UNA LECTURA A EL ESPACIO DESHABITADO
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

Así pues,  decir algo es ejecutar un acto. Quien ejecuta un acto lingüístico, hace por lo menos, tres cosas. Primero, ejecuta un acto locutivo, es decir, un acto en el cual se produce una expresión gramatical inteligible en una lengua dada, o lo que es igual, enunciación de palabras y frases de acuerdo con las reglas fonológicas y morfosintácticas de un código lingüístico.

 

Cuando se realiza un acto locutivo, también se efectúa uno ilocutivo, es decir, hay una manera en que se está usando la locución. En consecuencia, se pregunta, se promete, se avisa, se saluda, se informa, se ordena, se enjuicia. Al efectuar un acto locutivo y, al mismo tiempo, uno ilocutivo, se producen ciertos efectos sobre los destinatarios: se realiza un acto perlocutivo. El hablante al producir una frase produce, entonces, un efecto en el destinatario. Por ejemplo, cuando se hace una argumentación, el emisor puede persuadir o convencer al receptor; cuando el emisor avisa sobre algo, puede alegrar, asustar, alarmar al oyente. Esta teoría considera las modificaciones psíquicas y físicas de los interlocutores, lo que se ha llamado " efecto perlocutivo"

 

De acuerdo con Maricruz Castro, hay grandes ventajas al hablar de literatura en estos términos, ya que las obras literarias, como cualquier actividad comunicativa dependen del contexto. La literatura misma es un contexto del habla. Y como con cualquier enunciado, el modo en que se produce y se entiende la obra literaria depende, en gran parte, del conocimiento tácito y culturalmente compartido de las reglas, convenciones, expectativas que juegan un papel dentro de este contexto del habla.

 

Con una lingüística dependiente del contexto, la esencia de la literaturidad ya no reside en el mensaje mismo (texto), sino en una disposición particular del hablante y el lector frente al mensaje. Como lectores tenemos la libertad de dirigir nuestra atención estética a cualquier texto y llamarlo literatura.

 

III Teoría literaria

 

Una de las preocupaciones fundamentales de la autora es la revisión de las diferentes propuestas teóricas en torno de la literatura para encontrar su identidad, su estatuto ontológico, esto con la finalidad de definir, construir o reconstruir el objeto de estudio y, en consecuencia, pensar en los métodos más pertinenentes  para abordarlo. Para atender esta inquietud se examinan la propuesta de Roman Ingarden y la  estética del efecto y de la recepción.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1347 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc