Mi yo poético
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

25 de agosto de 2016

Leyendo a Nietzsche en "Así Habló Zaratustra " reflexioné sobre lo que propone en la Metamorfosis del Espíritu. Tres estados.

El espíritu primero se transforma en camello y se pregunta qué es lo más pesado para llevarlo sobre mis espaldas y solazarme en mi fortaleza.

Luego el espíritu se transforma en León qué es lo más terrible para enfrentarme y solazarme en mi valor.

Y por último el espíritu se transforma en niño; y el niño es el primer movimiento.

Si lo llevo a la práctica del hacer escritural, la primera fase es la de aprendizaje, el de la exigencia, la fuerza que te impulsa a dominar la técnica y el significado. La otra es la del rebelde que busca ceñirse a tener un propio estilo sin tenerlo; pero que ya lo busca deliberadamente, y la última es la contemplativa como un niño que asimila todo desde el saber mismo, un espíritu que crea, libre que tiene todo y alcanza todo. Es el reino de Dios en uno mismo; por eso, el artista al sublimarse te estremece, el arte es como una licencia Divina para llegar al alma de las cosas, al escuchar a Pavarotti no puedo evitar conmoverme, no hay razón, no hay sentimiento solo espíritu...

Imagen: youtube.com

Seoane Espinoza Pacheco.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2840 invitados y ningún miembro en línea