Extranjeros aprenden mejor español con vallas, murales y carteles
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 05 de marzo de 2021 — Agencia de Noticias UN-

Ya sea por la carrera 30 con calle 26, por la localidad de Puente Aranda, o por la carrera séptima, en pleno centro, es inevitable notar que Bogotá está rodeada de imágenes, símbolos y textos que constantemente cuentan una historia o nos recuerdan hechos importantes.

Por eso Ángela Milena Maldonado Sandoval, magíster en Lingüística de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), desarrolló una propuesta pedagógica basada en este paisaje para contribuir a los procesos de aprendizaje del español por parte de extranjeros que no lo hablan.

La magíster recolectó cerca de 150 imágenes entre grafitis, textos y fotografías de murales, entre otros, que tuvieran algo explícito o implícito sobre la capital, su gente y costumbres. Llevó esta propuesta al “Taller para extranjeros” del Departamento de Lenguas del Área de Extensión de la UNAL, donde aplicó una prueba antes de la intervención y otra posterior a ella.

“Les mostraba una imagen a los estudiantes y les preguntaba qué entendían de la ciudad cuando la veían. Al principio muchos no entendían su significado y otros optaban por no decir nada. Sin embargo después de los ejercicios lograron relacionar todo el contexto que tiene detrás”, recuerda.

Un ejemplo de ello fue la imagen de un mural de Gabriel García Márquez ubicado en la carrera 10 con calle 12. Aunque al principio los estudiantes no lograban relacionar al personaje, al finalizar pudieron explicar con detalle que se trataba de un famoso escritor colombiano, Nobel de Literatura 1982 e ícono de este campo en el país y en Latinoamérica.

Según la investigadora, los estudiantes mostraron mayor capacidad de análisis y sensibilidad al hecho de que los letreros no están solo para dar información sino que también cuentan y dicen mucho sobre la identidad de la ciudad.

Cultura bogotana, otro aprendizaje

“Siempre me han interesado las distintas formas de enseñar la cultura de un país, por lo que esta propuesta, además del conocimiento de temas culturales –como la literatura y personajes famosos, entre otros– también les permite a las personas conocer cómo habla la gente de Bogotá en su día a día, qué come, qué le gusta y cuáles son sus actividades preferidas”.

Aunque en textos académicos se habla mucho de los paisajes lingüísticos vistos desde diferentes perspectivas, hay poca información sobre cómo se pueden usar las imágenes y los textos del entorno citadino como parte de la pedagogía para la enseñanza de una lengua.

Algunas de las temáticas que se pudieron analizar estuvieron enmarcadas en costumbres, comidas, personajes representativos, lenguaje y expresiones cotidianas de los bogotanos, y diferentes culturas.

“Esta metodología se puede aplicar a cualquier proceso de enseñanza del español como lengua extranjera, lo único que se necesita, además de la cámara del celular, es poder observar la ciudad desde otro punto de vista y preguntarse como profesionales y docentes: ¿si yo fuera extranjero, qué me diría esa imagen?”, concluye la magíster.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 392 invitados y ningún miembro en línea