La doble cara de la inseguridad
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

18 de marzo de 2016

-La Historia Jamás Contada-

La semana pasada ocurrieron, el mismo día, dos hechos representativos del estado de la seguridad en esta Ciudad: un accidente actualmente impensable por la normativa que existe en cuanto a nuevas edificaciones, pero que dejó dos transeúntes lesionados, y el intento –otro más de una serie que se antoja imparable- de extorsión a una familia que no pudo informarlo a la Policía –que hubiera podido arrestar al delincuente- en el momento mismo del hecho porque… ¡nunca contestaron su llamada!

En ambos casos se trató de incuria –ausencia de atención o cuidado- gubernamental, pues tanto el encargado de supervisar la obra como quien estaba al tanto del teléfono, por menor jerarquía que tengan, son también funcionarios –disfuncionales, por cierto- del Gobierno. ¿Cómo prevenir entonces sucesos semejantes si el que ocurran o no, depende del capricho de un miembro cualquiera de ese aparato burocrático?

Pero antes de sumarse irreflexivamente a la frívola corriente de opinión que hace de la “corrupción” (¿?) el origen de todas las fallas del Sistema y trata de acorralarla –vana quimera- mediante algún dispositivo también burocrático, conviene precisar dos conceptos de la Teoría Política:

1.El gobierno es una función de la sociedad que busca mantener su estabilidad, a la vez que procurar la mayor armonía posible entre clases e individuos naturalmente antagónicos, no prerrogativa de una casta privilegiada de señores destinada a reinar sobre el resto de los mortales.

2.El Estado no es más que la formalización de los subsistemas que hacen posible el gobierno de una sociedad. Es en este nivel que las cosas no marchan bien, pero igualmente donde la sociedad, cuya supervivencia está en entredicho, ya está asumiendo directamente algunas funciones de gobierno, a despecho de una burocracia anquilosada que hace tiempo dejó de hacerlo, dando paso a la barbarie. Es el punto en que nos encontramos ahora.

¿Qué hacer? Desde la sociedad civil, continuar perfeccionando lo ya logrado en materia de organización, comunicación, prevención, vigilancia, conciencia –awareness-, pues se trata nada menos que del embrión de un futuro Estado (más) directamente involucrado con las necesidades reales de la gente en cuestión de seguridad.

Pero también desde los funcionarios con perspectiva social, estableciendo nexos –ahora sí, funcionales- con la población, ya que, después de todo, son los técnicos, los que saben cómo llevar a cabo las cosas, desde la protección de los habitantes contra imponderables naturales o inconscientemente provocados por humanos, -protección civil- hasta los que resultan de actos criminales.

Así que el pavoroso panorama actual de la (in)seguridad es la cara de una situación que ya contiene otra en su seno, que es la posibilidad de transformarse en su opuesto cualitativo, pues: “… el problema mismo no se presenta más que cuando las condiciones materiales para resolverlo existen o se encuentran en estado de existir” (Karl Marx, en el Prólogo a ZUR KRITIK DER POLITISCHEN ÖKONOMIE, 1859.)

Imagen: creepypastas.com

Fernando Acosta Reyes (@ferstarey - es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño, SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 860 invitados y ningún miembro en línea