LA POESÍA, EN LA PROSA DE JUAN MAIRENA
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-          JUAN DE MAIRENA.- Con que muy interpretador Señor. Pase usted a la pizarra de este escrito y escriba:

 

-          YO.- ¿En prosa o en verso?

 

-          JUAN DE MAIRENA.- En verso.

 

-          YO.- Haré el intento.

 

 

 

Ejercicio en la pizarra:

 

 

 

Soy el poeta y hago poesía,

 

en el papel mi pluma quieta,

 

espera la rima concreta,

 

que mi mente no construye todavía.

 

 

 

Las palabras huyen en su cardumen,

 

a la red con que mi mente intenta,

 

atrapar los versos que construyen,

 

en movimiento de fuerza violenta.

 

 

 

-          JUAN DE MAIRENA.- Adelante continúe.

 

-          YO.- Claro que si

 

 

 

 

 

Pescador en un Universo líquido,

 

que usa la emoción de carnada,

 

reviste color la luz desfragmentada

 

para poder vivir en un acto nítido.

 

 

 

El amor es la eterna premisa,

 

que mueve la rueda de la vida,

 

y el poeta en su labor convida,

 

a vivir la vida sin tanta prisa.

 

ALEJANDRO TAMARIZ CAMPOS. Arte Poética I.2007

 

 

 

 

 

Y que dice el maestro de la crítica, puesto que es bien sabido, que por mucho que se pretenda perfeccionar una obra humana, siempre tendrá un punto crítico, y por lo tanto será perfectible, y estos modestos esfuerzos merecen ser objeto de crítica.

 

 

 

 

 

 

 

(sobre la crítica)

 

Si alguna vez cultiváis la crítica literaria o artística, sed benévolos. Benevolencia no quiere decir tolerancia de lo ruin o conformidad con lo inepto, si no voluntad del bien en vuestro caso deseo ardiente de ver realizado el milagro de la belleza. Sólo con esta disposición de ánimo la crítica puede ser fecunda.

 

JUAN DE MAIRENA. ANTONIO MACHADO. FRAGMENTO.

 

 

 

Esto viene a colación, porque el primer crítico es el autor de la obra, en este caso de la poesía o de la prosa, y conviene tener sentido crítico, ya que si bien están las atenuantes de que no es uno escritor, no excusa para no aprender a hacer bien las cosas, e irse perfeccionando.

 

 

 

 

 

Y continuamos con las lecciones de poesía de Juan de Mairena:

 

 

 

 

 

Ya en otra ocasión definíamos a la poesía como diálogo del hombre con el tiempo, y llamábamos “poeta puro” a quien lograba vaciar el suyo para entendérselas a solas con él, o casi a solas; algo así como quien conversa con el zumbar de sus propios oídos, que es la más elemental materialización sonora del fluir temporal. Decíamos, en suma, cuanto es la poesía palabra en el tiempo, y cómo le deber se un maestro de Poética consiste en enseñar a sus alumnos a reforzar la temporalidad de su verso. 

 

JUAN DE MAIRENA. ANTONIO MACHADO. FRAGMENTO.

 

 

 

Vale pues para el Arte Poético en la obra de Antonio Machado, que a más de ser amena, didáctica y lúdica, es una excelente manera de penetrar la barrera del tiempo, y colarse a una clase de Retórica y Poética de Juan de Mairena, y esta vez, sin que me lo solicite el maestro, va otro ejercicio sobre la poesía:

 

 

 

 

 

La poesía es la palabra de su tiempo,

 

la sal acumulada al final de la jornada.

 

Dolor hecho sudor y lágrima enjugada,

 

de la carne sujeta al culto de su templo.

 

 

 

Por eso vivir es devorar el tiempo,

 

darse cuenta de eso que alimenta,

 

al Dios caído cada vez que inventa,

 

saciarse de esperanza y quedar hambriento

 

 

 

El diálogo de la poesía es el silencio,

 

como la imagen burilada por la mente.

 

Sonido y luz en olor de incienso,

 

materia de los sueños a contracorriente.

 

ALEJANDRO TAMARIZ CAMPOS. La Poesía y el Tiempo. 2007

 

 

 

* Alejandro Tamariz Campos (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) egresado de la Facultad de Derecho de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, combina la pasión por la pintura y las letras con el ejercicio profesional. 

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1113 invitados y ningún miembro en línea