El multifacético fenómeno OVNI (Videos y Artículo)
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

3 de febrero de 2017

Usualmente, cuando se aborda este –para algunos- “incómodo” asunto, se hace o espera se haga en términos de misteriosos “visitantes del Espacio”, como manda la literatura, el cine o… la propaganda militar.

Rara vez se consideran otras perspectivas, especialmente una que permite ubicarlo en un contexto humanamente significativo: el de las ciencias sociales, como son la Historia, la Antropología y aún la Psicología Social.

Sí, porque una parte del fenómeno, cualesquiera sean su origen o naturaleza, “anida” entre los humanos y sus procesos simbólicos de interacción social, como el lenguaje y el folklore o la mitología. (Por eso es divertido constatar que quienes se consideran a sí mismos depositarios y divulgadores del saber científico, SIEMPRE se equivocan de entrada al situarlo en el campo de la… ¡Astronomía! para desde ahí proceder a “refutarlo”, justo como hace 50 años, periodistas y agentes de Policía lo hacían con la Psiquiatría –pop, desde luego-, considerándolo no más que alucinaciones de ebrios y enfermos mentales.

Pero los OVNIS dan –y siempre han dado- para más, como ahora que en nuestra mentalidad habituada a viajes interplanetarios, alunizaciones y procedimientos semejantes, sea casi un axioma que los “seres celestiales” de las antiguas Civilizaciones, cuyo recuerdo aún pervive en las religiones más difundidas, fueron tan sólo astronautas ancestrales deificados por humanos incapaces de comprender los alcances de una tecnología superior.

Esto en cuanto a la interpretación más ingenua y accesible, como la muy difundida por Erich Von Däniken sobre todo en sus películas documentales de los ‘70, aunque hay otra, más inquietante, debida a Salvador Freixedo, en la cual los seres “divinos” no eran necesariamente buenos ni sólo se manifestaron en el pasado remoto, sino que continúan haciéndolo hoy en día.

Y de esa misma generación de investigadores y pensadores que hicieron Historia, son Jacques Vallée  y John Keel, que lo relacionaran con el mundo de los (seres) elementales, poniéndolo así en contacto con otro extenso campo de la imaginería también humana.

Desde entonces, el tratamiento del tema ha venido evolucionando a la par de las sociedades, con la intrincada y contradictoria diversidad que lo hacen éstas, mostrando cada vez facetas más insospechadas de un fenómeno en el fondo tan misterioso como al principio, cuando algún curioso historiador o naturalista comenzó a documentarlo seriamente, de acuerdo a su propia perspectiva y visión del Mundo, como fue el caso del inefable Charles Fort, de quien comenté en un artículo anterior.

Así que, en definitiva, el fenómeno OVNI nos proporciona una temática sobre la cual echar a volar nuestra imaginación inquisitiva no sólo como consumidores, comentaristas o divulgadores de esta información, sino también como CREADORES de otras hipótesis posibles, sean enteramente nuevas o que superen dialécticamente las ya conocidas y consagradas, contribuyendo a una cultura general de lo extraño, donde éste ya no sea objeto del desdén de los pedantes o fundamentalistas –religiosos o “científicos”- ni territorio exclusivo de los mercaderes del entretenimiento o manipuladores de emociones con fines de control social, sino que pase a formar parte de lo humano cotidiano al tiempo que amplía nuestra capacidad de análisis y comprensión más allá de lo establecido.

Aquí unos videos para el debate:

Imagen: corporacionphantom.wordpress.com

Fernando Acosta Reyes (@ferstarey) es fundador de la Sociedad Investigadora de lo Extraño (SIDLE), músico profesional y estudioso de los comportamientos sociales.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 632 invitados y ningún miembro en línea