15 de agosto de 2015

Hay dos tipos de personas, las que empujan la Torre de Pisa y las que la detienen
Anónimo

Las Torres inclinadas han sido una constante en la historia de la humanidad. Lamentablemente en algunos casos la inclinación que las ha hecho famosas, muchas veces acaba con ellas de forma irremediable. Además de las torres inclinadas por efectos no calculados, la de Pisa entre ellas, los arquitectos han creado inclinaciones intencionadas en sus más recientes proyectos uno de ellos, es el edificio Dancing House en Praga.

En Italia en la región de La Toscana, concretamente en la ciudad de Pisa, se encuentra una de las torres más famosas del mundo. Fue precisamente un día como hoy, 9 de agosto, pero del año 1173, que se inicia la construcción de la Torre de Pisa, uno de los monumentos arquitectónicos más visitados por el turismo internacional, ya que su estructura de mármol blanco y su inclinación llaman la atención de millones de visitantes cada año. No es raro ver las fotografías de los turistas en las que les aprecia a éstos en un primer plano empujando o deteniendo la famosa Torre que aparece inclinada al fondo.
La interesante edificación se ha hecho famosa gracias a la inclinación que se formó desde el inicio de su construcción. La torre de Pisa fue el tercer elemento arquitectónico construido en la Plaza de los Milagros, y su función era la de campanario de la Catedral de Pisa. En la actualidad posee un ángulo de inclinación al sur de casi 4 grados o una separación de 3.9 metros de la vertical con respecto a su base. Su construcción se desarrolló en diferentes fases y las obras se iniciaron con una cimentación de tres metros de altura y sobre un terreno blando. Por este motivo, desde el inicio de su construcción y al alcanzar los primeros niveles, la torre comenzó a inclinarse de una forma asombrosa.

La construcción de la torre duró alrededor de 200 años. No obstante, las obras estuvieron paralizadas durante casi un siglo debido a su creciente inclinación cuando todavía contaba con unos pocos niveles. En el año 1178 fue construida la tercera planta y durante casi un siglo, entre los años 1178 y 1272, estuvo paralizada la construcción debido a las guerras entre los pisanos y los estados vecinos; este hecho ayudó a que el terreno se pudiese ir asentando en gran medida evitándose así el derrumbe de la inclinada torre. En el año 1272 se retoma la obra mediante el diseño de ampliación de la torre con cuatro nuevas plantas de estilo románico por parte del arquitecto Giovanni di Simone. La construcción se detuvo en el año 1284 por la batalla de Meloria, y no sería hasta el año 1372 cuando se construyó el campanario de estilo gótico que lo corona y que fue diseñado por el arquitecto Tommasso di Andrea Pisano.

Las distintas intervenciones arquitectónicas a lo largo del tiempo ayudaron a crear una agradable armonía entre el estilo románico previo de la torre con el estilo gótico del campanario que lo remata. El conjunto arquitectónico de la Torre de Pisa se distribuye básicamente en ocho niveles y cuenta con una altura media de 57 metros hasta la cúspide a la que se puede acceder a través de la escalera que cuenta con 294 escalones. La base circular, que posee un diámetro de 15.5 metros, dispone de unos enormes muros de asiento de seis metros de espesor. El campanario de estilo gótico remata esta obra que cuenta con un peso total de 14,700 toneladas.

Entre otras de las torres inclinadas más famosas existentes podemos destacar: el templo de Huqiu en China; la Torre de Kilmacduagh del siglo XI en Irlanda; las torres Asinelli y Garisenda de Bolonia, Italia; la torre del Castillo de Caerphilly, Gales; Torre de la Iglesia de San Juan de los Panetes, en Zaragoza, España; la Iglesia Oude Kerk en Holanda; Torre de Nevyansk, Rusia; Iglesia de la Santa Cruz de Bristol, Inglaterra y la Capilla de Suurhusen en Alemania que ha logrado superar el record que ostentaba la Torre de Pisa como la construcción más inclinada. La torre de la capilla alemana tiene una inclinación de 5.07 grados contra los 3.97 grados de la Torre de Pisa.

¿Algún día se caerá la Torre de Pisa? Los técnico establecen que debido a los trabajos realizados recientemente la torre no correrá peligro en los próximos 200-300 años, además de que los italianos dicen que: “como está en la Piazza dei Miracole (la plaza de los milagros), nunca se caerá”, cómo ve usted estimado lector.

*Imagen: soujianzhu.cn

Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSer Bien en Sabersinfin.com.