Enseñanza de la astronomía incentiva desarrollo del pensamiento crítico
Minuto a Minuto

 

 

MEDELLÍN, 16 de junio de 2021 — Agencia de Noticias UN-

El ingeniero químico Daniel Alejandro Valencia Hincapié, magíster en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Medellín, explica que a partir de cinco actividades que involucraron recursos tecnológicos y encuentros presenciales se logró que jóvenes campesinos se familiarizaran con ciertos conocimientos que aparentemente no tenían mucho que ver con su forma de vida.

Comenta además que “mi intención era potenciar el escepticismo como herramienta de aprendizaje en la enseñanza media, porque lo mejor que un docente puede dejarle a sus estudiantes es esa habilidad de cuestionar para entender”.

El trabajo se enfocó en astronomía, con énfasis en la misión Apolo 11 adelantada hace 52 años, y con los mitos que hay alrededor de esta, como por ejemplo que el hombre no fue a la Luna.

El método de enseñanza se puso a prueba con estudiantes de la Institución Educativa Rural José María Obando, ubicada a 4,2 km del casco urbano de Fredonia, un municipio cafetero de la región suroeste de Antioquia.

Esto permitió que varios jóvenes –incluso aquellos que tenían los resultados académicos más regulares– se interesaran por entender temas que suceden más allá de sus territorios y cotidianidades.

“Antes y después de la intervención se aplicó el Factor de Hake, un test diagnóstico que sirvió como herramienta de medición de la ganancia del conocimiento. Este instrumento le ayuda al docente a obtener un panorama individual o grupal de qué tan efectiva ha sido la intervención pedagógica”, destaca el magíster.

En la primera parte del trabajo –aún en completa virtualidad– el docente compartió con los alumnos lecturas sobre el Apolo 11, incluyendo los argumentos científicos que explican la misión y las noticias falsas –o fake news– que aún persisten sobre este hito de la ciencia.

Se realizaron ejercicios sobre la manipulación de información como el teléfono roto, además de juegos de roles y otros ejercicios para medir el impacto de la divulgación de las noticias falsas en el tiempo.

Después de 10 meses de ausencia por la pandemia se programaron encuentros presenciales en el colegio y se desarrollaron ejercicios prácticos: cohetes para acercarse a la realidad de la misión y un sistema solar a escala para entender las magnitudes, distancias y composición de los cuerpos celestes.

“Abordamos la complejidad de la misión. Tuvimos modelos matemáticos para reproducir el sistema solar a escala, se plantearon discusiones alrededor de la tecnología que se usó en ese momento y de cómo todavía hoy los impacta en sus hogares”, comenta el magíster

El método de enseñanza fue tan productivo que no solo los estudiantes mejoraron sus notas y su interés en el aprendizaje, sino que las directivas del colegio manifestaron su interés en aplicar el mismo método en distintas áreas del conocimiento y para diferentes grados de escolaridad, sin importar si es rural o urbano.

El ingeniero Valencia destaca que el modelo propuesto en su trabajo de investigación aplica la teoría de aprendizaje significativo crítico del investigador brasileño Marco Antonio Moreira, especialista en enseñanza de la física, que se refiere a aquella perspectiva que permite al sujeto formar parte de su cultura y al mismo tiempo estar fuera de ella.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 505 invitados y ningún miembro en línea