¿Cuál fue la evolución de los materiales dentales para restauración?
Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

 

 

 

2 de febrero de 2017

Se cree que la Odontología como especialidad tuvo su origen aproximadamente en el año 3000 A.C. Después del 2500 A.C., los fenicios utilizaban bandas y alambres de oro. Alrededor del año 700 A.C., los etruscos tallaban marfil o hueso para construir prótesis parciales que se ajustaban a los dientes por medio de bandas o alambres de oro. 

Los Mayas y posteriormente los Aztecas empleaban incrustaciones de oro repujado, de piedra o minerales con fines estéticos o como ornamento tradicional.  

Desde la antigüedad hasta el siglo XVIII las cavidades dentales han sido restituidas o reemplazadas por diversos materiales, entre estos trozos de piedra, marfil, dientes humanos, resinas de trementina, corcho, goma, tela y láminas de metal. Fauchard (1678-1761), el padre de la Odontología moderna, empleaba láminas de estaño o cilindros de plomo para rellenar las cavidades dentales. Los pacientes adinerados preferían los dientes hechos de ágata, madreperla, plata u oro. La Odontología moderna comenzó en 1728, cuando Fauchard publicó un tratado sobre los distintos tipos de restauraciones dentales, que incluía un método para la construcción de prótesis hechas de marfil.

En 1816, Taveau desarrolló en Francia lo que probablemente sea la primera amalgama dental, utilizando monedas de plata mezcladas con mercurio. En 1833, los hermanos Crawcour, que emigraron de Francia a Estados Unidos, introdujeron las obturaciones de amalgama de Taveau.

En 1895, Black propuso realizar preparaciones cavitarias estandarizadas, así como procesos manufacturados con el fin de crear productos para amalgamas dentales. En 1746, Mouton desarrolló las coronas de oro, sin embargo, fueron patentadas por Beers en 1873. En 1885, Logan patentó la porcelana adherida a un perno de platino en sustitución de los de madera, y en 1907 se introdujo la corona separada del perno, cuyo ajuste era mucho más sencillo.

En 1756, Pfaff desarrolló un método para la toma de impresiones orales con cera, a partir de las cuales fabricaba un modelo de yeso de París. En 1774, Duchateau, farmacéutico francés y de Chemant, dentista, diseñaron el proceso de creación de prótesis de porcelana dura.  A principios del siglo XIX se introdujeron las incrustaciones de porcelana. A mediados del siglo XX la adhesión de la porcelana a los metales se convirtió en coronas de metal cerámica.

Referencia bibliográfica: Kenneth J. Anusavice, Phillips ciencia de los materiales dentales, Elsevier España, 2004 - 854 pág.
Redacción: Museo de Odontología BUAP.
Fuente: Feng  Paredes.
Imagen: mafernandafmod.blogspot.mx

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 948 invitados y ningún miembro en línea