Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

17 de mayo de 2017

                        …no nos pondremos a la mesa, hasta que venga...

                  I Reyes, III, 16-11                                                       

              

Déjame contemplar tus ojos detenidamente

y tener la certeza que no se marcharán,

que evitarán ser viajeras y ágiles golondrinas

y mariposas grises emigrando en invierno.

 

Deja atrapar tu triste y leve sonrisa

antes que vuele a la inmensidad del mar,

la atraparé en tu pelo que juguetea en tus labios,

la llevaré hacia el sol: rumbo a la eternidad.

 

Caminaré…, con sumo cuidado

al borde de tu rostro que asombrado me mira;

me detendré en la cúspide de tu infinita mirada

a esperar que tus sueños como sonámbulos hablen.

 

Después, con el ocaso diáfano, sin tu mirada aguda

me iré con mi esperanza hacia el inmenso mar,

a contemplar tu rostro en una playa suave

rodeado de sirenas en aguas de alta mar.

 

Miraré el horizonte y allá en la lejanía

tu delicado rostro vagará entre la niebla,

en la que extraños hombres lo llevarán en hombros

como estrella ceniza que se pierde al morir.

 

Son muchos ya los hombres que corren sofocados,

son hombres misteriosos como la misma muerte

y llevan en sus manos tu delicado rostro:

 

¡salven todos el rostro!..., -dijeron unos monjes,

¡salven todos el rostro!..., -clamaron legionarios,

¡salven todos el rostro!..., -aulló el emperador,

¡salven todos el rostro!..., -y ganémosle a la muerte.

 Erasmo Nava Espíritu ( Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) es licenciado en Economía, egresado del Instituto Politécnico Nacional, obtuvo el grado de Maestro en Ciencias en Planificación del Desarrollo Regional, en el Instituto Tecnológico de Oaxaca.

IMAGEN: writingwithoutwords.files.wordpress.com

  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev
next
prev

Hay 4986 invitados y ningún miembro en línea