El hermetismo y las neurociencias (Artículo)
Minuto a Minuto

El hermetismo y las neurociencias
Enrique Canchola Martínez
Departamento de Biología de la Reproducción
Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Ciudad de México. México.
Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

26 de agosto de 2021
El hermetismo es una corriente filosófica cuyos principios fundamentales, fueron tomados se dice, por casi todas las religiones, se dice también que el hermetismo es un constructo mental que permitió la evolución del pensamiento en la época de la oralidad de la humanidad, cuando todo el conocimiento se transmitía, mediante la palabra, cuando la palabra sintetizaba el pensamiento simbólico y ubicaba al hombre como símbolo emblemático del mundo y colocaba a la mente individual en concordancia con la gran mente de la consciencia cósmica y concebía al mundo físico como una entidad insuflada del alma universal, cuya principal facultad era la inteligencia, el pensamiento, la creatividad y la imaginación centrados en la búsqueda de la verdadera felicidad, que permitiera alcanzar la capacidad mental e intelectual, que llevaran al hombre a ser uno con dios a través del lenguaje.
Las palabras dichas en forma hermenéutica estructuradas en poemas, cantos o rezos, tienen la capacidad con su ritmo y vibración de crear, de sanar y por supuesto, también de destruir.
Desde el punto de vista de las neurociencias, se sabe que cuando enfocamos nuestra mente en algo, y a esto le sumamos las emociones y el sentimiento para expresarlo con ritmo, y vibración, se tiene la facultad de modificar tanto el mundo material como el mundo espiritual.
Por otra parte las culturas orales antiguas, sabían que lo que le dices a tu semejante, te lo dices a ti mismo. Sabían también que cada palabra por si misma o el verbo de una oración, tiene un poder enorme de transformación, como lo conservan hasta nuestros días el sánscrito, el arameo y el lenguaje hebreo, que describen a través de la palabra al mundo y revelan el pensamiento la emoción y el sentimiento de los hombres.
Las culturas herméticas, que han sido casi todas las culturas antiguas de oriente, utilizaban y siguen utilizando la palabra en forma de mantras, de rezos, cánticos y plegarias para materializar estados mentales y programar al cerebro y de esa manera obtener y materializar lo deseado.
En la actualidad las neurociencias utilizan el lenguaje de la misma manera en la técnica de la programación neurolingüística para conseguir cambios mentales y conductuales que permitan alcanzar objetivos rápida y eficazmente y que ayuden a manejar los estados emocionales para la adaptación al mundo.
Las palabras herméticas dichas en esa manera especial, con ritmo y sonoridad, según estudios de Pjotr Garjajev , tienen la capacidad de inducir efectos epigenéticos, que son los cambios hereditarios causados por la activación y desactivación de los genes sin causar ningún cambio en la secuencia del ADN. Por otra parte también se ha descubierto que el código genético sigue las reglas gramaticales del lenguaje humano, lo cual implica una fantástica correlación entre el lenguaje, la gramática y los genes como lo propone Avram Noam Chomsky (Filadelfia, 7 de diciembre de 1928) en su gramática universal.
El lenguaje hermético como pócima curativa
Desde hace miles de años los guías espirituales y religiosos y particularmente los herméticos, han sabido que nuestro cuerpo, mente y cerebro se pueden programar por medio del canto, la poesía y el rezo mediante los cuales se transmite el pensamiento.
Finalmente recientemente las neurociencias han podido comprobar que la palabra tiene un alto poder curativo y que el lenguaje tiene la capacidad de modificar la actividad electromagnética cerebral y modular la neuro-secreción de moléculas que tienen la capacidad de reparar y reprogramar a todos los sistemas del cuerpo incluyendo al sistema nervioso.
En resumen el lenguaje hermético tiene la capacidad de inducir mecanismos mediante los cuales el cerebro construye la conciencia, las creencias y los pensamientos que son las experiencias subjetivas mentales y mediante la hermenéutica, se puede interpretar el significado oculto de las figuras retóricas, que están en la mente y escudriñar sus dimensiones consciente e inconsciente para conocer y manejar la conciencia material y espiritual del hombre y programar las funciones mentales.
Lecturas
1 Journal of Clinical Epigenetics 2017
Vol. 3 No. 1: 4
2 Garjajev PP (1997) Der wellengenetische Code.
3 http://www.rialian.com/rnboyd/dna-wave.doc
4 Avram Noam Chomsky Language and Mind (El lenguaje y el entendimiento, Barcelona, Seix-Barral, 1977).