluye desde agua mineral hasta comida para animales.

El fundador de esta importante empresa fue Henri Nestlé, industrial alemán, que el día de hoy, 7 de julio, cumple 129 año de su fallecimiento. Henri nació el 10 de agosto de 1814 en Frankfurt, Alemania. Fue el undécimo de 14 hermanos, pero la mitad murieron antes de alcanzar la edad adulta. La pérdida de sus hermanos a edades tan tempranas marcó su destino. La familia Nestlé tiene sus orígenes en el sur de Suabia. Su apellido en suabo quiere decir “pequeño nido de pájaros”. De ahí procede el famoso logotipo de la marca.

Desde los 21 años radicó en Suiza, y en 1839 se cambió su nombre Heinrich Nestlé a Henri Nestlé para ser identificado más fácilmente en el idioma francés. Él aprendió mucho de química durante sus primeros años de trabajo, así que consiguió convertirse en ayudante de boticario. A los 25 años es autorizado para labores propias de un farmacéutico como prescribir medicinas y recetas, así como realizar experimentos químicos.

Para esta época, el empresario ya es considerado un buen químico y comerciante en su comunidad. Emprendedor, humano y apasionado por la investigación, empezó la elaboración de un producto alimenticio que ayudara a combatir la altísima mortalidad infantil de la época.

El origen de esta poderosa empresa comenzó en 1867 cuando un médico puso en las manos de Henri Nestlé la vida de un recién nacido: “El bebé rechazaba la leche materna; los médicos lo veían como un caso perdido. Nestlé lo alimentó de su fórmula compuesta de

leche, azúcar y harina de trigo. La criatura creció saludable, y desde ese momento Henri se concentró en la elaboración de su producto. Su receta se convirtió en una alternativa saludable y económica para todas las madres que no podían alimentar a sus hijos con leche materna”.

La historia de la empresa se complementa cuando se suman los esfuerzos del visionario Julius Maggi, que desarrolló las primeras sopas listas para cocinar. Cuando se juntaron se establecieron las bases de Nestlé.

En 1874 Henri que había rebasado ya la sexta década, prefirió vender su negocio. Tras la venta, Henri dejó de tener contacto con su empresa, siendo un hombre próspero y respetado.

Para 1905 la pequeña compañía Nestlé ya era muy famosa y exportaba a casi todo el mundo. En ese año adquiere mayor fuerza al fusionarse con la Anglo-Swiss Condensed Milk Company, una compañía mayor que adoptó el nombre de Nestlé debido a su fama.

En 1938, la empresa Nestlé estaba a punto de crear su segundo invento de oro: el Nescafé. Este producto logró un éxito rotundo en el mundo, entre otras razones porque sus consumidores asiduos eran las fuerzas armadas americanas. La II guerra mundial le redituó beneficios a la compañía, porque el ejército norteamericano utilizo su café soluble desarrollado.

Después se sumaron las compras de empresas como Maggi, creadora de las sopas deshidratadas; Vittel y Perrier, de aguas embotelladas; Purina, alimentos para mascotas; hasta alcanzar derivaciones dentro de la industria de la cosmética, vía L´Oreal.

Latinoamérica representa casi el 19% de la operación de Nestlé en el mundo. Sus tres mercados más importantes son Brasil, México y Argentina, dado el volumen de su consumo. Coincidentemente, se estableció en los tres en 1930, aunque bajo estrategias muy distintas.

Henri Nestlé murió el 7 de Julio de 1890 en la pequeña localidad de Glion, en Cantón de Vaud, Suiza. Henri Nestlé compartió el espíritu de hombres como Leonardo Da Vinci o Thomas Alva Edison: convertir en realidad aquello que sus contemporáneos no habían siquiera imaginado.

Es así, amable lector, que Nestlé es una de esas marcas que nos han acompañado toda la vida producto de un gran visionario.

Twitter @jarymorgado

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

conoSER; www.sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 465 invitados y ningún miembro en línea