9 de marzo de 2014

Actualmente se utiliza con cierta facilidad la palabra feminismo y muchas veces no se conoce el significado. Feminismo viene del latín fémina que significa mujer y es un movimiento social  que vindica para las mujeres, en lo jurídico, su plena igualdad de derechos civiles; en lo político, el derecho a votar y ser electa en condiciones de igualdad de trato y de oportunidades; en lo económico, que las mujeres tengan acceso y retribuciones iguales; entre otros, es decir se trata de que hombres y mujeres tengamos los mismos derechos y la garantía para su goce y su disfrute.

Este movimiento nació en el siglo XVIII y se generalizó en el siglo XIX, por supuesto, no es un movimiento uniforme, pero tampoco se trata de un movimiento extremista, ni pretende homogeneizar superioridades de las mujeres ante los hombres o al revés, se trata de que ambos, hombres y mujeres,  tengamos derechos igualitarios considerando nuestras diferencias.

De eso se trata el feminismo de la igualdad, aunque también es cierto que se confunde el concepto como si fuese la intención de las mujeres a ser superiores al hombre, nada más alejado de la realidad.

Por ello, y en la conmemoración reciente del Día Internacional de las Mujeres, para este año la ONU ha determinado analizar la igualdad entre hombres y mujeres como el mecanismo para alcanzar progreso para todas y todos;  y por ello también,  convocamos a tomarnos nuestro tiempo, hombres y mujeres, para reflexionar sobre la agenda de género, los derechos de las mujeres y la vindicación de nuestros derechos por conquistar en pleno siglo XXI los derechos humanos de las mujeres.

Les animo a que sigamos reflexionando sobre el significado de este día. Yo no les regalo flores sino conciencia feminista, las/os invito a leer  el libro de "Una habitación propia" de Virginia Wolf que está también en línea: http://biblio3.url.edu.gt/Libros/wilde/habitacion.pdf; y les comparto del muro de Amelia Valcarcel, la siguiente reflexión:
 
“Si eres mujer y…
 
1. Puedes votar, agradéceselo a una feminista.
 
2. Recibes igual salario al de un hombre por hacer el mismo trabajo, agradéceselo a una feminista.
 
3. Fuiste a la Universidad en lugar de dejar los estudios después del Bachillerato para que tus hermanos pudieran estudiar pues “tú de todos modos simplemente vas a casarte”, agradéceselo a una feminista.
 
4. Puedes solicitar cualquier empleo, no sólo un “trabajo para mujeres”, agradéceselo a una feminista.
 
5. Puedes recibir y brindar información sobre control de la fertilidad sin ir a la cárcel por ello, agradéceselo a una feminista.
 
6. Eres médica, abogada, pastora, jueza o legisladora, agradéceselo a una feminista.
 
7. Practicas un deporte profesional, agradéceselo a una feminista.
 
8. Puedes usar pantalones sin ser excomulgada de tu iglesia o sacada
del pueblo, agradéceselo a una feminista.
 
9. A tu jefe le está prohibido presionarte a que te acuestes con él, agradéceselo a una feminista.
 
10. Eres violada pero el juicio no se trata sobre el largo de tu vestido o tus novios anteriores, agradéceselo a una feminista.
 
11. Inicias negocio y puedes obtener un préstamo usando sólo tu nombre y tus antecedentes de crédito, agradéceselo a una feminista.
 
12. Estás bajo juicio y se te permite testificar en tu propia defensa, agradéceselo a una feminista.
 
13. Posees propiedad que es únicamente tuya, agradéceselo a una feminista.
 
14. Tienes derecho a tu propio salario aún si estás casada o hay un hombre en tu familia, agradéceselo a una feminista.
 
15. Obtienes la custodia de tus hijas e hijos tras un divorcio o una separación, agradéceselo a una feminista.
 
16. Tienes voz en cómo criar y cuidar a tus hijas e hijos en lugar de que los controle completamente tu esposo o su padre, agradéceselo a una feminista.
 
17. Tu marido te golpea y esto es ilegal y la policía lo detiene en vez de sermonearte sobre cómo ser una mejor esposa, agradéceselo a una feminista.
 
18. Se te otorga un título después de ir a la Universidad, en lugar de un mero certificado de haber completado los estudios, agradéceselo a una feminista.
 
19. Puedes amamantar a tu bebé, eso sí, todavía discretamente, en un lugar público y no ser arrestada por ello, agradéceselo a una feminista.
 
20. Te casas y tus derechos humanos civiles no desaparecen dentro de los derechos de tu esposo, agradéceselo a una feminista.
 
21. Tienes el derecho a rehusar tener relaciones sexuales con tu esposo, agradéceselo a una feminista.
 
22. Tienes derecho a que tus registros médicos confidenciales no sean divulgados a los hombres de tu familia, agradéceselo a una feminista.
 
23. Tienes derecho a leer los libros que desees, agradéceselo a una feminista.
 
24. Puedes escoger ser madre o no cuando tú quieras y no según los dictados de un esposo o un violador, agradéceselo a una feminista.
 
25. Puedes esperar vivir hasta los 80 años en vez de morir entre los 20 y 30 a causa de embarazos ilimitados, agradéceselo a una feminista.
 
26. Puedes verte como una humana adulta plena, y no como una menor de edad que necesita ser controlada por un hombre, agradéceselo a una feminista.
 
Hoy especialmente, por decencia, mira el mundo, comprueba que ha mejorado y...
 
AGRADÉCESELO A UNA FEMINISTA.
 
Y por último, no sólo se lo agradezcas a las feministas conocidas y anónimas, ¡¡¡conviértete en feminista!!!”
 
rociogarciaolmedoRocío García Olmedo ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) ha desempeñado diversos puestos públicos y políticos en el estado de Puebla, México.  Twitter: @rgolmedo  Facebook: Palabra de Mujer.