UNA LECTURA A EL ESPACIO DESHABITADO
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

En El espacio deshabitado se presenta en tres capítulos claves: el primero se refiere a la teoría del arte; el segundo, a la teoría lingüística; y el tercero, a la teoría literaria.

 

I. Teoría del arte

 

Arte y mímesis, utilidad y conocimiento; arte, placer y conocimiento; arte y realidad; impresionismo, el arte como intuición; la tematización de la forma, arte y creatividad; Dios y la creación; el arte como juego, son pequeños apartados que corresponden al primer capítulo del libro.

 

A partir de un rastreo histórico de las concepciones estéticas, la autora se plantea, como problema fundamental, la especificidad de la obra de arte. Es decir, le interesa examinar cuáles han sido las aproximaciones en torno a la definición del estatuto ontológico de la obra de arte, cuáles ideas se han discutido en relación con la naturaleza de la obra y sus funciones.

 

Por lo tanto, las discusiones que se han presentado para definir las relaciones entre arte y realidad, acercamiento y distanciamiento entre la realidad artística y la realidad empírica o vital proporcionarán los conceptos que nos aproximen al conocimiento de la naturaleza y funciones de la obra de arte.

 

La teoría mimética del arte siguió dos direcciones: teorías imitativas y teorías recreativas.

 

Para Platón, el arte debe ser una imitación o reproducción fiel de la realidad. Hoy diríamos que el objeto artístico es considerado como signo y, por lo tanto, como una significación determinada en la consciencia colectiva. Postura pasiva del contemplador.

 

En cambio para Aristóteles, el objeto artístico es considerado como símbolo. Se acepta con Aristóteles la posibilidad de la variación, del distanciamiento. El arte como forma de conocimiento o forma de estudiar la realidad, el arte como símbolo de ésta. De aquí, de esta postura aristotélica, derivan las posturas recreativas del arte, esas posturas que exigen la participación de un receptor comprometido en la reconstrucción del sentido de la obra artística. La conclusión de la autora es que en cualquiera de las dos posturas (como reproducción o como recreación) se presenta la inalienable necesidad de articular arte y realidad.

 

¿Para qué sirve el arte? ¿Cuáles son sus funciones?

 

La diferencia entre placer sensual y placer estético tienen relación con las propuestas estéticas planteadas por Platón y Aristóteles, señala Maricruz Castro.

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 2552 invitados y ningún miembro en línea