Origami incentiva la lectoescritura
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

BOGOTÁ D. C., 24 de octubre de 2019 — Agencia de Noticias UN-

Cada figura hecha en origami –técnica también conocida como papiroplexia– es un arquetipo de enseñanza en términos psicológicos, antropológicos, corporales, políticos y sociales, que fomenta la lecto-escritura.

De esta manera, el origami se constituye en un método lúdico emocional que incentiva las habilidades motrices, de atención, concentración, imaginación, capacidad de observación y refuerza la autoestima de los estudiantes de primaria, ya que una vez el niño se da cuenta de que es capaz de crear algo con sus propias manos y quiere seguir aprendiendo y probando.

Para fortalecer los procesos de lectura y escritura de alrededor de 34 niños de grado cuarto de básica primaria de la sede Antonio Nariño del Instituto Educativo Camilo Torres Restrepo (IECTR), ubicado en el caso urbano del municipio de Aguazul, en el departamento del Casanare, la investigadora Mery Yaneth Torres Franco, magíster en Educación, realizó talleres de origami como medio de estimulación y de expresión artística para la creación de cuentos y relatos cortos.

“Creo que construir imágenes con papel es un estímulo lúdico, creativo, afectivo y colaborativo, que le abre a los niños, víctimas de problemas económicos, afectivos y familiares, un escenario ideal para desarrollar habilidades en torno a la lectura y la escritura”, señala la magíster.

En su opinión, el origami desarrolla otros saberes como las ciencias naturales, expresadas en paisajes y animales que se representan mediante el dibujo o los dobleces del papel.

Durante los talleres, la figura del pez incentivó la creación de relatos escritos asociados con las ciencias naturales y el cuidado de los ecosistemas; la figura de la casa sirvió para hablar de la evolución que han tenido los hogares, y la de la paloma de la paz se trabajó en el marco del Día de la Paz y la Reconciliación, una fecha importante para ser analizada por los estudiantes en un territorio como Aguazul, golpeado por el conflicto interno armado.

Más allá de las matemáticas

Si bien el origami ha sido utilizado para incentivar la enseñanza de las matemáticas, y en especial de la geometría –por la necesidad de doblar el papel y observar el número de lados, vértices y ángulos–, en el campo de la literatura y la escritura de textos no ha sido explorado.

Por eso, parte del proceso para incentivar el desarrollo de habilidades comunicativas en los niños se basó en construir figuras, describirlas de forma oral, y después redactar un texto.

“Los estudiantes llegan al grado 5° sin desarrollar suficientes habilidades comunicativas, necesarias para su desempeño académico y el desarrollo de sus competencias”, puntualiza la investigadora, quien para orientar a los profesores creó la cartilla didáctica “El origami, una puerta hacia la escritura”, en la que explica cómo esta técnica se convierte en una herramienta útil para la enseñanza de la literatura y el papel del educador como guía en ese proceso artístico que incluye la interpretación de moralejas y metáforas.

El niño que crea un origami ha sido capaz de seguir instrucciones, sentir, dibujar, doblar, imaginar cada paso, cada acción que realiza para leer su entorno, y las relaciones que la imagen le suscita. Así mismo, es capaz de narrar, explicar, la elaboración de su imagen de papel y, a través de un texto, expresar lo creado para que otras personas participen de su experiencia de vida.

“A muchos de los estudiantes se les veía llegar al colegio con pereza, desgano, pálidos o trasnochados, muestra de que solo iban por cumplir con la asistencia. La lúdica de esta técnica artística le proporciona al niño una convivencia agradable, estimulante, haciéndole olvidar, durante el tiempo escolar, el peso social que lleva encima”, puntualiza la magíster en educación.

Cuando el niño elabora una figura, inventa una gran herramienta para hacer sus propios monólogos, expresarse en grupos y escribir relatos según sus conocimientos previos y los adquiridos en aula, que enriquece con los de sus compañeros.

La enseñanza del origami, además de ser una técnica económica, fomentó la paciencia y la atención de los estudiantes en el aula de clases.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 590 invitados y ningún miembro en línea