Juan Gabriel “El Divo de Juárez”, un personaje genuino y sin miedos
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

29 de agosto de 2016

No se puede extrañar a quien nunca se irá, Juan Gabriel “El Divo de Juárez”, el cantautor más prolífero de México, un ser humano que se atrevió a lo que muchos le temen, a ser ellos mismos, a desafiar a una sociedad y ser auténtico; hoy en las redes sociales se le ha llorado y se le ha seguido señalando por sus preferencias sexuales, sin darnos cuenta que eso es decisión de cada uno, y por ello merece respeto; que por encima de los prejuicios, están los valores y los principales que debemos tener  es el respeto y el agradecimiento.

El deceso de cualquier ser viviente merece respeto y no por el luto que se guarde, sino por qué ha trascendido a un plano al que aún nosotros no hemos alcanzado, y más aún cuando ha entregado mucho de sí mismo al mundo; no podemos juzgar la vida de nadie, si no miramos en primer lugar la nuestra, agradecer a este ser humano el gran aporte musical que le entregó no sólo a México, sino al mundo entero.

¿Quién no ha cantado sus canciones? y tal vez sin saberlo, en voces de otros artistas como: Isabel Pantoja, Rocío Dúrcal, Vicente Fernández, Jaguares, Thalía, José José, Kumbia Kings, Belinda, Raúl Di Blasio, Lucha Villa, Lola Beltrán, Paul Anka, David Bisbal, Alejandra Guzmán, Marco Antonio Solís, Espinoza Paz, Joan Sebastián, Playa Limbo, Mana, Franco de Vita, María José, Ana Gabriel, y podríamos seguir la lista interminable de artistas que se consagraron con sus canciones.

Juan Gabriel, nos ha compartido sus sentimientos, pensamientos y sueños al volcarlos en canciones, sin quererlo y sin pensarlo, ha sido parte de nuestra vida, ha trascendido en muchos corazones, en ideas, en recuerdos y  en esos momentos de amor, desamor, alegrías y tristezas donde nuestro propio sentir se ve reflejado en sus propias palabras, por lo tanto jamás se ira, así es como las personas en nuestra vida trascienden, y en esta ocasión le tocó a un gran cantautor, que atrevió, vivió, disfruto, soñó y cumplió sus anhelos y sueños, viajo por el mundo entregando sus canciones que encerraban todo lo que podía percibir  a través de la grandeza de su espíritu,  esos sentimientos que van más allá de una simple emoción fueron plasmados en papel y posteriormente llevados a la voz, con un fondo musical que en ocasiones nos acompañó en las alegrías, desilusiones, tristezas, momentos de amor y de pasión.

A sus 66 años con una tremenda vitalidad y fortaleza dio su último concierto, se fue de esta vida haciendo  y compartiendo lo que le gustaba, ¿Cuántas personas tienen ese privilegio y cuántas más no se atreven a hacer lo que les gusta por miedo a enfrentarse a una sociedad, a perder su comodidad o a arriesgarse a ser juzgados? 

¿Cuántos seres que aún no pueden aceptarse  y se sienten avergonzados hasta de sus propios pensamientos?, Juan Gabriel fue un ejemplo de vida, no por ser impecable o perfecto, sino por atreverse a ser genuino, su última frase que compartió en escenario “Felicidades a todas las personas que están orgullosas de ser lo que son", nos muestra lo importante que es atrevernos a hacer nosotros mismos sin importarnos las críticas, los señalamientos y  esta lluvia de estereotipos en donde necesitamos a veces encajar y que si no lo hacemos, nos sentimos culpables, nos sentimos defraudados por nosotros mismos, nos sentimos simplemente incompletos; cuantas letras de canciones nos han llegado en momentos cruciales, como: “Es verdad que la costumbre es más fuerte que el amor”, “La diferencia entre tú y yo sería corazón que yo en tu lugar, sí te amaría…”, “Soy honesto con ella y contigo, a ella la quiero y a ti te he olvidado”, ”Hasta que te conocí vi la vida con dolor, no te miento fui feliz, aunque con muy poco amor…”, “Yo te quiero tal y cual sin condiciones, sin esperar que un día tú me quieras como yo, consciente estoy mi amor, que nunca me querrás”, “Pero qué necesidad, para qué tanto problema, no hay como la libertad de ser, de estar, de ir, de amar, de hacer, de hablar, de andar así sin penas”, etc.

 No podemos decirle adiós a Juan Gabriel, si no simplemente un hasta siempre, porque permanecerá vivo en esas canciones que cada generación seguirán cantando, para expresar sus sentimientos, en aquellas circunstancias que pudiendo ser alegres o dolorosas encuentran una forma de fluir.

Un Humilde homenaje a un gran ser humano.

Norma Lilia
Viviendo en Conciencia.



 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1090 invitados y ningún miembro en línea