Internet, los derechos humanos. Los súper sentidos y los nuevos seres humanos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

El recorrido interminable de los derechos humanos.

El reconocimiento de que existen derechos que todos los individuos tenemos, por la única razón de ser  seres humanos, no es reciente, ha pasado por un largo recorrido hasta formalizarse en 1948. Llegar a la Declaratoria de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) implicó transitar por la declaratoria del rey Ciro el Grande en el siglo XVIII a.C., las reflexiones en la etapa de la decadencia de la cultura griega, la influencia de la doctrina cristiana, la Carta Magna de 1215 y la Carta de Mandén de 1235.

El concepto de derechos humanos tuvo antecedentes nutridos al fragor de las guerras de colonización, las revueltas burguesas contra los abusos de los monarcas  y lograron un punto de madurez en las revoluciones: francesa y americana.

Es en el siglo XVIII cuando se conforman documentos que plasman con claridad la visión universal de los derechos que son inherentes a todo individuo, específicamente en la Declaración de Derechos de Virginia (12 de junio de 1776), la Declaración de la Independencia de los Estados Unidos (4 de julio de 1776) y la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (26 de agosto de 1789).

La influencia que generó las confrontaciones ideológicas entre socialismo y capitalismo y los movimientos de independencia en las antiguas colonias terminaron de consolidar el entramado teórico sobre los derechos humanos.

Entrados en el siglo XX el terror ocasionado por las dos primeras guerras mundiales y la conformación de la ONU fue el escenario para emitir la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH). En el preámbulo de la declaratoria resalto por su carga de futuro las siguientes líneas:

“Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración más elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias”

De la historia aprendemos que los derechos humanos se han conformado y clarificado en el devenir de los siglos, de los acontecimientos recientes extraemos nuevos entornos totalmente distintos a los que prevalecieron cuando se hicieron los documentos y declaratorias citadas; de la prospectiva podemos deducir que las condiciones de vida continuarán cambiando con una clara hegemonía de la tecnología como orquestadora del resto de la vida.

También podemos afirmar que los derechos humanos son principios en constante evolución, siempre a revisión crítica con el surgimiento de espacios no trabajados. Recientemente se discuten los Derechos Humanos Emergentes del siglo XXI, esto a partir de las aportaciones de las luchas de género, la globalización, los saberes colectivos, los progresos en robótica, genética, el ciberespacio y las nuevas modalidades de esclavitud, sometimiento, corrupción, solidaridad y activismo.



Internet: un derecho humano.

Internet ha vivido varios capítulos desde su surgimiento en la década de los años sesenta, hoy se ven muy distantes aquellos  planteamientos primarios  para  interconectar las computadoras existentes.

Es importante mencionar que no es lo mismo Internet que la Web (World Wide Web), ésta es parte de aquella y comprende una serie de servicios que rebasan con mucho la consulta de documentos de hipertexto; Internet está conformada por el conjunto de servidores distribuidos alrededor del mundo y que presta  servicios de FTP, email y muchos más. En resumen: la Web está dentro de Internet.

El uso de Internet ha penetrado todos los ámbitos de la vida, la comercialización de dispositivos con acceso a Internet ha facilitado el acceso al ciberespacio, con ello ha modificado conductas, relaciones, legislaciones y el futuro. En el año 2012 los usuarios mexicanos de Internet rebasaron la cantidad de 40 millones y se estima que en el año 2016 el número de usuarios en el mundo llegará a 2,000 millones.

Recientemente el surgimiento y transformación de sitios en  redes sociales ha cambiado la perspectiva de Internet, movimientos sociales se han fortalecido gracias a la facilidad para establecer interacciones entre personas con causas comunes. Blogger, Facebook y Twitter fueron decisivos para la caída de Hosni Mubarak en Egipto, además de movimientos juveniles en Túnez, Yemen, Estados Unidos, Finlandia, Chile, entre otros y últimamente México.

Ante la relevancia de Internet como vía de expresión e interacción social, la ONU declaró el acceso a  Internet como un derecho humano y en un estudio reciente de Frank La Rue “el acceso a Internet se equipara con el derecho a la libertad de expresión”.

En la Declaración de Principios de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información (Ginebra 2003 – Túnez 2005), los representantes vinculan el uso de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) a la libertad de opinión y expresión, al desarrollo y progreso de los pueblos, en particular de las mujeres, de los indígenas, de los pobres y de cualquier grupo marginado. La Declaración advierte la posibilidad de que el uso de TIC pueda acrecentar la brecha entre desarrollo y pobreza e indica la conectividad y los servicios conexos como indispensables para que puedan detonarse el resto de los fines.



Dispositivos, nanotecnología y súper sentidos.

Una gran tendencia en la fabricación de dispositivos consiste en que éstos sean cada vez más pequeños y ligeros, con mayor facilidad para conectarnos a la nube e interconectarse a dispositivos afines, optimizan el uso de energía y, en el caso de dispositivos de almacenaje, puedan guardar  cantidades de información inagotable.

A la par las investigaciones en el campo de la nanotecnología han incidido en entornos ínfimamente pequeños, siendo éste un espacio natural para la confluencia de diversas disciplinas.

La realidad suele presentarse de manera abrupta ocasionando que no la percibamos organizadamente y pasa desapercibida por más tiempo.

A continuación les comparto dos pasajes de futuro en el pasado inmediato y presente:

El sexto sentido
Con dispositivos simples Pattie Maes presentó en TED (http://bit.ly/MPcK1Z) el sexto sentido,  que consiste en la capacidad de las personas para tener un acceso fluido a la información universal y a meta-información que ayuda a tomar decisiones informadas. El dispositivo fue diseñado por el equipo técnico liderado por Pranav Mistry  y permite interactuar a mayor profundidad con cualquier objeto o superficie de nuestro entorno. El dispositivo es más que consultar información a través de nuestros dispositivos móviles de uso común (teléfono móvil, ipad o tablet)

Mente mueve robot
Para revertir los daños ocasionados por la edad o enfermedades degenerativas cerebrales, cuerpos de investigadores han centrado esfuerzos en hallar sustancias, implantes o nano implantes que curen o mitiguen los efectos negativos de esos padecimientos. Las investigaciones se han dirigido en diversas direcciones, entre ellas las relacionadas a las enfermedades de oídos, ojos y el corazón.

Hace un par de meses investigadores de los Estados Unidos lograron que Cathy, una persona cuadrapléjica desde hace quince años, levantara con su actividad cerebral una botella y beber su contenido a través de un brazo robótico.

Exoesqueletos para humanos
La conformación de hombres nucleares o biónicos está cada vez más cerca. Impulsados por la conformación de súper ejércitos la industria militar ha profundizado en la  experimentación de exoesqueletos, pero la aplicación no sólo queda en el campo bélico, pues diversas empresas tratando de encontrar soluciones a personas con discapacidad motora han diseñado aditamentos con usos cotidianos, como los dos presentados por Eythor Bender de “Berkeley Bionics”: HULC y eLEGS (http://bit.ly/NqhT1S). Los exoesqueletos permiten a una persona inválida caminar, cargar grandes pesos o recorrer largas distancias.

Médicos con “súper-sentidos”
Cimanti describe en su blog médicos con “súper-sentidos” que podrán tratarnos de forma distinta, dice Cimanti (2009) textualmente:

“En los próximos cinco años, su médico podrá ver, oír y entender su expediente médico en formas completamente nuevas. En efecto, los médicos ganarán superpoderes – las tecnologías les permitirá obtener de rayos X como visión propia para ver imágenes médicas; audición súper sensitiva para encontrar más diminuta pista de audio en el latido de su corazón; y formas de organizar la información de la misma manera en que tratan a un paciente. Un avatar – una representación en 3D de su cuerpo – permitirá a los médicos visualizar sus registros médicos en una manera totalmente nueva, por lo que puede hacer clic con el ratón del ordenador en una parte del avatar, para iniciar una búsqueda de su expediente médico y recuperar información pertinente a la parte de su cuerpo, en lugar de hojeando las páginas de notas. La computadora comparará automáticamente las pistas de audio y visuales a miles o cientos de miles de registros de pacientes, y ser capaces de ser mucho más precisos en el diagnóstico y el tratamiento de usted, basándose en personas con problemas similares.”



PARA REFLEXIONAR
Me asumo como migrante digital, por lo cual está usted leyendo un abordaje desde la óptica, prejuicios y experiencias de un migrante digital, es muy probable que usted sea uno de nosotros o sea nativo digital de las primeras generaciones.  Señalo lo anterior para remarcar que la percepción de los fenómenos, experimentos y realidad descrita en estas líneas tiene otra lectura si fuéramos nativos digitales de reciente generación.

Las próximas generaciones de nativos digitales no verán una separación entre ellos y el uso de nano implantes conectados a Internet incorporados a sus cuerpos, en especial a la ampliación de sus sentidos y a los nuevos razonamientos e interconexiones neuronales provenientes de súper sentidos.

No debemos confundir los súper sentidos con los supra sentidos, los primeros son una ampliación de los sentidos que conocemos (vista, olfato, oído, gusto y tacto) y los segundos como “extensión de los sentidos físicos que vibran en una rata más sutil pero que se apoyan en los sentidos físicos para desarrollar sus antenas inter dimensionales”.

La posibilidad de conectar nano implantes al cuerpo de las personas y aquéllos a Internet proporcionan un marco comparativo por el cual se ven primitivas las ventajas de Project Glass, proyecto presentado el 4 de abril de este año a la prensa internacional (Video: http://bit.ly/Mkn6dD)

Nuestra mirada la hemos centrado en  el cambio vertiginoso de la ciencia y la tecnología, pero no hemos visto que estamos a punto de presenciar la convivencia con nuevos seres humanos, con modificaciones genéticas, con percepción ampliada de la realidad, con súper sentidos conectados a la globalidad e interconexiones neuronales que generarán resultados inciertos y caóticos.

Los derechos humanos han cambiado con el paso del tiempo, porque se han incorporado nuevas aproximaciones y ejercicios internacionales a la esencia que les da origen.

Hasta ahora sólo hemos visto el acceso a Internet como un derecho humano vinculado a la libertad de expresión, al derecho a la información, a la generación de progreso socioeconómico, a la oportunidad de propiciar la solidaridad y convivencia de las personas. Agrego que estamos a muy poco tiempo de ver con claridad que este derecho humano va a consolidarse y que cobrará mayor relevancia en el ámbito de derechos humanos conocidos como la salud y la vida; sostengo que la incorporación de nano implantes con conectividad a Internet harán emerger nuevos derechos humanos ocultos por ahora.

Imagen: ntebenevides.blogspot.mx

Abel Pérez Rojas (@abelpr5) es escritor y educador permanente.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1588 invitados y ningún miembro en línea