¿Existen las penas en México?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

18 de marzo de 2015

Desde que el hombre decide vivir en sociedad surge la necesidad de crear leyes para regular los actos y la convivencia, para esto hay que tener en consideración la evolución histórica de las penas, desde el código de Hammurabi mismo que se basaba en la aplicación de la hoy conocida Ley del Talión, hasta nuestros tiempos con penas que incluyen la protección de los derechos humanos, individuales y sociales, así como los sistemas de organización de los gobiernos.

carcelDicha evolución se derivó del constante devenir social y causado por las necesidades propias e inherentes a cada sociedad, en consecuencia, los movimientos sociales han trascendido a la instauración de nuevos mecanismos y sistemas de control que como en su origen sirvan para una sana convivencia y bienestar social, frase hoy tan trillada y utilizada sin mesura por los diversos operadores políticos de nuestro país.

En México, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2014, reveló que se tiene un 93.8% de índice de impunidad en el país; en consecuencia, nos preguntamos qué está pasando con nuestros sistemas jurídicos, los procesos legislativos y los argumentos de cada gobernante al decirnos que los cambios van a mejorar y a eliminar los altos índices de impunidad en México, pero casualmente éstos solo siguen incrementándose.

Mentiras y más mentiras, por eso la reflexión; pues cualquier abogado, juez o funcionario de los poderes del gobierno dirá: “claro que existen las penas en México, pues que no ven que hay saturación y sobrepoblación en la cárceles”, y bajo esa tesitura tendríamos que asentir y callar. Pero no es así, la sobrepoblación en las cárceles deriva de un mal sistema jurídico, penitenciario y a una política criminal errada; y como dice el vox populli, “en las cárceles están los pobres y los tontos”.

¿Qué necesitamos como sociedad para superar la gravísima problemática que nos aqueja en este tema? ¿Mejores policías? ¿Mejores funcionarios? ¿Mejores sistemas jurídicos que garanticen la exacta aplicación de leyes y procesos? Pues no, por que eso ya se ha realizado durante varios años y no ha funcionado; sólo ha servido para generar mayor desconfianza en la sociedad y un crecimiento exponencial en la comisión de ilícitos.

La solución bajo la óptica del que suscribe estriba en cambiar la mentalidad de la sociedad mediante factores multidisciplinarios que impactan directamente en esta problemática; entonces lo primero es erradicar el cáncer de la corrupción de todos los sectores del gobierno, no solo de las policías, si no de los tres poderes y clarificar los procesos legales para que la aplicación, procuración e impartición de justicia estén al alcance de todos y no solo de un sector, este trabajo no es de un momento a otro, ni con una reforma; es un trabajo de años, que principalmente debe enseñarse en las escuelas a las nuevas generaciones con conocimiento y critica para impedir la corrupción.

Imagen: curiosidades.batanga.com/

javier solisMario Javier Solís Pinzón es abogado egresado de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

 

 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1428 invitados y ningún miembro en línea