Cambiar modelo económico, desafío para un pacto real por la vida
Minuto a Minuto

 

 

BOGOTÁ D. C., 24 de junio de 2021 — Agencia de Noticias UN-

Una de esas transformaciones estructurales se relaciona con el cambio de modelo económico. Al respecto, durante una nueva sesión de Diálogos Convergentes, el profesor Julio Carrizosa Umaña, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), señaló que “la codicia no solo está destruyendo nuestra sociedad, sino que a nivel global está amenazando que el planeta sea invivible para los humanos”.

En su opinión, “la codicia desenfrenada está ligada a la violencia; nos damos cuenta de que en Colombia la tendencia al enriquecimiento desenfrenado ha aumentado las diferencias sociales hasta niveles globales enormes y a fomentar el odio y la desesperanza”.

En ese sentido, señaló que “el pacto que se propone no es de conciencias sino también de acuerdos, en el que se propongan soluciones que se aparten de aquellas que se han venido imitando de otros países y de otros tiempos sin darnos cuenta de que esto no funciona en Colombia; esto implica un cambio drástico en la sociedad, que se empezará a ver en el mediano y largo plazo”.

Por ejemplo, en diciembre de 2020, en el marco del Acuerdo de París, Colombia asumió el compromiso de reducir sus emisiones de carbono en un 51 % con respecto a la proyección de emisiones en 2030, según el escenario de referencia calculado en 2020.

El profesor Carrizosa señaló que este solo desafío engloba un propósito nacional de transformación de los enfoques de desarrollo y crecimiento hacia modelos orientados a incidir de manera favorable en un mejoramiento sostenido de las condiciones sociales, educativas, culturales y políticas de la nación.

No obstante, manifestó que tanto el Gobierno actual como los dos siguientes, en concertación con la sociedad en su conjunto, deben rediseñar la institucionalidad del país para cumplir esta meta.

Construir sobre lo construido

De otra parte, Manuel Rodríguez Becerra, exministro del Medio Ambiente, manifestó que en el “Pacto por la Vida” hay dos vías simultáneas que recorrer para transformar el estado de cosas y para afrontar con contundencia la crisis ambiental y social. Por un lado, hay que construir sobre lo construido, y por otro hay que hacer nuevas construcciones.

Con respecto a la primera vía hizo énfasis en que el ambientalismo ha tenido logros considerables sobre los cuales todavía se puede construir, como por ejemplo el Código de Recursos Naturales y del Medio Ambiente, la Constitución de 1991 –denominada por la Corte Constitucional como una Constitución ecológica–, y la Ley 99 de 1993, por medio de la cual se creó el MinAmbiente y el Sistema Nacional Ambiental.

En su opinión, “en estas leyes y normas todavía existen potenciales muy grandes para proteger el medioambiente, por los cuales debemos luchar”.

Manuel Guzmán Hennessey, profesor titular de la Cátedra de Cambio Climático de la Universidad del Rosario y la UNAL, señaló que en el “Pacto por la vida” proponen un pacto integral de largo plazo basado en cinco principios que transformen las dimensiones sociales, ambientales, climáticas, educativas y culturales, para reorientar el modelo de desarrollo vigente.

Tales principios son: la responsabilidad y la solidaridad con la vida en todas sus formas debe ser el criterio orientador de las políticas públicas y privadas; el compromiso de la sociedad con acciones de largo plazo orientadas a construir un modelo de producción y consumo soportados en el capital natural conservado; el reconocimiento de que la decarbonización de la sociedad debe guiar las grandes transformaciones económicas y tecnológicas; la certeza de que el fortalecimiento de la democracia es la base de la acción ciudadana para las grandes transformaciones de la sociedad, y el reconocimiento de que los límites que la naturaleza impone a la actividad humana obliga a asumir una responsabilidad conjunta e individual con las generaciones futuras, por lo tanto la educación para la transición socioecológica debe guiar las transformaciones en el sistema educativo.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co
next
prev

Hay 595 invitados y ningún miembro en línea