Entrevista al artista español Marwán, quien promueve su disco "El Viejo Boxeador"
Minuto a Minuto

 

 

Jueves 24 de septiembre de 2020.

-Marwán promueve su nuevo disco “El Viejo Boxeador”. Se declara “un cantante mexicano nacido en España”.

 

Por Mino D’Blanc

El reconocido cantante, compositor y poeta español Marwán está promocionando su nuevo disco “El Viejo Boxeador”. Las canciones que incluye  fueron grabadas y producidas en Sheffield por Colin Elliot, productor de artistas de la talla de Richard Hawley o Kylie Minogue. Algunas de ellas comparten autoría con Luis Ramiro, íntimo amigo suyo y un sospechoso habitual en sus canciones. 

 

El título y la portada homenajeen al  padre de Marwán, llamado Salmán, un refugiado palestino que encontró la paz en España y que es un referente para el cantautor madrileño. Un ejemplo de lucha y constancia que Marwán quiere proyectar en este nuevo álbum, que publica tras casi tres años de girar por todos los rincones de España  y algunos países de Latinoamérica como México.

 

Marwán ofreció una rueda de prensa virtual en la que platicó sobre esta producción discográfica, sus canciones, su forma de componer, su poesía y sobre proyectos.

 

Agradecemos el apoyo del licenciado Miguel Ángel Hidalgo, de Sony Music México, para la realización de nuestro trabajo periodístico.

 

-Sobre “El Viejo Boxeador”

Es mi nuevo disco. Un disco que sacó tres años después del anterior. Creo que hago un salto muy grande en muchos sentidos en cuanto a la producción musical, en cuanto al sonido, que es un disco con mucho más aire, lleno de cuerdas que han llegado a mi cabeza, pero a la vez es un disco también con 4 o 5 temas muy rítmicos y trae un cambio muy grande a nivel artístico y a nivel temático. La verdad que sigo manteniendo mi esencia, pero es un disco en primer lugar optimista, en segundo lugar mucho más movido y en tercer lugar con una producción y con unas letras más trabajadas.

 

-El tema que más disfrutó hacer y el por qué:

La verdad es que he disfrutado todos, pero el que más es el que hice con un amigo, Luis Ramiro, que he hecho varios con él y es el de “Efecto mariposa”, que es una declaración de amor, hablando de cómo una persona muy sencilla, una persona muy modesta, a pesar de no ser llamativa en sus actos y en su vida, puede revolucionar todos los rincones de tu vida. Es la que más nos emocionó; el día que la estábamos tocándola, componiéndola, estábamos absolutamente emocionados hasta las lágrimas por lo que cuenta la letra, por la melodía, porque veíamos la producción y la verdad que ha quedado muy bien.

 

-Límites o sin límites a la hora de componer:

Yo también tengo un león en la cabeza y a veces el león dice demasiadas burradas. Entonces a mí me gusta mucho una frase que decía Antonio Machado que dicta “el lujo no está en decir lo que se piensa, sino en pensar lo que se dice”. Es cuando digamos que entra la conciencia más que el pensamiento y eso te ayuda a emitir tu mensaje. A veces uno quiere soltar demasiadas cosas, unas veces no se las permite y otras se las permite demasiado; a mí me gusta calibrar todo lo que digo para que sin tener muchos filtros pero sí una cierta arrogancia, porque todos los artistas tienen arrogancia y en mi caso siendo cantautor y trabajando demasiado las letras e importándome tanto el mensaje, hay que decir ciertas cosas o soltar ciertas verdades, pero lo cierto es que tengo filtros. No me gusta soltar todo lo que me pasa por la cabeza. Digamos que mi conciencia es un poquito mejor persona que yo. Entonces tener ese filtro de la conciencia que es bastante justo aunque  a veces me lo salto un poco y también me permito un poco esa arrogancia que también es importante.

 

-Mayor gusto: expresar poesía o cantar:

Me gusta más cantar. Me gustan muchísimo las dos cosas y además las cultivo, pero siendo cantante y como cultivo la canción de autor, las letras muy trabajadas, también me puedo permitir ser poeta hasta cierto punto. Al final mis letras tienen una búsqueda poética, una búsqueda de profundidad, tienen una búsqueda de contar cosas sobre la vida, no quedarse en la superficialidad de la vida, sino tratar de desgranar la magia vida y tratar de conseguir lo que se logra a través de la poesía que es darle a la vida la grandeza que a veces se nos escapa. A veces en el día a día a uno se le escapa lo grandiosa que es la vida; se nos escapa siendo protagonistas. Y a través de las canciones puedo permitirme esa poesía y puedo permitirme por supuesto la manera de cantar, que es lo que más me cautiva, la manera de expresarme en el escenario con una guitarra.

 

-Lo que representa “El Viejo Boxeador” en su vida:

Es como un paso muy importante en cuanto a la depuración que he venido haciendo como artista. Uno se va encontrando con un artista diferente cada vez, evidentemente sigo teniendo la misma esencia como persona, pero sí siento que he llegado a un proceso de depuración, un proceso de cuidado de lo que he grabado, de lo que he compuesto, de lo que he escrito, que no había llegado quizás en los otros discos. Siempre he cuidado todo lo que hago, pero como que siento que me he encontrado en este sonido en el artista que quiero ser, definitivamente.

 

-El boxeador que le hubiera gustado ser:

Mohamed Ali, porque era una persona con muchos valores. No solo era un  gran campeón, sino siempre estaba dispuesto a renunciar a su boxeo  y a su campeonato por no ligar una guerra injusta como hizo.

 

-A nivel emocional, ¿Marwán sufre más de lo que vive o vive más de lo que sufre? ¿Qué tan real es lo que plasma en sus canciones y qué tanto es más intención?

En mis poemas generalmente fabulo más que en mis canciones; en mis canciones casi todo es real. En mi anterior disco todo fue real; todo es todo. El cien por ciento de las canciones son cosas que me han pasado a mí o he visto de cerca en alguien y en el último disco, prácticamente también. Uno no sufre tanto; lo que pasa es que sí tiendo a vivir por mi forma de ser, es algo personal que sé que no todas las personas son iguales, conozco personas que sí, conozco personas que no, pero tiendo a vivir la vida en emociones con grandes olas, cuando estoy muy feliz estoy muy feliz y cuando estoy triste estoy muy triste. Y esas olas se traducen en un refugio. Uno compone las canciones cuando no está bien, en búsqueda de respuestas normalmente o pidiéndole explicaciones a la vida; a veces no se encuentra la respuesta, pero por lo menos te sirve para entender  un poco qué estás sintiendo, para darle orden o para obtener algo de aquello. Entonces por eso se hacen más canciones tristes. Yo en lo personal soy más alegre que triste, pero en esa parte más melancólica siento que aflora más mi arte, porque siento que la tristeza es más fotogénica que la alegría. La alegría está para vivirla y la tristeza está para escribirla; eso es lo que yo siento. Cuando uno está feliz no se hace preguntas y cuando uno está triste sí se las hace. Esa es la razón por la que aparecen más canciones tristes, porque uno está buscando respuestas.

 

-¿Cómo lograr sensibilizar y emocionar a los demás, a través de la fabulación?

Supongo que se conecta, porque yo tengo una búsqueda desde hace mucho. Hablé con uno de los mejores poetas de España, Luis García Montero, premio nacional de Poesía. Él me decía que lo que escribiera no pivotara solo alrededor de mi vida, sino que tratara de buscar los lugares comunes de las emociones, los lugares comunes de las situaciones, es decir, que si yo hablo de mi pareja, los otros sientan  lo que estoy hablando de mi pareja; que si hablo de mis momentos de tristeza, los otros en lugar de estar viendo un cuadro, estén mirando un espejo donde se vea reflejada su tristeza. Eso es lo bonito del arte. Yo vendo de una tradición de cantautores que son Sabina, Serrat, Silvio Rodríguez, Luis Eduardo Aute, Ismael Serrano, Pedro Guerra, que son personas que me han contado mi vida. Ese es el arte que yo quiero cultivar. Yo quiero que mis canciones y mis poemas sean un espejo donde mirarse, un espejo donde los dos nos reflejemos. Yo por un lado y el oyente por el otro. Yo creo que esa es la búsqueda, buscar la vida real a través de símbolos. A veces no hay que contar la verdad, pero sí hay que hacer que el otro sienta que estás contando la vida real y que incluso la estás amplificando. Hay personas que trabajamos esta habilidad, que tenemos cierto talento y que acabamos definiendo bastante bien ciertas situaciones emocionales que hacen que los otros se reflejen.

 

-Poetas que han influido su vida y su forma de escribir y componer y en qué poeta se ve reflejado en su música:

Es tan basta la lista de poetas que me han influido que podría no terminar. Mario Benedetti fue la primera influencia poética que tuve; de hecho la semana pasada se cumplieron cien años de que nació y se realizó un homenaje súper bonito con Sabina, con Serrat, con muchos poetas españoles. Ese mismo día habían poetas españoles actuales que me han influido mucho son Benjamín Prado, quien también ha compuesto en los últimos discos con Sabina, Luis García Montero, Vicente Gallego, que son poetas que se los recomiendo mucho porque los van a gozar. También poetas como Juan Bonilla; a Sabines por ejemplo le he leído bastante. La poeta polaca Wisława Szymborska ha sido una gran influencia en mi obra. Ahora la poeta española Gloria Fuertes que es una poeta muy sencilla, pero muy profundidad. Hay tantos poetas que me han influido que no terminaría la lista, seguramente.

 

-La forma en que define su poesía musicalmente hablando. ¿En qué género poético pondría su poesía?:

No me gusta etiquetarme. En mis canciones hay mucho de romántico, mucho de urbano y mucho de poesía de la experiencia, que fue un movimiento poético que hubo aquí en España a finales de los ochenta y en los noventa con el que me siento muy identificado y que hablaba mucho de la cotidianidad. Yo trato de que mis canciones a pesar de su profundidad sean pan para la gente, que no falte en nuestra vida, pero que nos las cuenten de un modo diáfano sin una retórica muy complicada.  Me gusta buscar lo poético pero también la claridad. El poeta con el que me reflejo con mis canciones yo diría que son Mario Benedetti o Benjamín Prado. No me interesa retorcer mucho el lenguaje; me interesa que sea diáfano y que no haya barreras arquitectónicas para entendimiento.

 

-Influencias de compositores mexicanos en su música y en su vida:

No tengo tanta influencia de ningún compositor mexicano. Evidentemente José Alfredo me parece brutal. Yo tengo más influencia de Sabina que lo hecho enormemente. Tengo obvio más influencia de los compositores españoles, pero José Alfredo es una de las personas de las que he aprendido. El David Aguilar es un compositor mexicano actual, gran amigo mío, que estuvo nominado a tres Grammys; es un artista emergente y para mí hoy en día es el mejor compositor que hay en México; es un compositor súper latino. Invito a la gente si no lo ha escuchado, que lo escuche. También me gusta mucho Natalia Lafourcade, me parece una compositora espectacular.  Con quien tuve la oportunidad de componer una canción y a quien escucho mucho es Leonel García; me parece que está a un nivel compositivo y creativo verdaderamente alucinante.

 

-¿Por qué el público mexicano debe escucharte?  

Porque soy un corta venas. Yo creo que mi música, el corazón que aporto en mis canciones y el corazón de los mexicanos se abrazan con facilidad. Yo soy un mexicano nacido en España. Creo que tenemos una afectividad, una intensidad, tenemos una forma de vivir intensamente en olas emocionales gigantes que se asemejan mucho. Creo que en ese sentido mi música y México se abrazan con facilidad.

 

-Próximos proyectos:

Por el momento acabamos de lanzar el disco y estamos en este proceso de promoción del mismo tanto en España como en México. Pensando en futuros sencillos, pensando en qué canciones haremos videoclips, pensando en algunos duetos y pensando en el nuevo libro que saldrá en primavera. Les puedo adelantar que va a haber cosas muy grandes;  va a haber una serie de duetos muy importantes con artistas muy buenos y también voy a hacer un concierto en streaming en noviembre para México especialmente, porque sé que en su país hay mucha gente que me escucha y tengo muchas ganas de poder contactar con ellos. Aquí en España sí voy a poder hacer un concierto, pero a corto plazo no podré viajar para México, entonces ese concierto streaming que nos sirva de conexión y también llegará a otros países de Latinoamérica.

 

-¿Qué tan Marwán eres hoy?

Yo creo que  mucho. Dentro del artista que no deja de ser un personaje que tú muestras a la gente, creo que en ese personaje hay muchísimo, muchísimo, muchísimo de la persona, sobretodo en este disco en el que muestro tanto mis valores, abro tanto mi corazón, incluso me desnudo y me critico a mí mismo. También  muestro mi parte más emocional, mis inquietudes sociales, mis inquietudes amorosas y el hecho de haber trabajado el disco tanto desde la producción  hasta la portada en la que salgo con mi padre,  es todo súper cuidado, hay mucha autoría, los videos y todo. Ahí está detrás de Marwán de mostrar un universo; no solo un universo artístico, sino un universo personal en el que hay una sensibilidad en la que siento que muchos coincidimos. La verdad que creo que soy una persona que me conozco bastante poco detrás del personaje; cuento mis miserias, mis virtudes, las cosas buenas, las cosas malas, y trato de buscar esa autenticidad que en algunas ocasiones quizá uno no se ha atrevido a mostrar. Decía anteriormente que hay que tener una cierta parte de arrogancia; antes no me la permitía, ahora sí me la permito y la muestro porque pienso que es humano y pienso que todos vivimos las mismas cosas. Entonces trato de no esconderme. En un mundo en el que estamos tan rodeados de plástico y tan maquillados yo quiero demostrar un universo personal en el que siento que mucha gente se puede ver reflejada y en ese sentido creo que hay bastante de mi personalidad.

 

-Respecto a la pandemia que está viviendo el mundo, ¿cuál es el mensaje de Marwán a la gente?

Principalmente que se cuiden mucho. Cuando nos cuidamos a nosotros, estamos cuidando a los otros. Estoy es importantísimo decirlo, porque cuando se es joven, a todo mundo nos pasa de pensar que nunca nos va a suceder nada, que nuestra vida no corre ningún peligro y se vive tan al día que no nos damos cuenta de las consecuencias que puede tener una pequeña acción. Y principalmente hay que proteger a las personas mayores que son las que más afectadas se pueden ver en esta pandemia y todos somos responsables de protegernos mucho. Como ha dicho Julio Iglesias: “una cosa es querer a una persona y otra es demostrarlo a través de los besos, los gestos, las caricias”. Ahora lamentablemente no podemos mostrar esa parte de nosotros; podemos decirlo con la boca, pero no con besos ni con caricias. Hay que protegernos mucho y ese es el principal mensaje, que tenemos que cuidarnos todos. En un mundo tan individualista esta enfermedad nos está mandando un mensaje de que tenemos que pensar en la humanidad.

 

 

 

 

next
prev

Hay 2284 invitados y ningún miembro en línea