UNA LECTURA A EL ESPACIO DESHABITADO
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

En el placer sensual, el yo del receptor se abandona en un objeto, no actúa, no reconoce. Este tipo de placer será considerado por los marxistas como alienante, y en su lugar, reinvindicarán el arte como medio para la reflexión, un arte que active el recuerdo, un arte para el conocimiento.

 

En el placer estético, el individuo receptor interviene activamente, niega al objeto artístico como tal y coloca en su lugar una figura que proviene de su imaginación. Por eso, el arte puede disfrutarse, porque es un objeto creado también por el mismo receptor; el individuo disfruta creando.

 

Maricruz Castro destaca las debilidades de cada postura: en el primer caso, el placer sin conocimiento; en el segundo caso, el conocimiento sin placer.

 

De esta manera, apunta la autora, se recupera, en la actualidad, el sentido del " placer que entiende y de un entendimiento que disfruta, se trata de la posibilidad de conjugar gozo y entendimiento".

 

Otra función (anticipada por Baudelaire) es la del arte que permite el acceso a una realidad olvidada y, por lo tanto, permite recuperar lo que se consideraba tiempo perdido (Proust, En busca del tiempo perdido).

 

Finalmente, el impresionismo (Monet) señala otra función del arte al reaccionar contra la actitud realista (en pintura) de captar los objetos tal como los percibimos y tal como lo evoca la memoria. Monet trató de captar algo distinto, no la totalidad de la realidad, sino un momento expresivo de ella. El impresionismo presenta un tipo de abstracción en donde los contornos deben diluirse en una atmósfera de luz. Ante tal realidad, se despoja al espectador de su usual papel de contemplador y lo invita a participar en el objeto artístico.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1188 invitados y ningún miembro en línea