30 de marzo de 2018

En el marco del Día Mundial del Agua 2018, la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en Puebla, entregó por primera vez la Presea Tláloc al Mérito Hídrico, en donde se entregaron 23 reconocimientos a iniciativas de poblanos que fortalecen las capacidades técnicas del sector.

El fortalecimiento a las capacidades técnicas es uno de los objetivos que establece el Plan Nacional Hídrico, y se logra con la capacitación permanente de los servidores públicos y de los usuarios.

Estas acciones fortalecen la capacitación sobre cultura del agua y permiten que nuestros niños y jóvenes se conviertan en ciudadanos más conscientes de la importancia del vital líquido para la vida y la economía.

Las capacidades técnicas se fortalecen también con la socialización de iniciativas y esfuerzos personales o grupales que casi siempre ocurren de manera dispersa, sin mayor trascendencia, porque las cosas buenas pocas veces son noticia.

Por todo lo anterior, nos dispusimos a identificar iniciativas, innovaciones y aportes de solución a problemas actuales en materia hídrica. Con el apoyo de los organismos auxiliares de CONAGUA y la Red Estatal de Guardianes Voluntarios del Agua, nos dimos a la tarea de identificar a los innovadores en esta materia.

Para seleccionarlos, se consideró a aquellos esfuerzos que se realizaron en el estado de Puebla en los últimos 5 años por ciudadanos, instituciones educativas, organizaciones y empresas. Un comité interno evaluó las iniciativas y determinó entregar 12 preseas y 11 diplomas de reconocimiento.

En la cotidianeidad de nuestra vida siempre se encuentra mucho esfuerzo ciudadano atendiendo los diversos problemas, algunos con muy limitados recursos y apoyos, otros más, con una gran incomprensión. Nadie nos enseña en la vida a reconocer a otros, todos compiten contra todos y por eso la crítica se nos da con gran facilidad.

Entre las iniciativas reconocidas se encuentran proyectos que han promovido la captación de la lluvia para abastecer a familias que carecen de agua potable. Ejemplo de estos son los llevados a cabo por Moisés Pérez Luna, en la Sierra Nororiente; Olegario Silva Gaspar, en la Mixteca Poblana; Rafael Sánchez Bravo, en la Sierra Norte y quien es Investigador de la Universidad Autónoma Chapingo; y Filemón Rosales, en la Sierra Negra.

En materia de riego, destacan el modelo nacional de organización y tecnificación que ha impulsado la Unión de Mixtecos Poblanos en la región de Ixcaquixtla-Coyotepec; así como también el modelo de siembra tipo piña que impulsa Galdino Alvarado Herrera, en la zona cañera de Atencingo, y con lo que se logra ahorrar el 50 por ciento del agua con una inversión cero. Otro caso a destacar es el sifoneo y entubamiento de la presa Boqueroncitos en donde el interés de los usuarios permitió que este proyecto se impulsara desde finales de 2017. El Bachillerato Tecnológico Agropecuario número 254, en Cuacnopalan también se hizo acreedor a este reconocimiento por su sistema de riego ecológico a través de una Bicibomba.

En el caso de los organismos operadores municipales de agua, destacaron el de Atlixco y Zacatlán pues son referente y ejemplo en el desempeño de sus tareas así como en la promoción de la cultura del agua.

Por su arte, Enrique Díaz Aguilar, por el ahorro y disminución de descargas en sanitarios escolares en la ciudad de Puebla, y Pablo Saldivar, de Agrohidraúlica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), por el diseño del canal de sedimentación y desarenador del proyecto hidroeléctrico Atexcaco; son también proyectos reconocidos.

Los ejidatarios de San Sebastián Teteles, en Acatzingo, quienes han trabajado en obras para captación de lluvia y reforestación para la recarga de acuíferos; Teresa Arriaga Mora, promotora de los primeros bosques cultivados de cedro rojo y caoba para recarga de acuíferos; y, pobladores de la Colonia Morelos Tenampulco, impulsores de la primera cortina de bambú contra desbordamientos del Río Apulco; así como Agrodrone de México, empresa pionera en la fumigación agrícola con mínimas cantidades de agua y reforestación por semilla para recuperar áreas deforestadas e inaccesibes, son parte de los galardonados.

Es importante señalar que también se reconocieron a instituciones y ciudadanos quienes apoyaron acciones de rescate de la pesca y las especies acuícolas pues estos hechos también aportan a un mejor cuidado del agua. Por ello, galardonados también fueron el Instituto Tecnológico Superior de Tlatlauquitepec por su trabajo de rescate de la acamaya en el Río Apulco; los pescadores de Teteloloyan, en Tlacuilotepec, quienes hoy ven y tratan mejor al Río San Marcos y sus peces; Fabián Rivera León, por el rescate del ajolote y desarrollo de un modelo productivo en el Valle del Salado; Mauricio Hernández Martínez, quien desarrolló un filtro de aguas residuales de granjas acuícolas para un doble uso del agua; y Enrique Navarro, de la Universidad Tecnológica de Izúcar de Matamoros, quien desarrolló de un modelo de humedal para el tratamiento de aguas residuales.

En el caso de Joel Pérez Nieto, Investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, fue su trabajo para impulsar la agricultura de conservación la mejor estrategia que aplicada que permitió elevar la productividad en zonas de temporal en la región de Tepanco de López; asimismo, al Colectivo BUAP se le reconoció la conformación de la Red de Estudios del Río Balsas.

Finalmente, la planta automotriz de AUDI fue galardonada por la reducción de uso de agua en la fabricación de automóviles, la cual pasó un uso de 3.2 metros cúbicos a tan solo 2.2 por vehículo; y a la empresa BASF Puebla, por su trabajo en el proyecto Fábrica de Agua Ixta-Popo.

¡Muchas gracias a todos por su aporte al sector Hídrico!

 

Alberto Jiménez Merino
Director de la Comisión Nacional del Agua en Puebla