EL TIEMPO DE DIOS Y SU EJÉRCITO DE KAMIKAZES
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

 

 

Para don Gonzalo Martínez, campesino de 57 años, la explicación es sencilla: "nosotros aquí como campesinos, siempre usamos el horario viejito, en cuestión de ir a tapar un pozo de agua, pues lo tapamos con el horario viejito, el horario de verano aquí no se utiliza. Algunos entramos a trabajar con el horario viejito ya quienes trabajan en las maquiladoras o cosas así, entran con el horario nuevo. "

 

 

 

“Agua del cielo es lo que necesitamos aquí con este calor y la escacés de agua”, comenta Don Gonzalo, y aunque no lo menciona, al igual que todos los campesinos saben que, aunque se pongan de acuerdo con cualquier horario, les guste o no, la madre natura sabe a qué hora les manda el agua .

 

 

 

Mario Huerta Gómez, presidente municipal de Zinacatepec, señala que debido a que las sociedades de agua no cambian el horario para efectos del riego, aunado a que la gente ya está acostumbrada a trabajar en sus horarios, prefieren trabajar con el horario de Dios. No existe contratiempo al momento de brindar atención, enfatiza el edil, "ya que si las personas llegan a la hora de Dios, aunque sea el tiempo de salida para nosotros, con gusto les atendemos, por eso no tenemos problemas. Sin embargo, como gobierno nos apegamos a los cambios de horario oficiales".

 

 

 

Con 21 años de edad, Janeth Limón Luna, al igual que cientos de jóvenes de Zinacatepec, conocen bien las razones del uso de los dos horarios, pero realizan sus actividades como la de salir los domingos a caminar alrededor del parque de acuerdo al horario de verano, y desea que, ya sea al tiempo de Dios o al tiempo del gobierno, se incrementen los espacios para la diversión de los jóvenes, pues sabe que de no tenerlos, más jóvenes se podrían "perder", y un joven perdido es para la sociedad un duro golpe y ya se sabe que " palo dado, ni Dios lo quita".

 

 

 

 

 

DESDE QUE TENEMOS USO DE RAZÓN.

 

 

 

Jorge Gutiérrez Castillo, Vicario de la parroquia de San Sebastían Martir, cuenta la historia siguiente:

 

 

 

“Nuestra comunidad desde un principio se ha apegado por ser muy religiosa al horario que ellos le llaman el horario de Dios. El consenso de los grupos de la parroquia fue que se siguiera trabajando con el horario de Dios para las actividades de la iglesia, pero igual, porque nuestra comunidad es cien por ciento campesina, se acordó usar el horario de Dios para no tener un problema con sus horarios de riego. Entonces, se sigue basando la comunidad en un horario que siempre se ha tenido desde que conocemos, desde que tenemos uso de razón. Por eso no se siguió el horario que estableció el gobierno, sino el mismo horario de la comunidad y nunca se ha cambiado”.

 

 

 

- ¿cómo es que afecta el cambio de horario en las labores de riego?

 

- es que ya están establecidas, hay un horario que ellos ya tienen y los días. Entonces para ellos es difícil estar moviendo un horario, quitando un horario, pues ya tienen establecido a qué hora les toca, a la tres o cuatro de la mañana, a la hora que les toque ir a regar, ellos ya se basan en su horario.

 

 

 

- ¿no se han dado circunstancias curiosas al manejar dos horarios?.

 

 - Sí, pero la gente se ha ido acostumbrando, ya se acostumbró. El horario solamente se maneja en el gobierno en cuestión presidencia, también el horario de escuela es el horario de gobierno. Solamente hay unos pequeños errores en cuestión de la gente que no es de acá de la comunidad, gente que viene a una celebración que la invitan a una boda o eso, pues a veces se destantean. Pero también ellos como que ya se han ido adaptando que San Sebastían tiene el horario anterior.

 

 

- ¿Tiene usted conocimiento de algún otro municipio o población en la república mexicana que maneje esta misma circunstancia?

 

- Sí, acá en San José Miahuatlán.

 

 

 

¡SANTAS SOMBRAS BATMAN!

 

 

La diferencia de horas se maneja en muchos lugares de nuestro México desde que entrara en vigor el horario de verano hace ya varios años, pero en Zinacatepec, los silenciosos Tzinaca resguardan con celo el horario de Dios, por ello sobre la plancha de concreto que cubre ahora la legendaria cueva de los murciélagos, cada 24 de diciembre desde hace aproximadamente 6 años, nos dijera el Vicario de la parroquia,  la Sra Hermelinda de los Santos coloca un nacimiento, evento que para el mundo cristiano señala un parteaguas del tiempo, dividiendo a la historia en el antes y el después de cristo. Pero los murciélagos son testigos también de que a los niños no los llevan al cerrito en los días de fiesta, porque se tiene la creencia de que en la cueva espantan y a los niños les roban su sombra, sufriendo calenturas y no pudiendo dormir tranquilos hasta que un curandero va a recoger al cerro del calvario la sombra infantil secuestrada. Eso sí, para el rescate de la sombra no importa a que hora vaya, sea con el horario de Fox o con el Dios, pero de que tiene que ir por la sombra, tiene que ir.

 

   DE PALOS Y DE VIENTOS DIVINOS.

 

San Sebastián (fl. siglo III d.C.), mártir cristiano. Según la tradición, era capitán de una de las cohortes de la Guardia Pretoriana. Pese a ello, profesaba en secreto el cristianismo y logró muchas conversiones. Cuando el emperador romano, Diocleciano, conoció su fe, ordenó su ejecución a flechazos. Pese a la gravedad de las lesiones sufridas no murió, y una viuda cristiana llamada Irene lo recogió y curó sus heridas. Una vez recuperado, Sebastián volvió ante el Emperador y lo denunció por su crueldad. Entonces, Diocleciano mandó que lo matasen a golpes.

 

 

 San Sebastián Martir con su vida dio testimonio de que Dios señala el fin de nuestra existencia terrena una vez cumplida nuestra misión, y al ser San Sebastían, patrono de Zinacatepec, parece alentar a todo aquel que visita este municipio a ser paciente, ya sea con el horario del expresdiente Fox ( que hiciera famosos los 15 minutos) - y ahora dirán con el horario de Calderón- o el horario de Dios, porque, madrugando o no, siendo puntuales o tardones, tenemos que ajustarnos a las leyes de la naturaleza que tienen su tiempo; pues ya lo dicen los refranes: “a cada iglesita le llega su fiestecita”, ó “todo el tiempo lo cura” ahora que si prefiere una frase del Guatemalteco Arjona, citando a los pilotos japoneses suicidas de la segunda guerra mundial conocidos como Kamikaze (“viento divino”) igual nos sirve para la reflexión ....minutos, ¡kamikazes de Dios!”.

 

 

* Luis Fernando Paredes Porras (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es director del proyecto Las 1001 Voces (http://lasmilyunavoces.blogspot.com), el cual consiste en desarrollar el pensamiento crítico de los niños a través de la comunicación. Luis Fernando Paredes Porras es conferencista y facilitador en educación. 

 

 

Más artículos de Luis Fernando Paredes Porras:

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 727 invitados y ningún miembro en línea