23 de abril de 2022

El Manual de preparación y administración de medicamentos de uso inmediato para profesionales de enfermería en una UCI neonatal, una de las 2.000 novedades de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (FILBo), ofrece ocho recomendaciones generales para la preparación de medicamentos de uso inmediato y ocho para la administración de fármacos inyectables, entre los que se encuentran la morfina y la adrenalina.

El profesor Jesús Becerra, director del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), asegura que “los medicamentos no se encuentran ajustados para recién nacidos, prematuros o a término, por lo cual administrarlos y prepararlos para ellos es un reto enorme”.

Amplía que el manual es el resultado de un proyecto de investigación que evaluó la necesidad de mejorar las capacidades de los profesionales de enfermería, con respecto al uso de medicamentos, la coordinación entre los distintos sectores, profesiones y niveles de atención, así como el aprovechamiento de los recursos existentes por parte de todos los profesionales que intervienen en la atención de los niños.

El autor del estudio, Yeison Rodríguez Espitia, magíster en Ciencias -Farmacología, menciona que “el documento busca ser una herramienta operativa y práctica para mejorar la calidad de la atención del recién nacido en cuidado neonatal y disminuir los riesgos asociados con el uso inadecuado de los medicamentos”.

Así mismo, señala que el texto recoge las necesidades de información de los profesionales de enfermería y los aportes de distintas disciplinas, además de las prácticas profesionales de quienes realizan la actividad de preparar y administrar los medicamentos como una actividad diaria.

En su elaboración participaron no solo enfermeros, sino también profesionales que tienen relación con los niños, en especial en las unidades de cuidado neonatal.

Durante la presentación del libro, destacó que “los medicamentos no tienen dosis, es decir la cantidad de fármaco que se necesita para tratar una patología específica y que se calcula a partir del peso del paciente o de las enfermedades que presenta. En ese sentido, es difícil estimar las dosis que los médicos prescriben a seres tan pequeños, y tiene consideraciones importantes, porque cualquier error puede resultar fatal para un menor”.

Guía ilustrada y escrita en lenguaje sencillo

El Manual, que es de acceso gratuito y se encuentra alojado en la web, tiene una propuesta gráfica sencilla y con un lenguaje cercano para que pueda ser comprendido por cualquier profesional de la salud que hable español, un aporte importante si se tiene en cuenta que aunque existe información, esta es especializada y producida con lenguaje técnico.

El documento ofrece un paso a paso, que incluye recomendaciones generales para la preparación de medicamentos de uso inmediato y de alto riesgo, los elementos de bioprotección que deben utilizar los profesionales, la técnica aséptica, la zona de preparación del medicamento, el contenido de la prescripción, el procedimiento de preparación, el etiquetado y transporte y demás aspectos relacionados con recomendaciones generales para la adecuada administración de medicamentos.

En el caso de la técnica aséptica, los expertos destacan que “el riesgo de contaminación microbiológica es el punto más crítico durante el proceso de preparación de medicamentos estériles. Se debe garantizar la técnica aséptica para prevenir la contaminación de los equipos para administración inyectable. El personal de enfermería que prepara los medicamentos debe estar formado y entrenado en el mantenimiento de la técnica aséptica. Deben seguir un programa de lavado de manos estricto en la institución”.

La profesora Maritza Gómez, de la Facultad de Enfermería, asegura que “el Manual es una herramienta muy importante, dado que en las UCI tenemos niños con muy poco peso –menos de 700 gramos–, y por la disponibilidad de fármacos que tenemos, debemos jugar con las presentaciones, a veces necesitamos convertir cápsulas o tabletas y para eso empleamos mecanismos físicos como macerar o diluir, que pueden hacer que los mecanismos activos del medicamento se pierdan”.

Los expertos explican que este manual no pretende ser un tratado de farmacología, sino un instrumento integral del recién nacido en el cuidado neonatal.

“La administración correcta es vital porque los medicamentos que tratamos no dan tiempo para que se preparen de manera diferente, entonces el personal de enfermería tiene que tener la capacidad de administrarlo inmediatamente, pues está en juego la vida del paciente”.

El documento propone una aproximación metodológica que puede ser utilizada para actualizarla según los desarrollos técnicos y terapéuticos para este grupo poblacional.

“Nuestra intención es que los contenidos sirvan de apoyo para el trabajo cotidiano de los profesionales de enfermería”, subraya el autor.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co