Minuto a Minuto

RADIO Sabersinfin.com

0
0
0
s2sdefault

Muerta la infancia
rancia;
muerto el pasado
helado;
fenecida
la cruda remembranza,

fallecida
la bienaventuranza
con que iluso
erré por el planeta,
me aposenté a la vera de un camino
transitado tan solo por las sombras.

Borrada la ilusión
que entre la niebla
forjé como animal desesperado;
enterrada la imagen de aquel tiempo
de oscuras intenciones sin objeto,
me dediqué a intentar meditaciones
que dieran soluciones
a mi desesperanza.

Enterrada la ciega
impertinencia
de querer encontrarme con la nada,
busqué develación a mis enigmas,
intenté descifrar nuevos misterios;
no los viejos, plagados de consejas,
de leyendas, de fábulas y cuentos.
Y encontré, descubrí que aquella nada
existe solamente en nuestra mente;
existe únicamente en las neuronas
desprovistas de luz, y de sustento
consistentes en el conocimiento
de la estrella lejana y soñolienta
que alumbra por las noches, nos alienta
a ir en pos de sus brillantes rayos,
y mas tarde alimenta
nuestro ser, nuestra vida,
si esa estrella sustenta,
expresa o representa,
nuestro ser asumido,
conciencia de que somos
no el otro, no la madre,
no el padre,
aunque de ellos llevemos
el color de los ojos,
de la piel, de los labios;
si esa estrella
es el sino
que a si mismos nos damos
y felices marchamos
por la faz del planeta
a buscarlo,
o, mejor, construirlo
con la propia argamasa
que nosotros mezclamos,
o tal vez inventamos
en las noches lunares
pobladas de rumores
generados por búhos,
o tal vez por lechuzas,
alimañas diversas,
vientos, brisas, gemidos
de seres doloridos
en busca de su sombra
perdida en el ayer.

Ricardo Montes_de_OcaRicardo Montes de Oca ha escrito novelas, ensayos, cuentos y poesía. Ricardo ha cursado estudios profesionales en México y Rusia.

next
prev
  1. Facebook
  2. Twitter
next
prev

Hay 5143 invitados y ningún miembro en línea