23 de septiembre de 2021

Así lo evidencia la investigación de la terapeuta ocupacional Diana Carolina Rincón Martínez, de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), magíster en Ciencias de la Rehabilitación de la Universidad del Rosario, invitada a socializar su estudio en la charla “Videojuegos serios, entrenamiento cognitivo para el adulto mayor”, del programa #SaludUNALContigo, de la Facultad de Medicina de la UNAL.

“Dentro de las transformaciones en el funcionamiento cognitivo, resultado del envejecimiento, hay alteraciones en declive como la pérdida de la memoria, de la velocidad del procesamiento y funciones ejecutivas, aunque también hay otras que se potencian o se mantienen”.

Con esto en mente, muchos investigadores han tenido un interés en desarrollar estrategias específicas que permitan mantener o potenciar las habilidades cognitivas que se ven especialmente afectadas en el envejecimiento. “Uno de esos es el entrenamiento cognitivo, el cual ha demostrado un cambio significativo en ciertas funciones, aunque la evidencia sobre sus efectos sigue siendo bastante escasa”, señala la investigadora,

Entrenando cerebros

En su estudio, la magíster quiso explorar el efecto del entrenamiento con el videojuego serio “Entrena tu cerebro”, una aplicación desarrollada por Tellmewow dentro del proyecto Senior Games (diseña juegos de estimulación cognitiva específicamente para adultos mayores), y conocer el efecto de este sobre las tareas de control cognitivo de adultos mayores.

“A cada una de las actividades del videojuego se les hizo un análisis de actividad y se buscó para cada juego, cuáles eran las funciones mentales globales, específicas, sensoriales, musculoesqueléticas y relacionadas con el movimiento, de los sistemas cardiovascular, hematológico, inmunológico y respiratorio, de la piel y estructuras relacionadas que demandaba jugar cada juego”, detalló.

Se evaluaron diferentes variables como la atención selectiva, velocidad del procesamiento, inhibición y funciones ejecutivas, además de otras como el sexo, edad, niveles de escolaridad, estrato socioeconómico, experiencia previa de los participantes, entre otros.

A partir de ese análisis se eligieron especialmente los juegos de atención como rompecabezas, hallar objetos escondidos, sopas de letras y encontrar el intruso, donde identificaba el objeto que no se repetía dentro de figuras similares, y el lado correcto, donde el jugador clasificaba en cuál lado iba cada figura. También juegos de razonamiento, en los que el participante, por ejemplo, dibuja líneas sin dejar bloques por fuera de ella, suma de números, construcción de torres y bloques deslizantes, donde debían mover unos para liberar otros.

En el proyecto piloto participaron siete personas mayores en promedio, con edades cercanas a los 65 años, de los cuales 5 eran mujeres y 2 hombres, provenientes de Boyacá y de Cundinamarca. “Al inicio se les aplicaron pruebas de tamizaje y cognitivas pretest. Las personas debían jugar el videojuego 40 minutos 3 veces por semana durante cuatro semanas. Por último se les realizó una prueba postest y se socializó con ellos los resultados”, explica la magíster.

Señala además que los efectos positivos de los videojuegos se pueden atribuir a diferentes aspectos, como el entrenamiento de diferentes habilidades cognitivas a través del videojuego multidominio, a la duración del entrenamiento de cuatro semanas y a las demandas específicas identificadas en el análisis previo del juego entrena tu cerebro.

Aumenta población adulta mayor

Según el informe de las Perspectivas de la Población Mundial, en 2017 había 972 millones de personas mayores de 70 años y se proyectaba que para 2030 habría una población de 1.400 millones. Aunque estos datos no tuvieron en cuenta la pandemia por COVID-19, cuyo primer y segundo pico afectaron especialmente a la población mayor, el envejecimiento no deja de ser un tema prioritario en todo el mundo, teniendo en cuenta el alto crecimiento de la esperanza de vida de las personas.

En Colombia, las cifras son similares. El crecimiento de la población adulta en el país es de 3,18 % anual, y se espera que para 2050 haya 14,1 millones de personas mayores. Según el DANE, en 2018 el índice de envejecimiento era de 58,71, mientras que en 2005 fue de 29,21.

En cuanto a la prevalencia de deterioro cognitivo,  se prevé que en el mundo habrá 82 millones de personas con demencia en 2030 y 152 millones en 2050, mientras que en Colombia esa prevalencia en el adulto mayor es del 9,4 %.

Fuente: agenciadenoticias.unal.edu.co