MUSEO, ARTE E HISTORIA
Minuto a Minuto

 

 

 

 

 

 

 

 

Contextualización del trabajo expuesto en el

 

1er. Encuentro Internacional de Postgrados en Estudios de Arte.

 

 

 

El museo es una institución moderna que confluye en los intereses de la sociedad que le integra, por ello parece que, en las urbes, su transformación de institución cultural a centro de entretenimiento parece inevitable.

 

La función -valor objetivo- del museo sucede entre las necesidades de una cultura del consumo, una sociedad de masa que busca distracción, recreo o esparcimiento entre sus objetivos principales; por ello, seguramente, está de más decir que son pocos los visitantes que asisten por cuenta propia a un museo, ya sea de arte o de otro tipo. Con lo anterior, es importante volver a las cuestiones sobre las funciones del museo e identificar las particularidades según cada tipo de museo. Si bien las acciones generales que se plantean en la definición del Consejo Internacional de los Museos (ICOM – International Council of Museums) son importantes para empezar, no son suficientes para dar pie al desempeño específico de cada tipo de museo. Esto es, en la especificidad de cada museo según sus colecciones y su giro académico (arte, antropología, historia o ciencia) debe haber especificidad de sus funciones ya que -aunque su unifican en la conservación, educación, exhibición y deleite- esas funciones particulares los debe acercar al público que los visita según intereses del mismo tipo, delimitados y concretos -suena absurdo ir a un museo de ciencia a ver una obra de arte[5].

 

El siguiente cuadro resume los valores del museo de arte[6], que deben referirse al ámbito estético pues es la esfera en que se mueve este tipo de museo. La diferencia entre lo estético y lo artístico es otro problema que vale la pena abordar en esta discusión, sin embargo, bastará con recordar que en la esfera estética se desarrolla la artística, por lo que lo artístico es un saber especializado a diferencia de lo estético que nos implica a todos, nos es inherente. Lo estético nos hace comunes y nos generaliza en conjunto, cuando lo artístico genera diferencias y  especializa un grupo del conjunto. Por ello, las funciones del museo de arte están en lo estético, en lo general, en los que a todos nos incumbe y no en lo artístico como especificidad. Por esto es pertinente mencionar que algunos movimientos artísticos llamados vanguardias acusaron la actividad elitista del museo cuando el arte debe ser incluyente, o algunas personas se molestan ante el arte contemporáneo exhibido en ciertos espacios museístico porque no se sienten representados en un lugar donde deberían.

 

 

 

 

 

FUNCIONES DEL MUSEO DE ARTE

 

 

 

 

 

 

 

 

Participar en la historiografía del arte

 

 

 

 

 

 

 

 

Como institución moderna, el museo de arte define los parámetros de una actividad humana que ha sido clasificada y dispuesta en disciplina académica –la historia del arte como historiografía. Desde el momento que la obra entra al museo de arte para ser expuesta, entra en la categoría de obra de arte o artística y determina clases y condiciones para sus semejantes; siendo así que parte de la historia del arte, hoy día, se hace en el museo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Promover el acto artístico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A través de sus instalaciones y exposiciones, el museo de arte le permite a la obra expuesta llevar a cabo su función, ya sea el acceder al conocimiento de lo bello como menciona James o proporcionar una visión del mundo como dice Ruskin, según Danto; o ser el medio para la naturaleza a través del genio como expresa Kant. El hecho es que por medio de habitaciones, iluminación, museografía, etc. la obra de arte pueda arrebatar al individuo y dejarle llevar a cabo la función para la cual fue hecha.

 

 

 

 

 

 

 

 

Motivar la imaginación

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La imaginación como un proceso consciente es promovida en el museo de arte al estar inmerso en un espacio donde las obras son producto de ese mismo suceso como resultado de la expresión humana. El proceso, incluso, puede comenzar desde antes de visitar el museo de arte, pues conociendo sus contenidos permanentes –y temporales- a través de su enunciación, se lleva acabo dicho proceso mental al visualizar los posibles objetos que el museo expone. La imaginación a la que se alude en el museo de arte no es entonces la que se lleva a cabo al evocar imágenes generales, sino que se asume son las que suscitan el hecho artístico más que el estético.

 

 

 

 

Procurar el imaginario social 

 

 

             

 

              A diferencia del anterior valor, el museo de arte permite tener una experiencia de identidad de especie por la correspondencia que existe en el acto artístico como hecho humano, sin embargo, esa misma especie tiene sus diferencias contextuales que se muestran en la misma obra según los escenarios, por ello el imaginario implica desde lo individual hasta lo social.

 

 

 

 

 

 

Deleitar / Educación estética 

 

 

 

 

              El deleite y la educación estética, como otras categorías, son una expresión de la sensibilidad humana que depende de muchos otros factores como para que se lleven a cabo como función principal del museo de arte, pero algunos las consideran dentro de ello.

 

 

 

 

 

 

 

 

El museo de arte, creo vehementemente en ello, es un espacio de oportunidades para la superación individual donde lo social tiene importantes representaciones y, por lo tanto, grandes beneficios.

 

[1] Agustín René Solano Andrade ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ) es Maestro en Comunicación y Diseño (UIA) y Maestro en Estética y Arte (BUAP). Combina su quehacer académico con las letras y las imágenes. Sabersinfin.com agradece a Agustín René la autorización para publicar el presente trabajo. 

 

 


[1] La presentación formal de la ponencia en el MUNAL (Museo Nacional de Arte) omite algunas partes de este texto por cuestiones de tiempo.

[2] No se piense únicamente en el arte contemporáneo con sus productos de dudosa incursión a la labor artística, sino en aquellas piezas que no responden al criterio artístico de la sociedad en general y por ello parecen estar fuera de contexto en salas de museos de arte.

[3] Andre Malraux en su Museo Imaginario, además de su propuesta explícita sobre la construcción individual del museo como acceso al mismo y por tanto a la cultura, implícitamente muestra una invitación hacia la educación estética del individuo desde el mismo individuo, esto es, un autodidactismo estético. Así que la negación de la importancia o de la existencia del museo de arte se refiere a que a pesar de que éste exista, que aún cuando haya una democratización de la cultura, el acceso personal a ella continúa siendo pobre, y entonces: ¿Para que visitar un museo de arte?

[4] A pesar de que aquí debería mencionarse a semióticos como Eco, Greimas, Guiraud, Barthes o Pierce; Quarante, que es diseñador, aborda en Diseño Industrial la semiótica del objeto de una manera clara y donde hace la relación de los elementos mencionados en el párrafo de la siguiente manera:

funcionalismo /pragmática,  formalismo/sintaxis y simbolismo/semántica.

[5] El problema de las valoraciones del objeto en distintas áreas es otro asunto de igual importancia para la materia pues implica la manera de ser exhibidos los objetos, ya que muchas veces se da prioridad a su valor estético más que el histórico o científico cuando el tipo de exhibición debería apremiar alguno de los segundos valores, sin embargo la temática de este texto no nos permite ahondar en ello.

[6] Estas funciones han sido expuestas de manera general en dos ponencias anteriores: “Valores estéticos y extra estéticos del museo de arte” 52 Congreso Internacional de Americanistas” Sevilla 2006 y “Por que visitar un museo de arte” IX encuentro internacional de patrimonio, desarrollo y turismo. Puebla 2007.

 

next
prev

Hay 1033 invitados y un miembro en línea

  • Mino DBlanc