LA PROSPECTIVA COMO PROYECTO POLÍTICO
Minuto a Minuto

 

 

guillermina baena paz.jpgLA PROSPECTIVA COMO PROYECTO POLÍTICO
Guillermina Baena Paz(1)


Resumen: pensar en el futuro, desde el futuro para descolonizar el que ya nos trazaron los Organismos Internacionales y la potencia hegemónica, es el planteamiento. La prospectiva usada como herramienta metodológica es así un proyecto político.

 

Palabras clave: prospectiva, OCDE, colonización del futuro, caos, complejidad, cambio, pensamiento estratégico


El país se encuentra en una difícil transición.
Ya no podemos permitir que este país siga fotocopiando su pasado, ni permitir que ya le hayan trazado su futuro.

Los organismos financieros internacionales ya ni siquiera son discretos en sus planteamientos: revelan de manera descarada, casi cínica, su intervención en las políticas nacionales y la ampliación de las mismas a políticas globales dictadas desde los intereses del Banco Mundial, del FMI y de la OCDE.

Un trabajo que han venido haciendo estos organismos desde hace varios años como la gota que orada la piedra. Veamos el ejemplo de la educación:

El llamado Documento de Santa Fe generado por el gobierno de los Estados Unidos en la década de los ochenta proponía el control de la educación, porque quien controla la educación controla el pasado y también el futuro.

“Era necesario instrumentar una educación filosófica para promover los ideales de la libertad política y de la iniciativa privada, así pues, era necesario controlar el sistema de educación porque quien lo controlara, controlaba el pasado y también el futuro. Para ello era necesario imponer la imagen estadounidense a Iberoamérica, exportando ideas e imágenes que alentaran la libertad individual, la responsabilidad política y el respeto a la propiedad privada, vía campaña de radio, televisión, libros, artículos, folletos, donaciones, becas y premios” (2).

Será acaso una casualidad que a partir de esa fecha los informes secretos del Banco Mundial a los gobiernos concretamente el enviado a Salinas y a Zedillo proponían las líneas básicas que debía tener la educación en nuestro país y estas fueron expresadas en el Proyecto de Modernización educativa salinista y en el Plan Nacional de Desarrollo zedillista que alentó las reformas del llamado Plan Barnés, rector de la UNAM, las cuales, a pesar de su abrupta salida como rector, se han ido cumpliendo en la nueva administración.

La OCDE, por su parte, encargó a educadores del país vasco elaborar un proyecto de gestión del conocimiento basado principalmente en el ejercicio de las competencias.

Inspirado también en ideas de San Ignacio de Loyola, se fue conformando un proyecto que hablaba de las bondades de su paradigma para la apropiación de la experiencia de Dios. Estos mismo pasos aplicados a la apropiación del conocimiento han generado una metodología del aprendizaje…que pretende involucrar no sólo a la razón, sino también a los sentidos y a los sentimientos. (3)

Para este momento las competencias permean todo el sistema educativo mexicano, se instauran por decreto desde el preescolar hasta los niveles superiores, son la vanguardia, lo más novedoso, el futuro de la educación, todos los niveles educativos trabajan sobre las competencias. Competencias que enfatizan valores, que priorizan valores como la manera de construir el carácter del alumno.

Sin embargo, en este mundo turbulento, las competencias a veces se definen sólo como el saber hacer, en el mes de noviembre del 2004, durante un encuentro de Secretarios de educación del país un conferencista decía, porqué se preocupan tanto, la escuela no sirve para nada, con tal de que el individuo sepa hacer. Y es que efectivamente estos son los criterios que prevalecerán en las empresas para las contrataciones, que sepan hacer lo que les piden sin importar cómo obtengan los conocimientos o de qué escuela provengan, y que los valores que imperen sean los que mantengan a la empresa en un clima de cordialidad, tolerancia, respeto entre todos… o será sumisión, conformismo, acatamiento de órdenes sin cuestionamientos, ésta lectura también se hace.

Las competencias pueden ser positivas si llevan al individuo al saber, saber hacer, saber ser y saber convivir, interpretadas sobre las bases de un ser humano que integra su razón y sus emociones para sentirse libre y feliz.
De lo contrario, hay que revisar de qué estamos hablando.

Educar en el pensamiento único para una sociedad con características similares, no pensar en otra cosa, no pensar diferente, no pensar…
Porque “quien controla la educación, controla el pasado y también el futuro”…

Caos, complejidad y cambio.

En un mundo de caos, complejidad y cambio, son necesarias nuevas herramientas para entender a un mundo que se ha vuelto una interconexión de redes y estructuras sistémicas.

La palabra caos en lenguaje ordinario se usa para describir condiciones de turbulencia, desorganización o volátiles, sin embargo, la ciencia le ha dado un nuevo significado.

La teoría del caos es el nombre popular para la teoría de los sistemas dinámicos o estudios no lineales. La mayor parte del mundo está hecha de sistemas no lineales una nueva clase de matemáticas no basada en números sino en imágenes

La prospectiva nos ayuda a explicar los problemas complejos que están entretejidos en las telarañas de las estructuras sistémicas. Descifrar los niveles del análisis, deslindar lenguajes simbólicos, traducir códigos, llegar a los significados profundos para saber lo que realmente dicen los discursos y las estrategias del poder.

Sumergirse en las estructuras visibles para captar las no visibles y saber dónde están las invisibles es una tarea que le compete al pensamiento prospectivo.

¿Qué herramientas metodológicas de las que teníamos en el siglo pasado, apenas hace cuatro años nos sirven para explicarnos los problemas o cuántas más tendremos que inventar a la misma velocidad de los acontecimientos?.

Será que el destino nos alcanzó o será que no supimos ver más allá de donde nos llevaban las anteojeras del positivismo que reinó en la ciencia tantos años.

Esto que se empieza a llamar el pensamiento sistémico y el pensamiento estratégico está cambiando hasta los parámetros de la ciencia como la conocíamos apenas a finales del siglo XX.

El haber dado juego sólo a una parte pequeña del lado izquierdo del cerebro nos ha hecho dar vueltas en redondo sobre el mismo camino… hasta que alguien descubrió que “el emperador estaba desnudo”, que la metodología no sólo era para las mentes inteligentes y que nuestra capacidad de rebelarnos frente a las fórmulas establecidas podía crear catástrofes, como la teoría que se rebeló contra las ecuaciones lineales de Newton para descubrir un mundo infinitesimal algebraico, que podía predecir en qué momento un ecosistema se alteraría o una presa se iba a reventar. Ahí la humanidad dio el salto cuántico.

La rebelión frente a lo establecido fue la liberación del lado derecho del cerebro, el reconocimiento después de tantos años de menosprecio y de reducción al ámbito literario.

El lado derecho nos mostró sus múltiples posibilidades como intuición, lenguaje total, poesía, imaginación, estética, etc.

El cerebro también nos enseñó que es el fiel guardián de las emociones. El ying y el yang, la razón y la emoción que equilibran al ser humano.


Y vamos a necesitar el equilibrio par enfrentar un mundo diferente que se viene lleno de experiencias nuevas, conocimientos infinitos, nuevas carreras, mayores interconexiones. Ya nada será fácil.

La clave para salir adelante en este mundo está en anticipar y saber enfrentar el cambio. un cambio planeado que responda a los cambios y oportunidades que se dan en el entorno.

Para ello requerimos de la prospectiva.

La prospectiva como herramienta metodológica abre un sinfín de posibilidades a quien la use: como facilitar la toma de decisiones ante la consideración de un abanico de posibilidades, usar la planeación prospectiva que no plantee meras soluciones estándar ante problemas estándar, una construcción de diferentes escenarios que nos permitan asegurar estrategias exitosas, por consecuencia será primordial para el diseño de políticas y tendrá la posibilidad de prevenir las crisis y conflictos.

¿Cómo se concibe la prospectiva?




Cuando se desconoce para qué sirve la Prospectiva se corre el riesgo de confundirla fácilmente con profecía o con adivinación. Cierto que estas pertenecen también a los estudios del futuro, pero la prospectiva es una herramienta que permite construir, de manera sistemática, diferentes futuros, con la idea de que podamos tomar decisiones con respecto a las posibilidades de que se pueda dar alguno de ellos.

El futuro es una división arbitraria que hemos hecho del tiempo para ubicarnos en un momento histórico determinado y en un espacio. Sin embargo concedemos más importancia y mayor credibilidad a los estudios sobre el pasado que a los estudios del futuro. La historia ocupa un lugar respetable entre las ciencias, mientras que la prospectiva tiene que luchar frente a los prejuicios de aquellos que niegan su validez científica por no tener referencia empírica, dado que no han sucedido los hechos.


En términos estrictos tampoco la historia tiene referencias empíricas, a partir de vestigios o de ruinas se hacen conjeturas sobre el pasado, de igual manera podemos hacer conjeturas sobre el futuro con una gran diferencia: que sobre el pasado ya no podemos hacer nada, pero sobre el futuro sí podemos incidir.

El futuro, en palabras de Bas, se construye, no viene dado. En consecuencia la prospectiva , la anticipación de futuribles, puede ayudar a prevenir consecuencias indeseables y a orientar los procesos de toma de decisiones a través de la detección de tendencias portadoras de futuro. (4)

Uno de los retos más grandes que tiene el análisis prospectivo es nuestra capacidad para descolonizar el futuro y pensarlo desde un espacio libre en el porvenir y poder estructurarlo en el presente de la manera en que pueda construirse un futuro preferido.

Quien hace prospectiva desde el presente está sujeto a un conformismo fatalista, a un destino manifiesto que va siguiendo las tendencias marcadas de antemano por organismos, líderes, personas que ya han decidido por nosotros nuestro porvenir.

Pensar en el futuro desde el futuro, en cambio, nos lleva a un proceso de transformación donde cada uno de nosotros participamos de la misma a través de construirla

El problema es que requiere de varios requisitos:

    - Ver más allá de donde ven nuestros ojos: lo que ven nuestros ojos está en el presente (la coyuntura), más allá está en el futuro (salto cuántico, un paso más)
    - Pensar de manera diferente: con creatividad, imaginación, análisis y diversas formas de enfocar un mismo tema
    - Tener una actitud receptiva, para hacer el ejercicio de ubicarse en el futuro como espacio libre, no aceptar el destino manifiesto, aceptar el reto del cambio: qué pasaría si… y ¿por qué no…? ¿porqué lo que ha de suceder debe suceder y porqué no ha de suceder lo que no va a suceder?
    - Entender la complejidad de un mundo interconectado en medio del caos y del cambio constante, donde el vuelo de una mariposa en Brasil provoca un tornado en Texas…

De esta manera la prospectiva va más allá de la herramienta metodológica y se convierte en un proyecto político, que nos permite como ciudadanos construir el futuro que deseamos, producto de la reflexión colectiva,.

Claro que esto es difícil, a los gobiernos autoritarios, por ejemplo, les es más fácil imponer sus ideas que preguntar a los ciudadanos sobre las suyas.

En estas circunstancias debemos ver hacia el futuro porque somos parte de los cambios extremadamente rápidos e interrelacionados. El pensamiento sobre el futuro es una necesidad y una manera de decidir. Y es importante decidir si pensamos sobre el futuro o no, si pensamos sobre las consecuencias de nuestras acciones en el futuro y el impacto que nuestra visión sobre el futuro pudiera tener en nuestra acción presente o simplemente si sólo pensamos en el presente. (5)

Pensar en el futuro es una manera diferente de pensar, una manera de construir nuestras mentes, una manera de conceptuar la vida, nuestras acciones diarias, cada una de nuestras decisiones. Es una postura sobre el mundo, sobre la sociedad, sobre las relaciones de la sociedad con la naturaleza, por eso también es un proyecto político. Esta manera de pensar permite educarnos a nosotros y a otros hacia el futuro, el futuro es donde pasaremos el resto de nuestra vida y tenemos la capacidad de poder anticiparnos a ella. (6)

Finalmente, como diría Jim Dator, el futuro es el presente…un poco más tarde

Notas:

1) Guillermina Baena Paz es Licenciada en Ciencias de la Información y Doctora en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores. Es miembro de la Red Iberoamericana de Prospectiva y vigilancia tecnológica (RIAP), de la World Future Society y de la World Future Studies Federation y directora del Nodo Futuro México de la Red Escenarios y Estrategia para América Latina.

Profesora en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Ha publicado artículos especializados y treinta libros, tres electrónicos que se encuentran en www.nodofuturomexico.org además de que ha participado en doce libros colectivos y ha dirigido varias investigaciones.

Diseñó el área de Construcción de escenarios para el nuevo plan de estudios de la licenciatura en Ciencia Política; incluyó por primera vez en un posgrado en el país, las materias Laboratorio de Estudios del Futuro, Inteligencia Prospectiva y Visión de futuro.

Desde el 2003 formó y es Directora del Nodo Futuro México (perteneciente a la Red de Escenarios y Estrategia para América Latina y miembro en México del Proyecto Millenium de la Organización de las Naciones Unidas).

Dirige la colección Working Papers de Prospectiva política y Estudios del futuro que tiene a la fecha cinco números publicados.

Publicó el texto Construcción del pensamiento prospectivo. Cada año desde 2005 organiza el evento Propsec con diversos prospectivistas, organizaciones de la sociedad civil, estudiantes y profesores de diversas instituciones.

En 2006 realizó el Foro Internacional de tablero de comando y prospectiva estratégica; el evento internacional Prospectiva Migratoria. Coordinó e hizo el guión de la serie de 25 programas Radio futuro que se trasmitió por internet.


2) A new interamerican Policy for the Eighties, preparado por el Comité de Santa Fe, Nuevo México por el Consejo de Seguridad Interamericano (CIS), Washington D. C., 1980 (responsables: Lynn Francis Couchey, Roger W. Fontaine, David C. Jordan, Gordon Summer, Lewis Tambs, ed.) cit pos. Gracia Mireya Ojeda Marín, La importancia de los valores puritanos en la política exterior estadounidense: caso Ronald Reagan, Tesis de maestría en Estudios en Relaciones Internacionales, México FCPS UNAM, 2003

3) Cfr. José Luis Moreno, “El paradigma ignaciano y el proyecto académico actual,” p.4

4) Enric Bas, Megatendencias para el siglo XXI. UN estudio Delfos, p.23

5) Eleonora Barbieri Masini, Why future studies?, p. 2

6) Eleonora Barbieri Masini, Why future studies?, p. 3

Fuentes:

- Antonio Alanís Huerta, 2000 ,“El abcd de la planificación prospectiva “ en Contexto educativo, Revista digital de educación y nuevas tecnologías, número 8, p.1

- Baena Paz, Guillermina, Prospectiva política. Guía para su comprensión y práctica, edición electrónica CD , octubre del 2004. Se encuentra on line con licencia de Common creative para consultarse libremente.

- Baena Paz, Guillermina directora (2004) Prospecti…va construyendo futuros Revista on line, Números 1, 2 y 3 del 2004. Ed. Subnodo Futuro México Proyecto Millenium A/C UNU, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales UNAM, México Disponible en www.metadata.org.mx/subnodofuturomexico

- Balbi, Eduardo, 2003, ¿Porqué investigar el futuro? Congreso de Prospectiva de la UCES,Buenos Aires, Argentina, octubre 21,

- Balbi, Eduardo Raúl, Prospectiva, prevención y solución de conflictos, Bogotá, IV Encuentro Latinoamericano de Estudios Prospectivos, 2000

- Barbieri Masini, Eleonora, Why future studies?, England, Grey Seal Books, 1994.

- Bas, Enric, Megatendencias para el siglo XXI. Un estudio Delfos, México, Fondo de Cultura Económica, 2004.

- Bas, Enric, 2003, Prospectiva. Herramientas para la gestión estratégica del cambio, Ed. Ariel, Barcelona.

- Dator, Jim, 1996, “Future Studies as applied Knowledge” en. New Thinking for a New Millennium, ed. Richard Slaughtered, Routledge, London,

- Decouflé, André-Clément, La Prospectiva, España, Oikos_tau, 1974

- Mc Caughan, Nano y Palmer, Barry, El pensador sistémico, México, Ed. Panorama, 2005.

- Miklos Thomas, 1995, Planeación prospectiva, , Ed. Limusa, México

- Miklos Thomas, 2003, Las decisiones políticas. De la planeación a la acción, Editorial Siglo XXI- IFE, México

- Mojica, José Francisco, La prospectiva. Técnicas para visualizar el futuro, Colombia, Legis editores, 1991

- Montañana, Arturo, 2004, Conocimiento prospectivo, CIECAS; México

- Sanders, Irene, Strategic thinking and the new Science. Planning in the midst of chaos, complexity, and change, New York, The free press, 1998.

- Moreno, José Luis, “El paradigma ignaciano y el proyecto académico actual. Desarrollo del pensamiento matemático” en Las competencias en la educación. Didac No. 37, Centro de Desarrollo educativo, Universidad Iberoamericana.

- Serra . Jordi , Imaginar el mañana. Accesible en http://www.ciencia.vanguardia,es/

- Sachs, M., Wladimir, et al, 1980, Diseño de un futuro para el futuro, , FJBS, México
next
prev

Hay 1186 invitados y ningún miembro en línea