MANUAL DE APOYO PARA EL APRENDIZAJE
Minuto a Minuto

 

 

 

Para que este movimiento circular que se desata en el conocimiento sea significativo se pueden utilizar diversos procedimientos: Así lo haremos en el transcurso de este manual para provocar situaciones en las que tu aprendizaje sea eficaz y tú puedas darle significado en tu historia personal. 

La estructura de lo que se aprende toma forma cuando relacionamos los datos que percibimos.   

De hecho, una estructura es el conjunto de relaciones que se pueden establecer entre los elementos que la forman.  Para contar con una estructura sólida, los elementos que se interrelacionan habrán de tener una organización. 

·         Organizar las ideas

Para organizar las ideas se necesita acomodarlas en un esquema que determine sus relaciones. Las características fundamentales de una estructura giran en torno a la totalidad[8] en la cual cualquier modificación de alguna de sus relaciones afecta al total del conjunto, ya que la estructura misma está definida por sus relaciones, su autorregulación y sus posibles transformaciones. 

Hay muchos procedimientos que permiten organizar las ideas pero todos ellos buscan sustentarse en la determinación de esas ideas: determinar, en este sentido, significa “saber dónde terminan”, cuáles son los límites que tienen, su dirección (su sentido).  Para lograrlo, se procede a hacer un análisis.  Se seleccionan las ideas principales y se relacionan con las ideas secundarias; se definen las relaciones que se pueden establecer entre ellas gracias a la definición de  su significado conceptual o terminológico, o al lugar que ocupan en la totalidad del texto, del fragmento o del contexto que nos ofrece “material” (el qué) del aprendizaje.  

Al tratar de ordenar las ideas también podemos describir relaciones de inclusión, de dependencia, de causalidad, de secuencia conceptual o temporal, o de concomitancia.  Esta es otra palabra cuyo significado puedes buscar en un diccionario. 

El producto de todo proceso de ordenamiento debe desembocar en la capacidad de emitir un juicio sobre el contenido.   La facultad de juzgar, o el juicio, se define como una capacidad que actúa como un puente de unión entre entendimiento y razón.  El Juicio, por analogía, se supone que encierra en sí un principio subjetivo propio, para buscar leyes o para generalizar las ideas mediante alguna base común, ya sea para conocer, para descubrir el sentimiento de placer o dolor, o, finalmente para suscitar deseos[9]. 

next
prev

Hay 1172 invitados y ningún miembro en línea