Luz ultravioleta desinfectaría frutas y hortalizas
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

PALMIRA, 04 de noviembre de 2019 — Agencia de Noticias UN-

Así lo estableció la investigadora Nidia Johana Valdés Holguín, magíster en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira, quien en su tesis revisó a profundidad estudios e investigaciones previas que demuestren los beneficios de usar la luz ultravioleta para proteger ciertos comestibles.

Los microorganismos como hongos y bacterias son los principales causantes del deterioro de las frutas y las hortalizas, pues atacan la piel, las hojas y los tallos ocasionando su descomposición.

Según algunos estudios, en países desarrollados las pérdidas de estos alimentos van del 20 al 50 %. “Las bacterias más comunes –como los géneros Erwinia Pseudomonas– y varios hongos –como el Sclerotinia y Colletotrichum– afectan los tejidos del fruto, ocasionando daño en la materia prima”, apuntó la investigadora Valdés.

La industria, en su afán de encontrar un desinfectante efectivo, utiliza el cloro como la opción más adecuada, pero se ignora que el uso de este elemento químico implica un riesgo para el medioambiente, pues el vertimiento de aguas contaminadas con cloro es susceptible a la formación de compuestos potencialmente cancerígenos como los trihalometanos, generados por la reacción de la materia orgánica presente en el agua con el cloro.

En esa medida, la investigadora plantea como alternativa la luz ultravioleta, un método de desinfección que tiene gran capacidad de inhibir el crecimiento de patógenos dañinos, y además no altera las propiedades organolépticas ni ocasiona pérdidas nutricionales del alimento, y no genera desperdicios tóxicos para el medioambiente. Por el contrario, el cloro es un químico tóxico que deteriora progresivamente todo compuesto con el que entra en contacto, con mayor o menor rapidez.

Radiación ultramagnética

La luz ultravioleta es un tipo de radiación electromagnética cuyo nombre obedece a que su rango visual empieza desde longitudes de onda más cortas de la que los humanos identificamos como el color violeta, pues está por encima del espectro visible.

La literatura ha demostrado que la luz ultravioleta se puede utilizar como desinfectante porque su exposición genera incidencias nocivas en el ADN de diferentes microorganismos, que les impiden realizar funciones celulares vitales de reproducción. Se puede utilizar en la desinfección de agua, aire, superficies, frutas, hortalizas, materiales para envasado, farmacéutica, vinícola, electrónica, acuacultura, impresión, destilería, petroquímica y cosmética, entre otras aplicaciones.

Para llevar a cabo este proceso se utilizan equipos especializados que incorporan lámparas para la generación de radiación ultravioleta, como las de mercurio o las de microondas. Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, el valor aproximado de un equipo de generación de luz ultravioleta es de 50.000 dólares, pero puede variar según la capacidad de la planta de desinfección.

Entre uno de los experimentos que se han realizado se destaca un estudio que evaluó los efectos de la luz ultravioleta en carambola (o fruta de estrella) mínimamente procesada. Las frutas se colocaron en una bandeja y se cubrieron con plástico por 21 días. Pasado este tiempo, en las frutas no tratadas se obtuvo como resultado la pérdida de peso, pH y sólidos, y además se observó que hubo un decaimiento de firmeza; en los frutos tratados con luz ultravioleta se retardó la descomposición de la carambola, lo que igualmente ocurrió con otros experimentos en berenjenas, piñas y mangos, entre otros.

“La luz ultravioleta es un desinfectante de alimentos que ofrece beneficios para la agroindustria y el medioambiente, pues, a diferencia de otros métodos de desinfección como el químico, no promueve la formación de productos mutagénicos ni cancerígenos y no deja sabores ni olores desagradables a las frutas y hortalizas”, apuntó la investigadora Valdés. Además, otras publicaciones han demostrado que gracias a esta radiación en el fruto se produce un mayor número de sustancias antioxidantes y un aum

En el país, según la Asociación Hortifrutícola de Colombia (Asohofrucol), la producción de frutas y hortaliza aumentó a una tasa de crecimiento de 1,1 % anual, al pasar de 10,6 millones de toneladas en 2016 a 10,7 millones de toneladas en 2017, con más de 1 millón de hectáreas sembradas. Ante ese contexto, resultaría oportuno que las industrias consideren incorporar el uso de esta tecnología.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co/

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 521 invitados y ningún miembro en línea