REFLEXIONES SOBRE EDUCACIÓN Y ESCUELA
Minuto a Minuto

 

 

 

 

Este es verdaderamente el meollo de los cambios en educación: que nadie se educa por otro; nadie educa a otro sino nos educamos unos a otros en un proceso siempre inacabado.

 

No debe sorprendernos que denunciemos que en todos los espacios de la convivencia humana se manifiestan graves rezagos educativos: población, salud, participación social, seguridad, consumo, comunicación y transporte, y donde la acción de profesionales de la educación brilla por su ausencia aunque se haya convertido en demanda social.

 

Los cambios estructurales económicos, sociales, culturales se están realizando al margen de nuestro sistema educativo. Desde él, sólo somos el “homo videns” que ha denunciado por Giovanni Sartori. Nuestras preocupaciones educativas siguen siendo libros, horas de clase, cumplimiento de programas, control escolar, autorizaciones de licencias –con base en múltiples acuerdos–, vidrios, baños, ladrillos, etc. Y nos olvidamos de lo que es verdaderamente importante: responder y tomar medidas eficaces  para que la propia demanda existencial supere que un futuro no elegido nos caiga encima como maldición irremediable.

 

Pero, ¡tan fácil que es seguir utilizando nuestra autonomía magisterial para confirmar la verdad del viejo adagio: cada maestrillo, con su librillo... y seguirla pasando en paz, aprovechando coyunturas para dejar de trabajar o sumar nuestras voces a la alza de salarios o prestaciones, que periódicamente resuena en diversos ámbitos de nuestra vida nacional!

 

¡Atención!: contra advertencia, no hay engaño.

3.         Educación y Escuela.  Hacia una compartición de la experiencia de Puebla, México

 

Seguir identificando educación con escuela, no deja de revelarnos cómo a lo largo de los años los “sistemas educativos” enfocados a atender sólo escuelas han reforzado la injusta exclusión social con obsoletos criterios del “darwinismo”: este fenómeno es evidente en nuestro sistema educativo.  Si bien la reforma al Artículo 3° constitucional mexicano de marzo de 1993 incluyó como axioma inicial que “todo individuo tiene derecho a recibir  educación”, en él no se expresan ni tiempo ni espacio que introduzcan límites a la educación, la realidad parece no comportarse de conformidad con la norma.

 

next
prev

Hay 540 invitados y ningún miembro en línea

Relacionados