23 de mayo de 2017

A partir de la creación maravillosa del cine como un espectáculo, por eso del año 1895 por los hermanos  Louis y Auguste Lumière hemos disfrutado de un sin fin de exposiciones audiovisuales que nos han dejado con la boca abierta, ya sea por la trama, los efectos visuales o la composición sonora. Con grandes clásicos que han marcado la vida entera de generaciones completas el desarrollo del cine ha ido evolucionando a la par que la misma tecnología.

Recordando clásicos como la película revolucionaria para su época titulada "Metrópolis" de 1927, tomando temas como la clonación, la creación de la vida e inteligencia artificial,  pasando por aventuras en las galaxias muy, muy lejanas, o descubriendo enormes monstruos prehistóricos o simios enormes que habitan islas, o como olvidar frases tan celebres como un "volveré", "hasta la vista baby", o como darle tanta vida a tres cifras numéricas como un doble cero y un siete... como superar tanto ingenio en la gran pantalla.

Tanta variedad de creatividad ha invadido el séptimo arte durante tantos años con ideas innovadoras y que reinventan el cine en muchas forma; sin embargo, en las últimas décadas, se ha decidido por una tendencia poco inventiva llamada Remake. El Remake como significado nos indica una nueva versión de alguna película, obra literaria o musical.

Tan solo ya no es sorpresa retomar viejos proyectos que en sus años de oro fueron grandes obras, creando precuelas, secuelas o simplemente dándole nueva vida con los efectos visuales de la tecnología en 3D y animación del CGI. Pero que origina esta tendencia, que impulsa a que la industria cinematográfica se vea obligada a retomar estas obras consideradas en ocasiones de culto.

Por citar a la cultura pop la última gran obra de James Cameron al menos fue "Avatar" . Seria importante preguntarnos ¿Por qué a pesar de tanta creatividad juvenil, no se crea una nueva línea de propuestas en la industria del cine? ¿Por qué se tiene que recurrir a industrias primas hermanas del cine como las novelas literarias, los cómics o los videojuegos para llevar a cabo un proyecto cinematografico serio e innovador? ¿Es necesario ahogar a la audiencia con cuartas quintas o sextas partes de obras que dieron lo que tenían que dar? 

De momento quedaremos en espera de que una de las industrias con más audiencia en todo el mundo se reinvente y logre ofrecer al público un contenido interesante y sobre todo innovador sin tener que repetir una y otra vez el mismo rollo de película.

Información recabada de: duiops.net, filmaffinity.com/mx/film282386.html, 

Imagen: homocinefilusblog.files.wordpress.com