LA LECTURA Y LA ESCRITURA EN LA ESCUELA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 


 

 

     * Generar oportunidades y espacios para que los niños interactúen con los textos y los generen, partiendo de sus inquietudes, necesidades o intereses. 

 

   * Hay que enfrentar al niño con situaciones no habituales que pongan a prueba sus conocimientos, experiencias, habilidades, etc., que ya tiene y que le permiten encarar un problema como un nuevo desafío, pero con cierta confianza en sus capacidades. Las estructuras mentales que posee necesariamente van a modificarse o adecuarse para resolver la nueva cuestión.

 

    * Es muy importante propiciar la controversia y la discusión entre sus iguales, procurando lo que se ha llamado el conflicto cognitivo y exista de esta manera tanto en la lectura como en la escritura la autocorrección.

 

     * Siempre pedirle al niño que argumenten o fundamente sus ideas o respuestas. Esto será de gran utilidad para saber siempre cómo ha establecido sus razonamientos.

 

    * Aprovechar todo lo que sabe del mundo y del lenguaje, fomentando el diálogo y la reflexión y manteniendo esos aprendizajes en su contexto, es decir, partiendo de su vida cotidiana.

Pero cabe destacar aquí otro aspecto interesante del problema: los niños saben leer y escribir antes de ingresar a la escuela, aunque de un modo distinto al del adulto, que ya tiene más experiencia como lector. Ellos hacen uso de las estrategias mentales que le han servido hasta este punto para aprender otras cosas, como por ejemplo, aprender a hablar.

Dada su natural curiosidad, la tarea principal de los niños es comprender cómo funcionan las cosas y a esto se aplican con todas sus capacidades. De este modo, la lectura que ellos llevan a cabo prescinde del “deletreo” como estrategia, ya que al principio su percepción global no se los permite, ocupándose entonces en la comprensión - que es lo más importante en este caso -, a través de estrategias como la predicción, la comprobación, la autoevaluación y corrección, etc.

Por este mismo motivo, conviene dejar sentada aquí la conveniencia de fomentar desde un comienzo estas estrategias cognitivas y metacognitivas de aprendizaje inicial, poniendo a los niños en situación de comprender y explorar el texto, a través de la lectura y la escritura.

* Rosario Contreras Rojas (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es Maestra en Formación Permanente, egresada del Centro Internacional de Prospectiva y Altos Estudios (CIPAE)

 

Bibliografía

 

  • FARFÁN, Enrique “Niños con deficiencias en la composición escrita”. Educación 2001. México: abril 2002 No, 83.
  • GÓMEZ Palacio, Margarita. “La producción de textos en la escuela”, México: SEP

Biblioteca para la actualización del maestro, 1995.

next
prev

Hay 2405 invitados y ningún miembro en línea