Abuso y Maltrato en la Vejez
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

Jorge A. Rodríguez y Morgado

Los que en realidad aman la vida son aquellos que están envejeciendo.

Sófocles

La Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) estableció que el 15 de junio de cada año se conmemore el Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez. El día de ayer sirvió para que todo el mundo expresara su oposición a los abusos y los sufrimientos infligidos a algunas de nuestras generaciones mayores.

Debido a que el maltrato de las personas mayores es un problema social mundial que afecta a la salud y los derechos humanos de millones de personas mayores en todo el mundo y es un problema que requiere la atención debida por parte de la comunidad internacional, la ONU implementó ese día para hacer conciencia del abuso y maltrato a las personas de la tercera edad o comúnmente llamados viejos.

La vejez es un término que hace referencia a las últimas décadas de la vida, en la que uno se aproxima a la edad máxima que el humano puede vivir. Etimológicamente la palabra vejez se forma de la raíz de la palabra latina vetusto-a (vetustus), que significa antiguo y del sufijo -ez que indica cualidad de viejo, así mismo, viejo proviene del latín vetulus = "pequeño viejo".

A pesar de que esta fase (vejez) tiene un punto final claro (la muerte), la edad de inicio no se encuentra establecida específicamente, no obstante, debido que la edad biológica es un indicador del estado real del cuerpo, se considera que se trata de un grupo de la población que tiene 65 años o más. En el lejano oriente la vejez es un símbolo de estatus; en contraste con los países occidentales que consideran por lo general que el envejecimiento es indeseable.

El maltrato de los ancianos se puede definir como “un acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”. Puede adoptar diversas formas, como el maltrato físico, psíquico, emocional o sexual, y el abuso de confianza en cuestiones económicas.

Pero el maltrato a los ancianos ha comenzado a ganar visibilidad en todo el mundo, a pesar de que sigue siendo uno de los tipos de violencia menos tratados en los estudios que se llevan a cabo a nivel nacional y menos abordados en los planes de acción.

Una investigación realizada en 2017, en 28 países de diversas regiones, incluidos 12 países de ingresos bajos y medianos, estimó que, durante 2016, el 15.7% de las personas de 60 años o más fueron sometidas a alguna forma de abuso. El trabajo ha aportado algunas cifras estimadas de los tipos más frecuentes de abuso: maltrato psicológico: 11.6%; abuso económico: 6.8%; desatención: 4.2%; maltrato físico: 2.6%; abuso sexual: 0.9%.

Se prevé que el número de casos de maltrato de personas mayores aumente debido al rápido envejecimiento de la población en muchos países. Se calcula que para el año 2050, la población mundial de personas mayores de 60 años se habrá duplicado con creces, de 900 millones en 2015 a unos 2000 millones, con la gran mayoría de ancianos viviendo en países de bajos y medianos ingresos.

Investigaciones recientes resaltan que la explotación financiera y el abuso de los ancianos es un problema frecuente y grave. Entre un 5 y 10 por ciento de las personas mayores en todo el mundo pueden experimentar algún tipo de fraude financiero. Sin embargo, a menudo estas situaciones no se denuncian, debido, en parte, a la vergüenza que sienten las víctimas o su incapacidad para dar a conocer formalmente estos hechos.

Las formas que toma la explotación financiera difieren de unas regiones a otras. En los países desarrollados, a menudo se trata de robos, falsificaciones, uso indebido de propiedades o poderes notariales, así como la negación del acceso a fondos.

Los factores de riesgo para la víctima de la explotación financiera van desde el aislamiento social y el deterioro de las facultades cognitivas, hasta la dependencia emocional, física o financiera del autor de los abusos, ciertas condiciones de vida, como la pobreza, la subvención y la falta de redes de apoyo, además de la discriminación por razón de edad, normas discriminatorias en relación con las herencias, y sistemas policiales y judiciales débiles.

La vejez, amable lector, que debería ser la etapa de la vida en donde se disfruta de los beneficios alcanzados en el ámbito laboral, económico, familiar y social, no es así ya que las condiciones de vida para las personas de la tercera edad son especialmente difíciles y en la mayoría de los casos se sienten excluidos.

Twitter @jarymorgado

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

conoSER; www.sabersinfin.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 409 invitados y ningún miembro en línea