LA VIOLENCIA: UN ANTI-VALOR EN LA EDUCACIÓN
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

El profesor, como agente socializador debe conocer y entender las limitaciones del grupo, identificando las diferencias entre trabajar con niños, adolescentes o adultos. Debe identificar al líder del grupo y estar dispuesto a compartir su liderazgo con él. 

El maestro debe ser una persona empática, capaz de construir un clima cordial para sus estudiantes con lo que cultivará el terreno para que se den eficazmente los procesos de enseñanza-aprendizaje. Para lograrlo ha de procurar situarse en la perspectiva de sus alumnos, lo que implica conocerlos y reconocerlos en tanto individuos, y acercarse -en la medida que sea posible- a sus circunstancias para estimar su situación familiar, social y laboral. El foco de la atención ha de situarse en la problemática de los alumnos, el docente debe considerarla para reconocer sus repercusiones individuales y estimar su jerarquización valoral. Evidentemente, esto no sucedió en la situación A.[21]  

La escuela es una fuente de socialización y de vida social, aunque se supone que el alumno acude a recibir una preparación para la vida profesional y el mundo laboral, es ahí “[…] donde comienza a construir sus redes de relaciones interpersonales e incluso sentimentales”[22]. 

Las amistades son un factor importante en la formación de jóvenes, por eso el profesor debe estar al corriente de cómo se lleva cada estudiante con el resto del grupo, para identificar posibles casos de discriminación hacia alguno de sus integrantes y buscar el equilibrio entre el desempeño académico de sus alumnos y la salud de las relaciones amistosas y grupales. 

4.2  Las relaciones intra e interpersonales en la educación 

La manera en la que nos definimos personalmente está determinada por las relaciones interpersonales, toda relación supone “otra persona con algún significado”[23], los amigos y compañeros definen la percepción que el joven tiene de sí mismo y su papel social; el maestro incide favorable o desfavorablemente en la construcción de la autoestima de sus alumnos. La falta de consideración a la persona del alumno y la ausencia del conocimiento de sus problemáticas individuales se ejemplifica con claridad en la situación A, de la cual también puede inferirse la consecuencia negativa en la autoestima de la alumna en relación con la actitud violenta de la profesora.  

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 3106 invitados y ningún miembro en línea