“Democracia es la necesidad de doblegarse de vez en cuando,
a las opiniones de los demás”. Sir Winston Churchill

Es muy lógico suponer que la forma como se hacen las políticas públicas en países con regímenes sólidos/estables, es diferente de aquella como se llevan a cabo en los países con regímenes más frágiles/débiles o en proceso de consolidación. Y la razón de peso, es que es posible distinguir tres (3) tipos distintos de países, donde sus regimenes políticos condicionan/moldean/determinan la elaboración de sus políticas públicas, así:

(1) Países donde existe cobertura del Estado sobre la nación y el territorio, hay una plena institucionalización del orden y la estabilidad en la función estatal conduce siempre a la estabilidad de la función gubernamental. En este primer grupo es posible incluir países como Estados unidos, Alemania, Francia, Suiza y Suecia. (2) Países en donde -a pesar de que el Estado tiene pleno control territorial- la existencia de fisuras en el orden institucional, o la existencia de nuevos órdenes políticos en consolidación, configuran una situación en donde la estabilidad estatal no siempre conduce a la estabilidad gubernamental, es el caso de países como Chile, Argentina, Brasil, México. (3) Países en donde la incapacidad del Estado para cubrir todo el territorio o para lograr la institucionalización del orden, configuran una situación en la que la inestabilidad estatal conduce a la inestabilidad gubernamental y la fragilidad política e institucional le impide mantener la unidad del poder político y la unidad de acción de sus instituciones, ejemplos típicos son Colombia, Venezuela, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Guatemala…

Y es que según el tipo de régimen político, los gobernantes tienen distintos grado de autonomía para estructurar sus políticas públicas. Es decir, la gestión pública está en relación directa con el grado de unidad del poder político institucionalizado. Por eso, en la mayoría de nuestros países de América Latina se vislumbran nudos críticos que afectan la gestión efectiva (eficaz y eficiente) de las políticas públicas, en donde es importante desarrollar sistemas racionales y reglados de planificación y control de gestión, para abatir estos nudos críticos. Nace así, un protagonismo cada vez más ascendente de los diversos actores sociales, pues hoy más que nunca la gestión pública debe basarse y estructurarse en formas de actuar comunicativas y participativas, más que en influjos unilaterales y tecnocráticos. Esta situación permite que el sujeto popular, el ciudadano de a pie, como Usted o como yo -apreciado lector- estemos llamados a ser protagonistas de un diálogo abierto con el saber técnico, que sea decisivo y clave para encontrar las alternativas viables para hacer políticas públicas mucho más participativas, equitativas e incluyentes.

Estas distinciones -sobre la particular forma de elaborar políticas públicas- evitan dos cosas: (1) trasladar fríamente ejemplos de un país a otro y (2) que algunos políticos se pregunten cuántos megapixeles tienen las “Cámaras de Representantes” de países vecinos.

CARLOS SALAZAR VARGAS 2Carlos Salazar Vargas (carlosalazarvargas.com) es conferencista y consultor internacional en “Políticas Públicas” y “POLITING”. “Profesor Visitante” en Universidades de Inglaterra (Oxford, Cambridge, LSE:London School of Economics and Political Science, RIPA: Royal Institute of Public Administration, Essex, Sussex y Liverpool) en Centroamérica (UCA: Universidad Centroamericana, en Managua, Nicaragua y la UNAH: Universidad Nacional Autónoma de Honduras en Tegucigalpa, Honduras) en Suramérica (Universidad Libre, Colombia) y en México (Universidades Iberoamericanas). Actualmente, es docente en el ITAM (Mx), en la Escuela Libre de Derecho y en el Centro Fox. Consultor de la UNESCO y Presidente de CAS&A: Carlos Salazar & Asociados (www.politing.com.mx) firma dedicada a la consultoría, la capacitación y la investigación en “Políticas Públicas” y “POLITING”. Colabora en revistas y periódicos de México, Colombia, Centroamérica y España.