Urgencia por llegar al cielo
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

3 de octubre de 2013

- ConoSer Bien -

“Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo.
De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra”
                              Génesis 11: 4 (NVI)

Las principales interpretaciones del Capítulo 11 del Génesis afirman que: “Con la construcción de la torre de Babel, los hombres pretendían alcanzar el Cielo. Dios, para evitar el éxito de la edificación, hizo que los constructores comenzasen a hablar diferentes idiomas y se dispersaron por toda la Tierra”. De acuerdo con recientes descubrimientos se han encontrado tablillas en las que se describe con precisión las dimensiones de la Torre de Babel, indicándonos que “la longitud, la anchura y la altura eran exactamente iguales y sólo las terrazas tenían distintas dimensiones. La longitud lateral que se asigna a los cimientos es de algo más de 89 metros. Así, la altura de la torre debe haber sido de unos 90 metros”.

El CTBUH -Council on Tall Building and Urban Habitat (Consejo sobre Edificios Altos y Hábitat Urbano), organismo con Sede en Chicago, establece una clasificación de los edificios mediante su altura -la cual debe ser la de la estructura sin contabilizar las antenas- de acuerdo con la siguiente denominación: a) "High-rise" (rascacielos), altura arquitectónica de 150 hasta 200 metros; b) "Tall-Building" (edificios altos), edificios que alcancen una altura de entre 200 y 300 metros; c) "Supertall" (edificios súper altos), con altura entre 300 y 600 metros y d) a partir de 600 metros, se denominan "Megatall" (edificios sumamente altos), de los cuales en la actualidad sólo existe el Burj Khalifa de Dubai de 828 metros y el Makkah Royal Clock Tower Hotel de la ciudad de Mecca en Arabia Saudita con 601 metros. Sin embargo se encuentra en construcción el edificio que será el más alto del mundo en el año 2019, la Kingdom Tower (La Torre del Reino), también en Arabia Saudita, con más de 1,000 metros de altura.

Como podrá apreciarse, desde la más remota antigüedad el hombre ha tenido la intención de construir cada vez más alto y es en los últimos cien años que gracias al acero, uno de los materiales que permitió el desarrollo de los edificios altos, seguido del concreto reforzado, del ascensor, el vidrio y la bomba hidráulica, así como del desarrollo de la informática, los factores que hicieron posible la construcción de estructuras, tan impresionantes, que hace tan sólo algunos años serían impensables.

Creados en Chicago, y perfeccionados en Nueva York, los edificios altos son en la actualidad un símbolo de modernidad en todo el mundo. Los primeros rascacielos aparecieron a finales del siglo XIX en ciudades con altos índices de población como Nueva York, Londres Y Chicago, siendo hoy en día una constante en todo el mundo ya que ciudades como Hong Kong posee alrededor de 1224 rascacielos, seguida por New York con 574; Tokio 344; Chicago 282; Dubái 238; Shanghái 229; Toronto 160; Singapur 135; Bangkok 123 y Seúl con 120.

La principal ventaja de los rascacielos es la de obtener una gran cantidad de superficie útil en un espacio de suelo reducido, así mismo, la concentración de personas y servicios en un área reducida confiere una mayor eficiencia económica. Permitiendo esta concentración la utilización de medios de transporte público, con lo que se refleja en la reducción de contaminación atmosférica. Además de que los medios de transporte como ascensores y escaleras mecánicas, son más eficientes que los medios de transporte horizontales (automóviles, autobuses, etc.). De esta forma, el consumo energético derivado del transporte se reduce.

En contraste, los argumentos en contra de estos edificios son concernientes al impacto local, el cual puede ser manejado mediante el buen diseño y construcción.

Examinando los pros y contras de los rascacielos, vemos que es necesario considerar tres diferentes actores: los ocupantes de los edificios, los desarrolladores e inversionistas y la ciudad. Para los ocupantes de los rascacielos, éstos ofrecen las ventajas de proveer un gran espacio en una sola y buena ubicación. Para los desarrolladores e inversores, los rascacielos maximizan el valor potencial de la tierra y ofrecen una inversión de largo plazo. A la ciudad, los rascacielos le dan una importante ventaja estratégica, brindando estatus y reconocimiento, y ofreciendo solución a las demandas de espacio del mercado.

¿Cuál cree usted estimado lector, que sea el próximo reto del hombre en busca del cielo?

Jorge Rodriguez y Morgado 2Jorge Rodríguez y Morgado (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es catedrático universitario, conduce: ConoSERbien en Sabersinfin.com.

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 1387 invitados y ningún miembro en línea