Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to Twitter

raymundo garcia.jpg2009, LA DISPUTA POR EL PODER POPULAR

Por: Raymundo García García*

2 enero 2009

 
 
La preparación de la lucha por el poder popular en el ámbito federal, a través de las elecciones, dio inicio desde el mismo momento en el cual terminaron las elecciones federales del año 2006. Ante los resultados apretados e la elección presidencial, inmediatamente el proceso de descalificación política estuvo centrado en la deslegitimación de los organismos electorales –IFE y TEPJF-; empero, dado el interés de las élites políticas  que antepusieron el acuerdo para la refuncionalización del sistema político mexicano antes que permitir su colapso, a través de la ley para la reforma del Estado, desde el seno del Poder Legislativo se dio principio al hilvanado de las instituciones para mirar hacia delante a través de una importante reforma electoral que en sus entrañas llevaba el reacomodo, hehura y ajuste  del IFE:

 

Normal 0 21 false false false ES-MX X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4

 

 

Relanzamiento de la legitimación del IFE, control por el estado de la radio y televisión en periodos de campañas políticas regulación de las precampañas,  disminución drásticas de los gastos de campaña, transformación de las coaliciones hacia un modelo mixto que combina la histórica candidatura común, con la figura de la coalición como recurso de  lucha electoral, más el respeto a la voluntad ciudadana de otorgar a cada partido coaligado el peso real que la misma sociedad le otorgue,  así como el reacomodo normativo para generar un mejor equilibrio en el género de las candidaturas; poniendo particular atención en el respeto a la ciudadanía ante el abuso descarado y patrimonialista de funcionarios que sin rubor utilizan los recursos públicos para promover su imagen personal antes que la de las instituciones que representan, bajo la amenaza de no permitir sus candidaturas. Y qué decir de la preocupación que quizá para el 2009 será la mayor, cuidar que el dinero sucio proveniente de crimen organizado y del narcotráfico, no empañe el proceso electoral.     

 

Formalmente el proceso electoral ha dado inicio desde octubre pasado, pero por disposición legal, será en la última semana de este mes de enero, cuando los partidos políticos emitan sus respectivas convocatorias para el proceso de nominación interna de candidatos, con el propósito de cumplir con la etapa de precampañas.  En el estado de Puebla, ante el colapso estrepitoso en el ámbito nacional del PRD, la lucha política será de tipo bipartidista entre el PAN y el PRI, por supuesto que los demás partidos asentarán su estrategia de lucha en  obtener una importante cuota de votos para colocar en la cámara de diputados a un diputado por el principio de representación proporcional. Y por más que el PRI anhela que la descomposición del PRD y de la izquierda proporcionalmente le podría beneficiar, y de ahí su engallamiento, la posibilidad es remota ya que el voto antiPRI, sigue siendo alto, más en una elección intermedia, y este será disputado por todas las fuerzas políticas minoritarias. El PAN como hace seis años, va a una segunda elección federal intermedia siendo gobierno federal y a diferencia del foxismo, hoy día en el contexto de la crisis financiera, el presidente de la república con la recuperación del estado de derecho, como principal arma para conducir al país,  y muy a pesar de los agoreros izquierdistas del desastre, ha demostrado que la conducción de México tiene sentido, tiene rumbo y mantiene una importante legitimación por acciones y resultados, este es y será el principal instrumento del PAN en la lucha por las diputaciones federales con resultados exitosos.  La estrategia del PAN poblano en 2006, fue significativa para que se ganara la presidencia de la república, sólo por eso el PAN Puebla, volverá a dar una lucha sin tregua, sin cuartel, de lucha política total, por mantener una cámara de diputados que corone con éxito el sexenio de gobierno calderonista.

 

*Raymundo García García es mexicano, catedrático, investigador y doctor en Derecho.

 

Más de la obra de Raymundo García García: