LA MUERTE DE ARTEMIO CRUZ Y UN ENSAYO DE: "LA CHINGADA"
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

               La muerte de Artemio Cruz es universal en su caída, trasciende las fronteras del México Revolucionario para hacerse inmortal en el drama humano, en la tragedia humana, en el ser que se deslumbra por el dinero, el poder, la ambición y los espejismos de esta tierra, un verdadero hijo de la chingana, un ser venido a menos, un “chingaquedito”, un “chingón”, un “chinguetas”, el que “chinga” bien sin ver a quien, hijo de esa palabra, “la Chingada”.

 

 

 “Ella da la cara, ella reparte la baraja, ella se juega el albur, ella arropa la reticencia, y el doble juego, ella descubre la pendencia y el valor, ella embriaga, grita, sucumbe, vive en cada lecho, preside los fastos de la amistad, del odio y del poder. Nuestra palabra. Tu y yo, miembros de esa masonería: la orden de la chingada. Eres quien eres porque supiste y no te dejaste chingar; eres quien eres porque te dejaste chingar y no supiste changar…” (La Muerte de Artemio Cruz. Editorial Planeta DeAgostini. Capítulo 1927:23 DE NOVIEMBRE. pp. 145) 

 

 

 

 

                     Miembros de esa corrupción, de esa palabra, de ese verbo degradante que se hace acción, a cada instante renace y muere Artemio Cruz, y se acomoda, se vende, se mueve como buscando abrigo, y luego como buscando muerte, no tiene tiempo, no tiene patria, no tiene religión, para él sólo existe el beneficio propio, no hay sentido del honor o del sacrificio, se encuentra en cualquier país y en cualquier lenguaje, y si yo soy traidor y cobarde, se encuentra en mi, agazapado, acechando ese momento de debilidad, de codicia, de tentación.

 

 

 Que se muera, que lo maten, que no nazca más Artemio Cruz, que se acabe su descendencia, su semilla, su palabra y su verbo; y que en su lugar venga el guerrero, el que venza esas flaquezas, el que sea capaz de luchar su tiempo de mejor manera, y que Lorenzo Cruz, su Hijo, no sea el de la Guerra Civil Española, si no ese que a cada día se espera, no sólo en México si no en el mundo, el hombre nuevo, el esfuerzo de vencerse a uno mismo.

 

  BIBLIOGRAFÍA:

                          La Muerte de Artemio Cruz. Editorial Planeta DeAgostini. Capítulo 1927:23 DE NOVIEMBRE

 

 * Alejandro Tamariz Campos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) egresado de la Facultad de Derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, combina la pasión por la pintura y las letras con el ejercicio profesional.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 423 invitados y ningún miembro en línea