RADIO Sabersinfin.com

28 de diciembre de 2016

Junto a la realización de ritos simbólicos, esencialmente personales y subjetivos, aunque aparentemente comunitarios, esta época del año se presta también a la reflexión crítica sobre el estado de la sociedad, pero no desde el punto de vista moral o filosófico-idealista –aquello de la corrupción, decadencia y similares-, sino cartesiana: su funcionamiento en tanto mecanismo. Algo que no compete solamente al Gobierno, su administrador designado, sino a todos aquellos capaces de percibir y razonar, identificar variables y sus relaciones. De otro modo, al final del próximo año tendremos más de lo mismo, con los problemas agravados, menos salidas a la vista y el paralizante fatalismo incrementado.

El solo “portarse mejor” –según cada quien lo entienda-, objetivo declarado de un Civismo hace mucho tiempo obsoleto, al no aproximarse siquiera a las cadenas objetivas de causas y efectos que están operando, deja las cosas tan mal como están. Es la falla de origen de “diagnósticos” tales como corrupción, falta de transparencia y otros ahora de moda, que no revelan su insuperable abstracción -y consecuente inaplicabilidad- sino en los momentos críticos, cuando la realidad simplemente los rebasó. (Por ejemplo, la imagen que acudió de inmediato a mi mente cuando se implementó la verificación vehicular como medida contra la contaminación del aire, fue la de un artefacto similar a un molinito de carne en que se introducía un fajo de billetes, se daba vuelta a la manivela y, mediante algún misterioso proceso alquímico… Voilà!: salía aire puro. Absurdo, ¿verdad?)

Un típico problema urbano es el exceso de vehículos de combustión interna circulando por las calles, cuya “solución” cuasioficial es promover el uso de la bicicleta, resultando que los usuarios de ésta invaden sin más las vías antes exclusivas de los peatones, pues no se retiró de la circulación el número suficiente de automóviles para abrirles espacio en donde por lógica les corresponde.

Y como éste hay muchos otros casos, entre los cuales uno muy sencillo de resolver, pero que aun así requiere su dosis de investigación y desarrollo –palabras mágicas-, son las rampas para sillas de ruedas. Sin duda una buena idea, pero cuya implementación funcional requiere la aplicación de la Física –elemental, de Secundaria-: plano inclinado, pendiente, trabajo, aceleración, inercia, fricción. ¿Cuántos burócratas -de los que deciden- fueron brillantes en esta materia? This is the question.

Estas son entonces las ASIGNATURAS PENDIENTES a que debe avocarse la población antes de cualquier otra cosa: entender cada aspecto particular de la maquinaria social, de modo que pueda proponer o, cuando menos, certificar que las medidas gubernamentales son las adecuadas, pues de otra manera sucederá como cuando un vivales, por una “módica” millonada, “solucionó” (¿?) para siempre el problema del transporte público de pasajeros asignando a cada unidad… ¡dos números de 5 cifras! ¿Lo recuerdan?

La propuesta lógica sería entonces que cada persona -sin importar su edad- con experiencia científico-técnica académica o práctica, por sí sola o asociándose con otras, estudie detenidamente uno de estos aspectos y proponga soluciones fundamentadas, lo más viables posibles, pues TODOS -hasta los burócratas- las necesitamos urgentemente.

Cuando menos es un Buen Propósito SOCIAL de Año Nuevo.

Fernando Acosta Reyes (@ferstarey)  es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

width=

Video y Podcast

La trayectoria de la artista plástica Majo Fernández

Abel Pérez Rojas

width=

Artículo

Chopin, pedagogo

Fernando Acosta R.

width=

Video y Podcast

Machismo, una perspectiva psicológica y bíblica

Rosaura de Sánchez

width=

Artículo

Historia de la Estomatología en Puebla

Museo Odontología BUAP

width=

Videos y podcast

Exofilia, relaciones con extraterrestres

Fernando Acosta R.

width=

Video

¿Cómo fue la extinción de los dinosaurios?

Jesús García Barcala

width=

Artículo

Nuevamente el circo de tres pistas

Guillermo A. Hidalgo

Hay 2124 invitados y ningún miembro en línea