TALLER DE RADIO, COMO ESTRATEGIA PARA EL DESARROLLO DEL LENGUAJE Y LAS COMPETENCIAS DEL PENSAMIENTO
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 


 

 Mediación de la intencionalidad y la reciprocidad. 

 

La mediación de la intencionalidad es tener un propósito, un objetivo, una intención y estar consciente de ellos al mediar a los alumnos. La función del mediador no sólo es lograr que el alumno perciba y registre los estímulos de manera significativa, sino que tome conciencia de los objetivos específicos y de las diferentes tareas por realizar. La intencionalidad a su vez implica:

 

1. Tener una intención específica al interactuar con los alumnos.

 

2. Estar consciente de esa intención y saber cuál es el propósito de nuestra mediación.

 

3. Transmitir a los alumnos la intención específica que se les va a mediar.

 

 

 

La mediación de la reciprocidad tiene que ver con la actitud del director del taller  hacia sus alumnos, hacerlos sentir involucrados en el proceso de su propio aprendizaje y crear situaciones que los motiven a responder de muy diversas formas. Implica crear curiosidad y motivación en el alumno para que se involucre en las tareas; motivar en la disposición para invertir un mayor esfuerzo y fomentar una mayor tolerancia a la frustración en tareas que se vuelven más demandantes.

 


 Mediación de la trascendencia

 


La trascendencia se refiere a una orientación general del alumno por parte del mediador hacia la expansión del sistema de necesidades y el establecimiento de objetivos que van más allá del aquí y el ahora. Significa que, aunque se esté tratando con la resolución de un problema específico, el mediador tiene la disposición de ir mucho más lejos de esta situación particular. No basta con que los alumnos respondan a través de sus necesidades inmediatas, hay que crear en ellos necesidades nuevas: de precisión y exactitud, de conocimientos y de significados nuevos.

 


 Mediación del significado

 


La mediación del significado consiste en presentar las situaciones de aprendizaje de forma interesante y relevante para el alumno, de manera que se implique activa y emocionalmente en la tarea o actividad.

 


 Se media el significado cuando el mediador despierta en el alumno el interés por la tarea en sí; discute con él acerca de la importancia que tiene la tarea, y le explica la finalidad que se persigue con las actividades y con la aplicación de las mismas.

 


 El aprendizaje con significado es un proceso que consiste en relacionar la nueva información con la ya existente en la estructura cognitiva. Las cosas y las palabras poseen un significado que va más allá del que el alumno da por su propia necesidad. Por ello la mediación del significado se refiere, entre otras cosas, a despertar la conciencia y la necesidad de los diversos significados de las palabras y situaciones, a la adquisición de medios que ayuden a distinguir lo subjetivo-particular de lo objetivo-universal de los significados; atribuyendo valores sociales y culturales a diferentes fenómenos. Tiene profunda relación este criterio de mediación, en el caso del taller de las 1001 voces, con la teoría de  la Ontología del Lenguaje.

 

 

 

Mediación de la competencia

 

 

 

La mediación de la competencia consiste en presentar la tarea de tal forma que el esfuerzo requerido para su resolución –partiendo de las competencias del alumno– no sea tan grande que lo frustre, ni tan sencillo que no le signifique un reto, detonando así el uso de nuevas competencias. La visión holística por parte del director del taller, de las competencias señaladas por los campos formativos del Programa de Educación Preescolar, es su “brújula” durante todo el proceso de mediación. El trabajo de edición de audio, dará como resultado final, cápsulas radiofónicas, que tienen en todo momento que respetar la intención educativa de la mediación, a fin de que, el mensaje transmitido, aliente a la reflexión en el público que lo escuche.

 

 

 

Mediación del control y regulación de la conducta

 

 

 

La mediación del control y regulación de la conducta, consiste en retroalimentar en todo momento la actitud que los alumnos tienen y que facilitan o imposibilitan la ejecución de la tarea, a fin de que se percate de su comportamiento y vaya autorregulándose paulatinamente. Se trata de mediar la impulsividad, implica cuidar, en el caso del taller de “Las 1001 voces”, el orden para tomar la palabra, la escucha atenta y respetuosa, entre otros indicadores. En el Programa de Educación Preescolar, hablando del campo de Formación Desarrollo Personal y Social, leemos: “la comprensión y regulación de las emociones implica aprender a interpretarlas y expresarlas, a organizarlas y darles significado, a controlar impulsos y reacciones en el contexto de un ambiente social particular”.

 

Los postulados básicos de la Ontología del Lenguaje y su relación con el Programa de Educación Preescolar.

En "Las 1001 Voces" pensamos que nuestro mundo, mi mundo, el de cada uno, el mundo de mi interlocutor (el del niño preescolar), el mundo que creamos y compartimos, no sólo lo pegamos con saliva, con palabras, sino que lo describimos, lo creamos y, dialécticamente, lo modificamos. Aprender a hablar es apropiarse del mundo -y poder "curarlo"-, obtener el poder para describirlo, modificarlo y crearlo.  El Programa de Educación Preescolar enfatiza que niñas y niños alumnos de ese nivel "han logrado un amplio e intenso repertorio emocional que les permite identificar en los demás y en ellos mismos diferentes estados emocionales -ira, vergüenza, tristeza, felicidad, temor- y desarrollan paulatinamente la capacidad emocional para funcionar de manera más independiente o autónoma en la integración de su pensamiento, sus reacciones y sus sentimientos". Hemos encontrado en la teoría de la Ontología del Lenguaje(6) los postulados que nos ayudan a reflexionar sobre la trascendencia del lenguaje, dichos postulados son:

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 817 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc