Niños aprenden ciencias naturales jugando con cajas mágicas
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

PALMIRA, 15 de diciembre de 2018 — Agencia de Noticias UN-

La secuencia también incluye ayudas como salidas de campo, pruebas con dibujos, visitas a ecosistemas y juegos didácticos de bingo, con las cuales se busca fortalecer procesos de aprendizaje en torno a los cinco reinos de la naturaleza: animal, vegetal, hongos, monera y protista.

Así lo aseguran Luz Orlanda Gómez Aguirre y Franciney Castro Bejarano, magísteres en Enseñanza de las Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, creadoras de la secuencia.

Las cajas, llamadas “La naturaleza pregunta” y “Las cajas mágicas de los reinos”, contienen una serie de figuras de cada reino y un grupo de tarjetas de ideas previas con interrogantes e indicaciones, cuyo nivel de dificultad varía según el grado en el que se apliquen, describe la magíster Gómez, licenciada en Educación Básica.

En las tarjetas se pregunta por el hábitat de cada planta o animal, o si son terrestres y acuáticos, entre otros temas; además se les pide a los alumnos realizar actividades como lecturas explicativas o mímicas, para que sus compañeros adivinen una especie referida.

Después de esta etapa los estudiantes ubican las figuras en las cinco categorías de reino demarcadas en el tablero, que se puede disponer en el piso del salón de clases.

Para todos los cursos de primaria

Aunque la secuencia se implementó en los grados primero y cuarto de la Institución Educativa del Valle, en Palmira, está diseñada para todos los niveles de primaria.

“Habíamos detectado que en las Pruebas Saber los jóvenes de quinto tenían un mayor avance en asignaturas como matemáticas y español que en ciencias naturales, y que presentaban algunas fallas en el aprendizaje de conceptos”, explica la magíster Gómez.

Después de una prueba diagnóstica, en la que solo 8 de cada 20 estudiantes superaron el umbral de aprobación, las investigadoras aplicaron la secuencia que habían formulado como parte de su trabajo de grado. Según plantea este modelo, en los grados primero y segundo se trabaja solo con los reinos animal y vegetal, mientras que en tercero, cuarto y quinto se abordan también los reinos monera, protista y de los hongos.

“Empezamos con una salida al parque aledaño, en la que los jóvenes recolectaron hojas de las plantas y observaron las diferentes texturas, colores y organismos que habitan allí, como las hormigas y los gusanos. Después evaluamos la jornada por medio de dibujos”, detalla la licenciada.

Posteriormente se trabajó con un bingo en el que se abordó el hábitat de los organismos, nuevamente, además de los conceptos de ecosistema y de los factores bióticos y abióticos. “Hicimos una comparación entre un hogar y un ecosistema, enunciando que los elementos que los componen funcionan en colaboración y son complementarios para lograr un equilibrio. A partir de ello se aportaron reflexiones sobre la importancia de cuidar los diferentes organismos de los reinos de la naturaleza”, explica la investigadora.

El siguiente paso de la secuencia consistió en visitar un ecosistema, que en el caso particular del proceso se trató del Bosque Municipal de Palmira, donde hay espacios como el lago, y se les pidió a los alumnos dibujar lo que observaban.

Las dos últimas etapas de la secuencia didáctica son la implementación de las cajas mágicas y una prueba de diagnóstico final, en la que 16 de cada 20 estudiantes aprobaron.

Para la concepción del modelo se tomaron como referencia teórica los postulados de David Ausubel sobre psicología educativa, y se exploraron casos de implementación de secuencias didácticas en escuelas rurales, comprendidas en libros como Estrategias docentes para un aprendizaje significativo: una interpretación constructivista, de los profesores Frida Díaz y Gerardo Hernández, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

“A veces los profesores nos olvidamos del componente didáctico; es vital llevar a los jóvenes a verdaderos ecosistemas en lugar de solo presentárselos en el aula. Así, ellos podrán confrontar la realidad de la naturaleza y ubicarse en su contexto”, declara la magíster.

Para el diseño de las cajas, las tarjetas, las figuras y el bingo se contó con el apoyo de Lina Marcela Pinchao Díaz y Luisa Fernanda Gil Ospina, estudiantes de Diseño Industrial de la U.N. Sede Palmira.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1224 invitados y ningún miembro en línea