monica sanguino 2

-¿Qué tiene esa que no tenga yo?

-Serrín en la cabeza…

-Lo imaginaba. ¿Por qué los hombres las prefieren tontas?

-¡Porque así lo tienen más fácil! Mientras ellas no piensen es menos problemático…
¿comprendes?

-No, nunca lo he llegado a comprender. ¿Por qué prefieren a una mujer vacía de cultura, conocimientos y que no tiene conversaciones interesantes antes que a una mujer con su propio pensamiento crítico y opiniones fundamentadas? ¿Acaso importa más cómo te quede el carmín en los labios? ¿Cómo luzcas con un bonito vestido? ¿Cómo sepas reírte de todos los desplantes que te hace tu pareja para después sentirte una tonta?
Parece mentira que se cierren a las mujeres inteligentes, a las que de verdad aportan algo más que un bello estandarte que llevar colgado del brazo.

-Así es amiga. Lo peor de todo es que cuando un hombre llega a nuestras vidas, las cuales sí tienen un contenido que explorar, les invade el miedo, no saben como reaccionar, se sienten más seguros si la que se sienta a su lado en la mesa del restaurant no tiene capacidad ni siquiera para elegir el platillo que va a cenar, sólo para sacar el espejo y revisarse el maquillaje.

- ¿Por qué sucede? ¿Por qué lo hacen? Pero, de verdad, pensándolo fríamente, ¿es mejor compartir el resto de tu vida con una mujer que tiene un vacío en su cabeza que con una que tiene ideas y conocimientos que aportar?

- Bueno, vamos a dar un margen, yo creo que sí debe haber hombres que valoren esas cosas… No vayamos a ser tan fatalistas…

- De acuerdo, te otorgo el beneficio de la duda en este tema, pero… ¿dónde se esconden? ¿De dónde salió esa frase “detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer”? Porque cada vez lo encuentro menos en nuestra sociedad… Una sociedad que se preocupa más de tu apariencia física que de tu perfil académico o laboral, o… ¡ya ni siquiera eso! ¡De quién eres como persona, no como maniquí! De cómo tratas a los demás, qué haces o intentas hacer con tu vida. Esto debería cambiar.

- Es el capricho de lo mundano, no olvides que también sucede lo mismo en el caso contrario. Hay mujeres increíbles que están al lado de hombres ineptos. ¿Y la razón? ¿Quién sabe? Los hilos del destino son enrevesados cual telaraña arduamente tejida.

- Y qué lo digas, pero así es al final, ¿Qué le vamos a hacer? Lo único que nos queda es conformarnos con lo que hay…

*He aquí el error donde todos caemos alguna vez, el conformismo, como bien se ha dicho muchas veces: “Para cambiar el mundo, empieza por cambiarte a ti mismo”
*Amigos masculinos, esto no es un ataque, sólo es un ejemplo, la otra cara de la moneda también se presenta a menudo, pero por desgracia, la más famosa es ésta que se narra.

*Mónica Sanguino López es española, amante de la música y licenciada en educación especial.

Más de la obra de Mónica Sanguino López: