Regreso al naturismo
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

27 de febrero de 2017

Nuestra sociedad actual, cansada de los efectos secundarios de los químicos farmacéuticos a corto, mediano y largo plazo, y de la voracidad comercial de las grandes empresas farmacéuticas, cuyos objetivos primordiales ya no se centran en la recuperación de la salud, sino el aumento de sus ingresos económicos, está aplicando un nuevo concepto para el tratamiento de sus padecimientos, volteando la mirada a las terapias naturales y energéticas, mismas que no presentan reacciones secundarias y tienen muy pocas contraindicaciones, encontrándose dentro de las primeras, la herbolaria o fitoterapia, existiendo ya esta materia como una licenciatura en planteles oficiales de educación superior en diversos países, incluidos México.

El uso de plantas para la cura de enfermedades es casi universal entre las sociedades no industrializadas. Muchas culturas llegaron a dominar la práctica de la medicina a base de hierbas al final del siglo XX; México ocupa el segundo lugar a nivel mundial en riqueza taxonómica de plantas medicinales, después de China, con 4,500 especies existentes y el 90% de los habitantes emplea la medicina herbolaria.

Su consumo ha ido en aumento en los últimos años en todo el mundo y es frecuente su empleo en combinación con medicamentos y aunque existen algunos problemas de estandarización de principios activos en los preparados de plantas medicinales, el conocimiento transgeneracional de su uso, nos brinda las generalidades de su empleo, ya que ha sido poca la investigación científica seria sobre este rublo, ya que no genera ni remotamente las mismas ganancias económicas de los fármacos químicos a los que las grandes empresas farmacéuticas y algunas instituciones oficiales dedican una cuantiosa inversión.

La fitoterapia (del griego Phytos, 'planta' o 'vegetal' y therapeia, 'terapia') es el uso de productos de origen vegetal para la prevención o el tratamiento de diversas enfermedades y estudia las propiedades y aplicaciones medicinales de las plantas y sus extractos; comprende los hongos, los productos de las abejas, minerales, rocas, suelos, conchas, fósiles y ciertas partes animales.

Los principios activos de las plantas son su potencial curativo; la parte química donde residen los ingredientes que la hacen efectiva para una enfermedad; es lo que se extrae para la elaboración de fármacos en menor concentración en un preparado natural, como infusión, aceite esencial, tintura o jarabe.

Las plantas pueden provocar reacciones adversas como intoxicación por sobredosis o interacciones perniciosas con otras sustancias, también pueden presentarse problemas de confusión entre unas plantas y otras, además de la contaminación con pesticidas, metales pesados y medicamentos. La adulteración, los preparados inadecuados o la falta de conocimiento entre las interacciones de plantas y drogas han llevado a reacciones adversas y en ocasiones críticas.

Es muy importante considerar que los medicamentos convencionales, se centran en corregir un síntoma y las plantas mejoran el funcionamiento de un órgano, pero esto no hace desaparecer el síntoma. En otras palabras, la fitoterapia se centra en la raíz de un problema de salud.

La planta completa no tiene esta función curativa por sí misma, sino que, generalmente, su poder se concentra en las flores, raíces, hojas o semillas, los frutos, los troncos y las cortezas. El más frecuente es la infusión, es decir la hierba o planta fresca se hierve en agua, se cuela y se bebe a sorbos como el té. La tintura (una parte de la hierba o planta se mezcla con alcohol en una proporción 1:5) en forma de supositorios, inhalaciones, lociones, tabletas y soluciones líquidas, cremas naturales y comprimidos. La mejor manera de extraer el principio activo de cada planta, de tal manera que guarde sus propiedades y no se vean alteradas utiliza para su extracción 3 sustancias básicas, agua, aceite o alcohol. Estos preparados se llaman tisanas, y se clasifican en 4 grupos principales: infusión, decocción, maceración y cataplasmas.

La fitoterapia se basa en los principios de la medicina oriental relacionados con la energía del cuerpo humano y se centra en el origen de un problema de salud y no en sus consecuencias.

Imagen: lasfriegas.wordpress.com

 

 Hugo Enrique Meneses Cervantes, Médico de la nueva era.Unidad de Medicina Alternativa Complementaria y Tradicional (UMACYT).

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 338 invitados y ningún miembro en línea