Expertos asesoran al Gobierno ante la crisis por el COVID-19
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

BOGOTÁ D. C., 25 de marzo de 2020 — Agencia de Noticias UN-

Uno de ellos, el doctor Jairo Pérez Cely, coordinador de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del HUN, asesora a la mesa establecida en la Secretaría junto con otros directores de esta área de diferentes hospitales de la ciudad, con miras a hacer un inventario de la capacidad instalada con que cuenta Bogotá para brindar atención y cómo ampliarla frente a la contingencia.

Según explica el doctor Pérez, lo que se ha identificado acerca de la enfermedad causada por el COVID-19 es que el 80 % de los pacientes sufrirá síntomas leves que permiten un manejo en casa, un 15 % presentará neumonía y requerirá de hospitalización, y el 5 % restante presentará falla respiratoria, requiriendo atención en UCI.

“Debemos alistarnos para ese 20 %; el problema es que no tenemos tanta disponibilidad de cuidados intensivos. En países como Italia y España su capacidad de atención se desbordó, a pesar de que cuentan con mejores UCI que Colombia” comenta el docente.

Por eso él y otros profesionales de la salud están elaborando con la Secretaría de Salud un plan de contingencia basado en información de la Sociedad Española de Cuidado Intensivo, en el que se puedan adaptar espacios para brindar este tipo de atención a los pacientes que lo requieran; por ejemplo el HUN podría pasar de sus 47 camas de UCI actuales a unas 90, en caso de ser necesario.

Otros temas en los que el doctor Pérez viene asesorando a la Alcaldía frente al estado de emergencia es cómo resolver la disponibilidad de ventiladores mecánicos y la implementación de telemedicina para aprovechar al máximo el talento humano capacitado disponible, que también puede empezar a ser escaso.

Monitoreando la expansión del virus

Por otra parte, el doctor Fernando de la Hoz, epidemiólogo, viene apoyando a la Alcaldía desde su experiencia y sus años de trabajo en el área de vigilancia en salud pública, en el seguimiento que se le está haciendo al avance del coronavirus y la infección respiratoria aguda en Bogotá. También a la Secretaría de Educación Distrital en las medidas que se han tomado con respecto al cierre de colegios y la evaluación de la situación de la vigilancia de enfermedades respiratorias entre estudiantes y maestros.

“He seguido apoyando a la Secretaría de Salud en torno a las mejores estrategias de vigilancia para detectar la transmisión autóctona del virus, porque en este momento todos los casos detectados son del exterior o de personas que han tenido contacto con alguien que ha venido de otros países”, explica el doctor De la Hoz, para quien “es importante tratar de detectar si ya hay transmisión de coronavirus no relacionada con personas que vienen de fuera, sino que ya se transmite dentro de la ciudad”.

El aporte del doctor Carlos Álvarez en este proceso tiene que ver con el punto de vista técnico, específicamente en temas relacionados con epidemiología e infectología, mediante estrategias para la atención de pacientes, conociendo las intervenciones y su impacto en la salud pública, epidemiología y clínica.

“La preocupación de la Alcaldía Mayor es tener la red hospitalaria capacitada para atender adecuada y oportunamente a la población en todos los niveles, además de cambiar el modelo de atención en salud que le permita a todo el mundo acceder a esta, a pesar de las medidas preventivas que se están tomando”, comenta el doctor Álvarez.

Por su parte el doctor Jorge Cortés –líder del grupo de investigación en Enfermedades Infecciosas de la UNAL– en su calidad de experto, asesora a la Alcaldía y al MinSalud sobre cómo entender la epidemiología del virus, el funcionamiento de las medidas tomadas y sus beneficios en términos de salud.

“Las recomendaciones hechas giran en torno a rodear al sistema de salud y en cómo se mantiene, se fortalece, se planea y se apoyan las actividades del sector salud frente a la pandemia, cuáles consideramos como prioritarias para el sector y cómo las decisiones pueden impactarlo”, comenta el doctor Cortés.

Añade que específicamente se ha abogado porque haya una comunicación entre los laboratorios de la Secretaría y de las universidades, por proveer documentos científicos que permitan la guía de los médicos y eventualmente de la ciudadanía, y por analizar cómo se pueden apoyar con distintos profesionales, incluyendo potencialmente a estudiantes de Medicina, algunas de las actividades que se plantean durante este periodo de crisis.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

next
prev

Hay 3490 invitados y ningún miembro en línea