Lunes 20 de septiembre de 2021.

-Valeria Cuevas plática de “Las traicionadas”, su primer sencillo como cantante.

-Hija de Aída Cuevas, es cantante, compositora, actriz, bailarina, instrumentista, conductora.

 

Por Mino D’Blanc.

Valeria Cuevas promociona su primer sencillo como cantante, mismo que se titula “Las traicionadas” y que ya está en todas las plataformas digitales. Forma parte de su álbum debut que lanzará el próximo año.

Ella es hija de la extraordinaria cantante Aída Cuevas, considerada hoy por hoy la mejor intérprete viva de la música vernácula.

Valeria nació en la Ciudad de México. Desde pequeña edad le fueron inculcados el amor por sus raíces, su país, los trajes típicos, las artesanías y la música mexicana, específicamente del género ranchero. Prontamente descubrió precisamente en la música a su mejor aliado, por lo que comenzó a prepararse tomando clases de canto, interpretación, danza, actuación, piano –que fue su primer instrumento- y el ukulele. A su corta edad ha formado parte del elenco de diversas obras de teatro, ha prestado su voz para doblajes, actuación en videos musicales, incursionó en el mundo del modelaje y el año pasado inició su carrera como conductora en “Todos quieren fama”, un reality show de canto transmitido por Azteca Uno.

Platicamos con ella, gracias a las finas atenciones de la licenciada Luz del Carmen Miranda, de TV Azteca.

MD’B: ¿Cómo llegó a tu vida “Las traicionadas”?

VC: Es una canción escrita por Diego mi hermano. Es una producción súper familiar; tenemos a mi mamá en la producción ejecutiva, tenemos a Rodrigo mi hermano, quien ha trabajado varios años de la mano de mi madre como productor, como director, como arreglista, compartiendo créditos con el maestro Rigoberto Alfaro y también tenemos a Diego mi hermano como coautor de esta canción con Arturo de la Fuente. “Las traicionadas” llega a mí cuando yo ya tenía todos los temas seleccionados para mi primer disco que saldrá próximamente, yo creo que el próximo año le podremos estar dando difusión. Yo ya tenía los sencillos escogidos y llegó Diego y me dijo: “oye, necesito mostrarte algo; necesito que la escuches”. Me senté, me puso la canción y en cuanto me la puso, le dije “yo la quiero” y me dijo “claro, yo la hice para ti, nada más que no había llegado el momento correcto”. Fuimos por mi mamá a su cuarto, la llevamos a la oficina, le pusimos la canción, mi mamá no nos dijo nada cuando se acabó, se paró, se fue y regresó como a los 10 o 15 minutos y nos dijo “ok, me gusta; no he dejado de pensar en la tonada, está muy pegajosa y me parece perfecto”. Entonces a partir de ahí mi hermano y yo empezamos a trabajar un poquito más juntos en la música, acabando de perfeccionar unas cosas y así fue como llegó la canción a mí.

MD’B: ¿Por qué el nombre de “Las traicionadas”?

VC: Llegaron a esta canción porque para empezar no existen temas modernos de la música regional, entonces trataron de hacer como un poquito más de click con mi generación y de que la historia tuviera un poquito más de datos modernos. Hoy en día se acostumbra mucho a cachar las infidelidades tristemente por medio del celular, ya sea porque le buscaste o porque le entró una llamada o le llegó un mensaje, entonces así es como nace la idea. Gracias a Dios no me ha pasado a mí; tengo la fortuna de decir que sigo invicta en traiciones. Pero la idea básicamente es de una chava que está con su pareja, se para al baño, le entra una llamada y cuando ella contesta se da cuenta de que está hablando con la otra traicionada justamente. Lo que me gusta de esta canción es que al final da un giro inesperado porque te traicionaron, pero este empoderamiento femenino la lleva a decir “pues sí, me hiciste daño, pero yo sé cuánto valgo y ahora sí que te lo regalo; si te lo quieres quedar, es tu problema”.

MD’B: ¿Por qué el público te tiene que escuchar, te tiene que seguir, más allá de que digan que eres la hija de Aída Cuevas y la sobrina de Carlos Cuevas?

VC: Estamos tratando de darle un toque moderno a este género regional. Yo soy fanática de toda la vida del género regional mexicano, específicamente del mariachi. A qué me refiero cuando digo que el disco entra dentro de la categoría de música regional y no del mariachi: este disco abarca de todo un poco de la música que tenemos; tenemos un poquito de jarana, tenemos un poquito de violín huasteco, tenemos un poquito de acordeón que le da un toque norteño. Es un disco muy variado al que también le hemos tratado de meterle por ejemplo una guitarra eléctrica. Tratamos de llegar un poquito más a mi generación, el coqueteo de decirles que tenemos cosas muy interesantes que ofrecerles hoy en día. Estamos apostando por esta frase de “renovarse o morir” y también tratando de hacerlo con mucho respeto, no me canso de decirlo; por ejemplo, yo no altero los trajes de charro y se utilizan con el máximo respeto, pero sí tenemos, por ejemplo a la hora de usar un vestido estamos sacando cosas novedosas y todo esto es por los ritmos, toman una fusión muy interesante.

MD’B: ¿Cómo le llamarías a tu género para darle un nombre y que sea diferente al que todos usan?

VC: Yo le pondría como “regional actual”.

MD’B: ¿Cuántas canciones va a incluir tu disco?

VC: Todavía no tenemos el número exacto, pero estamos pensando que son alrededor de 12 canciones. En lo que queda de este año nos gustaría estar presentando uno o dos sencillos más; de hecho en el siguiente voy de la mano de mi mamá y es una canción que fue escrita por Rodrigo mi hermano y habla un poquito más de la relación madre hija que tenemos nosotras.

MD’B: ¿Entras también como compositora o solamente tus hermanos y Arturo de la Fuente?

VC: Tengo unos cuantos temas escritos por mí, pero estamos haciendo ahorita todavía la depuración. Hemos tenido muchos cambios con esto de la pandemia han llegado nuevos temas, entonces seguimos recopilando, seguimos decidiendo, pero podrían llevarse la sorpresa de que sí.

MD’B: ¿Todos van a ser inéditos o vas a meter algún cover?

VC: Vamos a tener covers también porque siento que hay canciones que está bonito rescatar y siento que es importante que mi generación y las nuevas generaciones también las escuchen.

MD’B: ¿Qué covers vas a meter?

VC: Uno de ellos es “Luz de luna” que es una bandera que llevamos en la música regional y me gustaría que sobretodo se diera en un arreglo nuevo.

MD’B: ¿Vas a grabar temas de otros compositores o solamente de tus hermanos y de Arturo de la Fuente?

VC: Empezando con este tema que como te  digo es de Arturo de la Fuente y de Diego Cuevas. También hay temas de Rodrigo, también tenemos de otros compositores y sí, estamos incluyendo nuevos autores.

MD’B: ¿Qué debe tener una canción para que la interpretes?

VC: La idea de que sea un poquito más actual. La verdad es que estoy abierta a todo; me gusta pensar que este disco tiene de todo un poco, tiene de amor, tiene de desamor, tiene de lazos como madre hija, también habla un poquito de México. Entonces creo que estoy abierta a cualquier tema, simplemente es más la idea de los arreglos y de la selección y qué tanto se puede acoplar la canción al disco.

MD’B: ¿Qué temas no cantarías y por qué?

VC: La única canción que no me gusta es “Broche de Oro” y en relación a los géneros, los corridos no son algo que me guste mucho, pero ese es un tema personal. Me enfoco más por los sones, algo más movido. Me gusta mucho la música así movida.

MD’B: ¿Qué le aprendes a tu mamá, que llevas de la esencia de tu mamá a la hora de cantar?

VC: Para empezar su disciplina; si algo que me ha enseñado es que es muy disciplinada, es muy tenaz, sobretodo cuando se habla de la música es muy entregada, cómo ensaya todo, cómo ella no descuida su voz y después de 45 años de carrera ella sigue tomando clases de canto para seguir conservando una técnica y darle el mejor espectáculo a su público y también le aprendo mucho la forma tan entregada y la pasión con la que hace las cosas.

MD’B: ¿Qué opinas de que tu mamá está en “MasterChef Celebrity”?

Es la primera vez que la estamos viendo cocinar nosotros como hijos y está simpatiquísima.

MD’B: ¿A poco no cocina tu mamá en tu casa?

VC: No, es la primera vez en la vida que yo veo a mi mamá en una cocina. Siempre hasta hacemos burla mis hermanos y yo de que a mi mamá se le quema el agua; en la vida había cocinado. Es más, puedo decir que en mi cocina tenía lo básico, pero no lo usábamos, porque siempre teníamos quien nos ayudara, ya fuera mi abuela o quien fuera, pero no, nunca había visto a mi mamá y ahora resulta que hasta buen sazón tiene. Yo le digo: “mamá, tú te estabas haciendo que no sabías cocinar”.